Otoño amargo para Iberia

4 agosto 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

¿Ha sido beneficiosa para Iberia la fusión con British Airways? A la vista de la evolución de los acontecimientos, pensamos que no. Mientras la compañía británica crece y en parte lo hace a costa de la española, Iberia retrocede. Y eso es malo. Las pérdidas operativas del primer semestre de 2012 ascienden a 263 millones de euros. Iberia pierde a razón de 1,5 millones de euros al día.

La última perla la dio ayer el consejero-delegado de IAG –sociedad resultante de la fusión-, Willie Walsh, anunciando un plan de reestructuración y la pérdida de empleos. Otoño caliente para Iberia, en consonancia con lo que sucede en el país. Es de suponer que habrá follón, y bien grande, aunque a río revuelto habrá otros que sacarán tajada.

Ha dicho el directivo inglés en cuestión que el plan en ciernes incluirá “la reducción de tamaño a corto plazo, la remodelación de la red con el fin de alcanzar unos mayores ingresos unitarios y una reevaluación de todos los aspectos del negocio para obtener una base de costes competitiva y un servicio que permita conseguir un crecimiento rentable a corto plazo”.

Todo parece indicar que BA sube e Iberia retrocede

Y prosigue: “Inevitablemente no vamos a ser capaces de evitar la pérdida de empleos como parte de este proceso”. Los problemas de Iberia son profundos y estructurales y el medioambiente económico refuerza la necesidad de un cambio estructural permanente. De la quema se salva Iberia Express, la filial de bajo coste de Iberia, que “ha experimentado un excelente comienzo y ha sido rentable en su tercer mes de actividad, junio, estableciendo una operación ejemplar desde Madrid-Barajas”.

Willie Walsh asegura que las aerolíneas competidoras europeas también están poniendo en marcha programas de reestructuración similares y resaltó que los problemas macroeconómicos en Europa se han profundizado “mucho más allá de lo que cualquiera hubiera anticipado”.

Ayer, el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, remitió una carta a los 22.000 trabajadores de la compañía en la avanza que el “esfuerzo necesario” para garantizar la viabilidad de la empresa afectará a su tamaño y a las “condiciones laborales de todos los empleados y al volumen de empleo”.

“El Plan de acción que exigirá importantes sacrificios por parte de todos nosotros, no muy distintos de los que está asumiendo en estos momentos la sociedad española, tanto individual como colectivamente. El esfuerzo necesario en el corto plazo afectará al tamaño de la compañía, a las condiciones laborales de todos los empleados y al volumen de empleo”.

La reestructuración de Iberia se ha acelerado por la situación económica y las incertidumbres que rodean a España. Por lo que se ha publicado, IAG está diseñando un plan de actuación para el caso de que España abandone el euro. Iberia supone el 27 % del volumen de negocio externo del grupo y la mitad procede de España, leemos en la edición digital del periódico económico Cinco Días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: