IAG cosecha pérdidas en el primer trimestre de 2012

12 mayo 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los números del primer trimestre de 2012 no cuadran en el holding IAG, empresa resultante de la fusión de Iberia y British Airways. Por lo que se ha publicado, las pérdidas ascienden a 146 millones de euros, frente a los 33 millones de euros de beneficios netos obtenidos en igual periodo del año anterior. Las causas que han lastrado los datos económicos se deben, fundamentalmente, al encarecimiento del precio del combustible, las tasas de emisión de CO2 y las huelgas de los pilotos de Iberia.

Vamos por partes. Los ingresos totales del grupo han sido de 3.919 millones de euros (+ 7,8 %) y los ingresos unitarios de pasaje han subido un 8,6 %. La oferta de asientos se ha incrementado un 0,6 %. Sin embargo, las pérdidas operativas de IAG ascienden a 249 millones de euros, algo más del doble de lo que perdió el año pasado en el mismo periodo de tiempo y las pérdidas antes de impuestos son de 263 millones de euros, frente a los 47 millones de 2011.

Los gastos totales sumaron 4.168 millones de euros, de los cuales 1.049 millones corresponden al combustible, más otros 15 millones de euros por la tasa de derechos de emisión de CO2. Otros costes, en diversos conceptos, aumentaron hasta 2.759 millones de euros, de los cuales 32 millones corresponden al efecto desfavorable de la conversión de moneda.

Iberia-British, malos tiempos para las dos, sobre todo para la española

British Airways e Iberia arrojan pérdidas, aunque la parte española es la más acusada. Las pérdidas de operaciones de Iberia ascienden a 170 millones de euros (100 millones en 2011), mientras que en British Airways son de 77 millones de euros antes de partidas excepcionales. El efectivo del grupo IAG se redujo en 161 millones de euros, hasta 3.574 millones de euros y también disminuyó su partida neta en 19 millones de euros, hasta 1.129 millones de euros.

La debilidad del mercado nacional español y los conflictos sindicales del Sepla han lastrado los resultados de Iberia y en el caso de British, el impacto del coste del combustible en las líneas de largo radio ha dejado sentir sus efectos. Influye también el impuesto que el gobierno británico aplica a los pasajeros en sus vuelos (APD), que es el más alto del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: