Juan Carlos Díaz Lorenzo

De regreso del viaje conmemorativo del cincuentenario del primer vuelo París-Dakar, el veterano “spotter” Juan Antonio López [hangar taborno], captó estas bonitas imágenes de un avión bimotor DC-3 pintado con la librea de Air France, que hizo escala los días 1 y 2 de junio en el aeropuerto de Las Palmas. Después de un vuelo de ocho horas procedente de la capital senegalesa, el avión aterrizó a las 17,09 h por la pista 03R con fuerte viento reinante.

Dicho avión también ha participado en otras conmemoraciones oficiales, como el 65º aniversario de la línea París-Lisboa y su presencia es habitual en las ferias y las exhibiciones aeronáuticas que se celebran en Europa.

Toda una grata sorpresa ver en Gran Canaria a este histórico avión que, en otro tiempo, entre 1946 y 1968, fue el medio de transporte más utilizado entre los aeropuertos insulares y el Sahara español, tanto en su versión civil operado por las compañías Iberia, AVIACO, Spantax y TASSA, como en la versión militar T.3.

Se trata de un Douglas C-47A “Skytrain”, que posteriormente fue adaptado en versión civil DC-3A. Número de serie 9.172, ha volado con las matrículas 41-38753, G-AGZF, F-RAVT, F-RAFC, F-SCZX, F-RASL, F-SCDA, F-RAFH, F-RAJN, F-BRGN, TL-JBB, TL-AXX, F-GDPP, F-WZTE, F-AZTE y F-BBBE, que ostenta en la actualidad.

El avión salió el 5 de marzo de 1943 de la factoría de Douglas Aircraft Company, en Long Beach (California, EE.UU.) y a partir de entonces comenzó su vida operativa. El 6 de junio de 1944, el famoso Día D del desembarco de Normandía, participó en las operaciones militares llevando a los paracaidistas del U.S. 82nd Airbone Division, que saltaron en las proximidades de Saint Mère-Église. Durante su misión recibió varios impactos de fuego alemanes, que son visibles en la actualidad.

El avión, en corta final, a punto de aterrizar en Gando

Es todo un veterano. Comenzó a volar en 1943

La escala en Las Palmas forma parte de la línea París-Dakar

Suministro de gasolina de aviación en Las Palmas

A finales de julio de 1944 participó en el transporte de fuerzas aliadas desde el norte de Roma con escalas en Gibraltar, Marruecos, Argelia, Túnez y Cerdeña. El 15 de agosto siguiente desembarcó a los contingentes militares en sucesivos vuelos cerca de Draguignan, en la Provenza, reabasteciéndoles de municiones y armamento. También está constatada su participación en la operación Market Garden, el 17 de septiembre de 1944, transportando fuerzas del U.S. 82nd Airbone Division.

Después de la guerra, el avión fue vendido a Scottish Airlines, una compañía especializada en la conversión de la versión militar C-47 a la versión civil DC-3. Abanderado en el registro aeronáutico británico con la matrícula G-AGZF, fue requisado por el Gobierno británico y participó en más de cincuenta vuelos con motivo del puente aéreo de Berlín. A mediados de la década de los cuarenta también intervino, fletado por la Royal Air Force (RAF), en el transporte de tropas a Oriente Medio.

El 15 de octubre de 1952 fue adquirido por la Fuerza Aérea de Francia (AdlA) y reacondicionado para el transporte de autoridades y personalidades, etapa que se prolongaría hasta 1972. En 1974 fue donado a la República Centro Africana y utilizado como avión personal del presidente y después “emperador” Jean Bedel Bokkasa y registrado TL-JBB. Como nuestros lectores pueden apreciar, las tres últimas letras corresponden a las iniciales del citado personaje. En 1979, cuando Bokkasa fue derrocado, el avión pasó al servicio de la compañía Inter-RCA y operó en vuelos domésticos con la nueva matrícula TL-AXX.

En 1983 fue comprado por la compañía francesa Transvalair para su empleo durante cuatro años en el transporte nocturno de carga entre los aeropuertos Charles de Gaulle y Bruselas, y también participó en el lanzamiento de paracaidistas deportivos.

En 1989 el avión estaba abandonado y sentenciado para el desguace, momento en que apareció su actual propietario, la fundación privada Dakota et Compagnie, que le devolvió la vida, siendo reacondicionado y surcando de nuevo los cielos.

Fotos: Juan Antonio López [hangar taborno]

Bibliografía:

http://www.francedc3.com/

http://www.touchdown-aviation.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El 24 de junio de 2011 aterrizó en el aeropuerto tinerfeño de Los Rodeos un avión Boeing B-777 de la compañía portuguesa Euro Atlantic Airways, fletado por la compañía venezolana Santa Bárbara Airlines (SBA) para cubrir la línea Caracas-Tenerife Norte, en sustitución temporal del avión B-767 que habitualmente realiza dicho tráfico.

La noticia de la llegada del citado avión “triple siete” modelo -212/ER y matrícula CS-TFM, movilizó al colectivo de “spotters” que tomaron posiciones en los puntos neurálgicos que permite la toma de fotos en el aeropuerto de Los Rodeos, sobre todo al lado del restaurante Casa Argelio, aunque en esta oportunidad el citado avión entró por la pista 1-2, donde se encontraba Luciano de la Rosa, autor de la foto que acompaña.

La importancia del acontecimiento viene dada porque se trata de la primera visita de un avión Boieng B-777 al aeropuerto Tenerife Norte. Llegó con cinco horas de retraso –cosa bastante habitual en la compañía venezolana- y aunque se hizo esperar, mereció la pena. Volvió a remontar el vuelo después de una escala de cuatro horas y tanto la llegada como la salida quedaron oportunamente inmortalizados.

El citado avión realizó su primer vuelo el 18 de junio de 1998 operado por Singapore Airlines (9V-SRA). El 12 de enero de 2010 pasó a la propiedad de Euro Atlantic Airways (CS-TFM), siendo alquilado por espacio de casi 14 meses a la compañía Biman Bangladesh. Desde el 10 de marzo de 2011 opera de nuevo por cuenta de su propietaria.

El avión Boeing B-777 es el bimotor más grande del mundo y puede transportar, según la configuración, entre 301 y 368 pasajeros. En función del modelo, el alcance oscila entre 9.695 y 17.370 kilómetros. Aparte de su tamaño, llama la atención el tren de aterrizaje, formado por dos grupos de seis ruedas; la sección transversal del fuselaje tiene una forma circular perfecta y es el primer avión de Boeing en tener controles “fly by wire”. Su diseño es el resultado de las sugerencias e indicaciones de ocho grandes compañías aéreas y es fruto de un diseño completo de ordenador.

La primera compañía en volar el “triple siete” fue United Airlines. Boeing suma unos 1.200 pedidos de este avión, en sus diferentes variantes, de los que 845 ya están entregados. La variante más usada es la correspondiente al avión que ha visitado el aeropuerto de Los Rodeos, de los que vuelan 845 unidades. Emirates es la compañía que más unidades (85) tiene de este avión, del que sólo se ha registrado un accidente, sin víctimas.

Boeing B-777 de Euro Atlantic Airways fletado por SBA: un hito en Tenerife

Foto: Luciano de la Rosa