Redacción

Iberia publicó ayer los resultados del ejercicio económico 2009, uno de los más difíciles de su historia, en el que sufrió una importante caída en los ingresos operativos por la crisis económica global y la fuerte competencia. Después de trece años consecutivos de beneficios, Iberia ha registrado unas pérdidas netas de 273 millones de euros en 2009.

A lo largo del pasado ejercicio económico, la línea aérea adecuó su oferta de vuelos a la evolución de los diferentes mercados. En total, redujo su oferta en un 6 por ciento con respecto a 2008, por lo que consiguió mantener el coeficiente de ocupación de pasaje en un 79,8 por ciento, un nivel similar al del año anterior y de los más altos entre las compañías europeas de red.

Los ingresos de explotación cayeron un 19,1 por ciento en comparación con el ejercicio 2008, debido a la reducción de los ingresos de transporte de pasajeros y carga, que se vieron fuertemente afectados por la caída de los ingresos unitarios y el descenso del tráfico. El ingreso medio por PKT descendió un 14,1 por ciento en comparación con el año anterior debido al significativo deterioro del mix de clases (por la caída de la demanda de business) y a la fuerte presión sobre los precios en la mayoría de los mercados en los que Iberia opera.

Los gastos de explotación del Grupo Iberia se situaron en 4.873 millones de euros en 2009, un 11,9 por ciento menos que en el año anterior. Destaca el comportamiento de los gastos de combustible, 482 millones de euros menos que en 2008 (un 28,9 por ciento) motivado por un importante descenso en su precio y un menor consumo. El coste de explotación unitario se redujo en un 6,3 por ciento hasta situarse en 7,84 céntimos de euro por AKO.

La plantilla media equivalente de Iberia se redujo en un 4,2 por ciento hasta los 20.671 empleados. La reducción de actividad en un 6 por ciento, para adaptarse a las condiciones del mercado, provocó  una reducción de la productividad medida en AKO por empleado de un 1,8 por ciento. Por el contrario, la utilización diaria de la flota en horas bloque por avión mejoró un 3,7 por ciento hasta alcanzar 10,3 horas diarias, gracias a la reducción de la flota operativa en 10 aparatos con respecto al ejercicio anterior, mediante la cancelación de alquileres, aplazamiento de pedidos y parada de algún aparato. A finales de 2009, Iberia contaba con 109 aviones para la operación de sus rutas.

A-320 de Iberia despegando del aeropuerto de La Palma

Ajuste de la oferta a la demanda

El número de Pasajeros Kilómetro Transportado (PKT) fue un 6,2 por ciento inferior al de 2008, mientras que la oferta medida en Asiento Kilómetro Ofertado (AKO) se redujo en un 6 por ciento.

El ajuste de la oferta fue menor en los vuelos de largo radio (3,3 por ciento), mientras que el volumen de tráfico en estas rutas se situó un 5,4 por ciento por debajo del alcanzado en el ejercicio anterior. En el último trimestre del año,  se mostraron signos de recuperación de la demanda, lo que mejoró en 0,6 puntos el coeficiente de ocupación.  El descenso en el número de pasajeros que volaron en Business Plus fue del 13,3 por ciento, si bien se ha percibido una recuperación en el tráfico de negocios desde el verano. Iberia mantuvo el liderazgo en el mercado Europa-Latinoamérica con una cuota del 20,1 por ciento.

Iberia mejoró el coeficiente de ocupación en 2,5 puntos en los vuelos internacionales de medio radio, que alcanzó un 75,6 por ciento, después de haber reducido la oferta en un 9,2 por ciento. La demanda  en este mercado cayó en un 6 por ciento.

En cuanto al mercado doméstico, la oferta se redujo en un 11 por ciento en comparación con 2008, mientras que el coeficiente de ocupación se incrementó en 0,4 puntos. El ajuste de oferta en los vuelos entre Madrid y Barcelona fue del 20 por ciento, siendo sensiblemente menor en los últimos nueve meses del año.

Resultados de otras áreas de negocio

Los ingresos de Iberia Mantenimiento por trabajos realizados a terceros ascendieron a 322 millones de euros en 2009, un 4,1 por ciento superior a los del ejercicio anterior, sobre todo por la asistencia técnica al Ministerio de Defensa y las reparaciones de trenes de aterrizaje, una nueva línea de actividad puesta en marcha por la compañía.

A pesar de la reducción de un 7,3 por ciento en el número de aviones ponderados atendidos, los ingresos de handling solo disminuyeron en un 3,3 por ciento, ante la subida del ingreso unitario (2,1 por ciento) y el incremento de los ingresos procedentes de otros servicios de asistencia en aeropuertos. Destaca la prestación de servicios a pasajeros de movilidad reducida por parte de las UTE en las que participa Iberia. En el último trimestre del año, los ingresos de handling aumentaron cerca de un 2 por ciento tras incorporarse Vueling a la cartera de clientes de Iberia Airport Services.

Situación financiera

A 31 de diciembre de 2009, El Grupo Iberia dispone de un patrimonio neto de 1.551 millones de euros, 0,8 por ciento menos que a finales del ejercicio anterior. El impacto de las pérdidas netas de 273 millones de euros en 2009, se ha visto compensado por la mejora en la valoración de las operaciones de cobertura y el efecto de la revalorización de las acciones de British Airways. El saldo disponible de la línea aérea se situó en 1.974 millones de euros, 377 millones menos que en 2008.

Foto: José Ramón Valero

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nuestro amigo y colaborador Esteban González, avezado miembro del grupo de “spotters” de Tenerife, captó esta bonita imagen del avión ATR-72 de NAYSA, matrícula EC-KSG, en un encuadre muy ajustado y con una magnífica definición del momento preciso en el que el avión se encuentra en régimen de ascenso, tras haber despegado del aeropuerto de Los Rodeos.

El citado avión, que vuela para la marca comercial Binter y ostenta el nombre de Malvasía volcánica, es el número de serie 796 de su fabricante y realizó su primer vuelo el 11 de junio de 2008. Felicitamos a su autor y le animamos a seguir con su buen y bien quehacer.  

El avión ATR-72 de NAYSA, EC-KSG, en régimen de ascenso

Foto: Esteban González

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Impresionados ante la magnitud de la tragedia que se ha cernido sobre el hermano pueblo madeirense, queremos unirnos en el dolor y enviarles desde aquí un abrazo solidario, deseando que acabe, cuanto antes, el penoso proceso de recuento de víctimas, y puedan dar el adiós terrenal y la memoria colectiva e imperecedera para quienes, por azar de los desafíos de la naturaleza, encontraron de imprevisto el final de sus vidas. Y, al mismo tiempo, deseamos que se recupere poco a poco la normalidad en una isla de singular belleza y buena gente, de cuya hospitalidad somos deudores.

Desde aquí enviamos un abrazo solidario al noble pueblo de Madeira

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Apostado en un lugar de observación preferente en las proximidades de la pista de vuelo del aeropuerto de Lanzarote, a pesar de su juventud, Adrián Alonso Lemes, spotter convencido, combina audacia y estética en su buen quehacer y nos ofrece estas fotos de tomas y despegues de aviones con mal tiempo,  que él titula, muy acertadamente, “Jugarretas del viento y la lluvia” en su interesante blog adrian-photoblog.blogspot.com.

Las fotos que aquí publicamos, tomadas por su autor el pasado 18 de febrero, día de mucho tráfico en el aeropuerto lanzaroteño, se hicieron en condiciones meteorológicas adversas, con alerta naranja incluida. Mucho viento y lluvia, dice su autor, “algo que ha puesto a prueba a los pilotos con sus admirados juguetitos y, como era de esperar, la pericia estuvo muy presente en estos profesionales de la aviación y además nos han hecho disfrutar de una buena sesión de fotos”. Cierto, Adrián. Ahí queda la constancia de tu trabajo bien hecho.

Despegue con el viento soplando con gran fuerza

Espectacular aterrizaje en el momento de la frenada

El avión, en rotación, deja su estela mientras levanta vuelo

El viento, omnipresente, y el poder tecnológico

Fotos: Adrián Alonso Lemes (spotter Arrecife de Lanzarote ACE)

Redacción

Procedente de la factoría de Airbus en Hamburgo, Iberia recibió el pasado 10 de febrero un nuevo avión Airbus A-319, al que ha bautizado con el nombre de Visón Europeo. Es el primer aparato que se incorpora a la flota de la compañía tras más de un año de interrupción, debido a la reducción de capacidad decidida en su momento por la compañía para afrontar la crisis. La aeronave está configurada para 141 asientos y cubrirá  rutas nacionales, europeas y africanas de Iberia.

El avión, matrícula EC-LEI, lleva en el fuselaje el nombre y dibujo del Visón Europeo, donde permanecerá hasta que deje de ser una especie en peligro de extinción. De este modo, la aerolínea continúa su campaña de defensa de las especies españolas en peligro de extinción, iniciada en enero de 2007, con el objetivo de dar a conocer en todos los destinos a los que vuela la compañía, la riqueza de la biodiversidad española y sus especies, algunas únicas en el mundo, y concienciar sobre la necesidad de protegerlas y preservarlas.

Con la llegada de la nueva aeronave, Iberia dispone ya de 22 aviones Airbus A-319, doce los cuales se incorporaron a la flota de Iberia en 2007 y 2008, y que han sido bautizados con nombres de especies españolas en peligro de extinción. Asimismo, este modelo de avión forma parte de la familia de los Airbus A-320 que comprenden los A-319, A-320 y A-321, de los que Iberia cuenta con un total de 77 unidades.

Sede de la compañía Iberia, en Madrid

Redacción

Un avión ATR-72 de Binter Canarias operado por NAYSA, matrícula EC-GRP, aterrizó hoy en el aeropuerto de Los Rodeos, a las 12,30 horas aproximadamente, quince minutos después de haber despegado en vuelo a Lanzarote, y lo hizo con el motor izquierdo parado, según informaron testigos presenciales.

En el momento de producirse la avería, el avión dio “una buena guiñada”, lo que provocó la alarma de algunos pasajeros, pues vieron como la hélice giraba lentamente después del abanderamiento posterior al fallo del motor y regresando al aeropuerto más cercano –el de su partida-, actuando así de acuerdo con la maniobra establecida para estos casos. Los pasajeros fueron transbordados media hora después al avión EC-KYI, de la misma compañía, por lo que la incidencia se resolvió sin mayores dificultades.

Aunque no es habitual se produzca un hecho así, la maniobra no presenta mayores dificultades, pues se practica cada seis meses en el simulador de vuelo de ATR, razón por la cual los pilotos están suficientemente entrenados para resolver incidencias de ese tipo, y de otras que pudieran presentarse.

El avión averiado fue entregado a Binter Canarias el 28 de noviembre de 1997 y el 5 de junio de 2007 pasó a la titularidad de NAYSA. Es un ATR-72 modelo 202 y número de serie 488.

ATR-72 EC-GRP, operado por NAYSA al servicio de Binter Canarias

Foto: Juan Antonio López (hangar taborno, spotters Tenerife)

Redacción

El próximo 1 de marzo entran en vigor las nuevas condiciones para el equipaje facturado en Iberia, donde el cambio más significativo es que se reduce la franquicia sólo en las tarifas más económicas de largo radio, mientras que aumenta en las tarifas business de España y Europa, informa la compañía aérea en un comunicado de prensa.

En los vuelos de largo radio, quienes viajen en business plus, así como quienes utilicen las tarifas de clase turista completa y excursión, mantendrán la franquicia de equipaje actual: tres maletas de 23 kilos cada una para los primeros y dos maletas para los segundos. El cambio afecta solo a quienes viajan con las tarifas de clase turista más económicas, que sólo podrán facturar una maleta por pasajero de un máximo de 23 kilos de peso. Los clientes Iberia PlusPlata, Oro y Platino que viajen con esas tarifas económicas, así como los que utilicen tarifas de empresa, podrán seguir facturando dos maletas.

Estos cambios afectarán a los billetes que se compren a partir del 1 de marzo. Todos los billetes comprados con anterioridad a esa fecha mantendrán la franquicia con la que fueron emitidos.

En las rutas de corto y medio radio se mantiene, como ahora, el peso máximo de equipaje facturado por pasajero en clase turista (23 kilos), aunque en una sola maleta. Quienes viajen en business, podrán facturar dos maletas de 23 kilos cada una, lo que supone 46 kilos en total, frente a los 30 que tienen en la actualidad. Esta medida también entra en vigor el 1 de marzo y no afectará a los billetes comprados con anterioridad a esta fecha, cualquiera que sea el momento en el que vayan a utilizarse.

En la web de Iberia, http://www.iberia.com se podrán comprar las piezas adicionales que se deseen facturar en la mayoría de los casos al realizar el “auto check-in online” con un descuento respecto al precio en el aeropuerto. En el caso de los billetes cuya franquicia es de una maleta, si quieren llevar un segunda podrán hacerlo por 50 euros si se paga en la web y 60 euros en el aeropuerto.

El equipaje de mano no cambia, y sigue siendo, como hasta ahora, de una pieza de 10 kilos por pasajero que viaje en clase turista. Por seguridad, la compañía seguirá siendo estricta en el cumplimiento de las limitaciones de peso y tamaño de este equipaje de mano, lo cual beneficia al cliente en mayor comodidad y rapidez en los procesos de embarque y desembarque.

La nueva política de equipaje facturado se enmarca dentro de una tendencia generalizada en el mercado, que tiene como objetivos, entre otros, poder seguir manteniendo tarifas baratas para los clientes que viajan entre un lado y otro del Atlántico, y por otro ofrecer servicios diferenciales a los clientes de negocios y que pagan las tarifas más elevadas. Gracias a esta nueva medida se reducirá el peso en los aviones y, por lo tanto, el consumo de combustible y las emisiones. Además, se simplificarán y agilizarán las operaciones en los aeropuertos, con lo que se ganará en puntualidad.

Iberia cambia su política de admisión de equipajes

Foto: Iberia, L.A.E.