Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia, antes que Air Europa, será junto a Alitalia una de las primeras compañías europeas en cobrar la deuda que el Gobierno de Venezuela mantiene con las aerolíneas que operan en el país, y cuya cuantía asciende, en total, a unos 3.500 millones de dólares. Hasta octubre pasado, la deuda reconocida por Cadivi con Iberia ascendía a 164 millones de dólares, y una cantidad similar se le adeuda a Air Europa. Dicha cantidad, según leemos en la prensa venezolana, será pagada a plazos.

Será preferible cobrar lo que el Gobierno venezolano esté dispuesto a pagar, pues ya son conocidos los alardes de algunos de sus dirigentes más radicales. La cantidad a cobrar tiene una tasa de 6,30 bolívares por dólar, mientras que la tasa más reciente aplicada por Cadivi la sitúa en 11,80 bolívares por dólar. Dicho de otra manera, de ser así, ello supondría una pérdida considerable para las aerolíneas afectadas por la millonaria deuda que tiene Venezuela. 

Iberia figura entre las afectadas por el descalabro económico y político de Venezuela

Foto: Louis

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por espacio de 18 largos años, José Antonio Carrillo Romero desempeñó el cargo de director de Operaciones de Binter Canarias. Es un cargo complicado, en el que se estrenó en febrero de 1995 y permaneció hasta septiembre de 2013. No es frecuente que un comandante piloto dure tanto tiempo en esta responsabilidad, aunque no es un caso excepcional. Hay que lidiar mucho con propios y ajenos, el entorno es complejo y soporta una gran responsabilidad, sobre todo cuando se trata de un colectivo amplio y el número de operaciones diarias es considerable. Recientemente ha finalizado su relación profesional de tantos años con Binter y desde esta sección queremos rendirle sencillo homenaje en reconocimiento a su buen y bien quehacer profesional y personal.

José Antonio Carrillo Romero (Melilla, 1955) tenía cinco años de edad cuando su familia emigró a Venezuela. Realizó sus estudios en el Instituto “Tirso de Molina”, en Caracas y los de su vocación convertida en profesión en el Instituto Aeronáutico Cóndor, donde en 1976 obtuvo el título de piloto comercial. Sus primeros vuelos los hizo en las avionetas Piper PA-34 “Séneca” y Piper PA-28 “Cherokee”. Después ingresó en la compañía venezolana Aeropostal, primero como copiloto en los aviones DH6 Twin Otter y DC-9, de los que después sería comandante. Sólo en el bimotor de Douglas contabilizó 6.408 horas como copiloto y 1.303 horas como comandante. Fue, además, comandante del avión McDonnell MD-80 de la mencionada aerolínea, fundada en julio de 1929.

El comandante José Antonio Carrillo Romero ha sido director de Operaciones de Binter Canarias durante 18 años

En septiembre de 1990 se incorporó a Binter Canarias e hizo el curso de copiloto de ATR, en el que sumó 935 horas. Después vendría el curso de comandante del mismo modelo de avión, en el que agregó otras 4.414 horas. En total, en el historial profesional aeronáutico de José Antonio Carrillo Romero figuran 12.678 horas de vuelo. Además del desempeño durante tantos años de la dirección de Operaciones, también fue responsable de entrenamiento de tripulaciones (mayo 2012-septiembre 2013) y responsable de seguridad en vuelo (mayo 2011-enero 2013).

Ernesto Grueso, Miguelo Torrens, José Antonio Carrillo, Luis Aranaz y Víctor Siverio

Fernando Martín Hernández, José Antonio Carrillo Romero, Luis Aranaz Rodríguez, Juan Diego Suárez Servando y Alfonso García Bach

Juan Melo Lozano, José Antonio Carrillo Romero, Alfredo Iglesias López, Javier “Uli” Álvarez y Fernando Hernández Abad

Tuvimos ocasión de conocernos en octubre de 1997, fecha de nuestra incorporación a la compañía aérea entonces filial del Grupo Iberia. La jefatura de prensa pasó a ser dirección de Comunicación justo un año después y pasamos a formar parte del comité de dirección –del que también desempeñamos el cargo de secretario–, situación que mantuvimos hasta que un día Iberia decidió la venta de Binter a un grupo de empresarios canarios. Con la política regional metida por medio, se frustró la operación para que fuera Air Nostrum el nuevo propietario, pues poco antes se había hecho cargo de Binter Mediterráneo.

Desde el principio, José Antonio Carrillo y quien suscribe mantuvimos una notable empatía, que se convirtió en amistad en el transcurso de los años. En la época en la coincidimos en Binter Canarias, nos tocó una etapa complicada, con problemas de todo tipo y también con grandes satisfacciones. Desde Tolouse llegaron cuatro nuevos aviones ATR-72 y uno más de segunda mano comprado en EE.UU., de cuyo viaje de entrega formamos parte. Las pruebas y el viaje del Efecto 2000, ¿se acuerdan?, el primer viaje a La Gomera y un sinfín de recuerdos, alguno de ellos tristes, como el accidente del CN-235 de Binter Mediterráneo, ocurrido el 29 de agosto de 2001 en Málaga –en el que perdieron la vida tres pasajeros y el comandante, Mariano Hernández Ruano, buen amigo–  y el fallecimiento, tiempo después, del comandante Gonzalo Arellano García, caballero entre caballeros.

Tuvimos la satisfacción de disfrutar del conocimiento y el aprecio de Luis Gregorio García Ruiz, director general, que llegó con el encargo de enderezar el rumbo de la compañía y lo consiguió; del presidente no ejecutivo José Luis Delgado Jalón, que le tocó maniobrar en una situación compleja; de quien le sustituyó y entonces era poderoso hombre fuerte de Iberia, Ángel Mullor Parrondo; de Luis Díaz Güell, director de Comunicación, con quien siempre mantuvimos un entente cordial. Y del equipo que entonces formaba el comité de dirección de Binter Canarias: Alfredo Iglesias López, Rafael López Fernández, Víctor Siverio Siverio y Juan Melo Lozano. Nobleza obliga extender el reconocimiento al grupo de leales y magníficos profesionales, amigos y colaboradores con los que compartimos vivencias, inquietudes, dificultades y satisfacciones. No les vamos a nombrar. Ellos saben quiénes son.

Fotos: Presentación del libro “Las Alas del Atlántico”, 2002, de Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el marco del Paris Air Show 2013, celebrado el pasado 22 de junio, el activo “spotter”y amigo Rubén Cabrera Jiménez captó esta magnífica imagen de un avión bimotor DC-3 pintado con la librea de Air France. Habíamos tenido ocasión de verlo los días 1 y 2 de julio de 2011 en una escala en el aeropuerto de Las Palmas de Gran Canaria, ocasión la que lo fotografió Juan Antonio López [hangar taborno], después de un vuelo de ocho horas procedente de Senegal.

Entonces regresaba de un viaje conmemorativo del cincuentenario del primer vuelo París-Dakar. Dicho avión también ha participado en otras conmemoraciones oficiales, como en el 65º aniversario de la línea París-Lisboa y su presencia es habitual en las ferias y las exhibiciones aeronáuticas que se celebran en Europa. Tiene, indudablemente, un especial atractivo, como todos los aviones históricos, y éste lo es. 

Se trata, en origen, de un avión C-47A “Skytrain”, en servicio desde marzo de 1943

Toda una grata sorpresa siempre ver a este histórico avión que, en otro tiempo, entre 1946 y 1968, fue el medio de transporte más utilizado entre los aeropuertos insulares y el Sahara español, tanto en su versión civil operado por las compañías Iberia, AVIACO, Spantax y TASSA, como en la versión militar T.3.

Se trata de un Douglas C-47A “Skytrain”, luego adaptado en versión civil DC-3A. Número de serie 9.172, ha volado con las matrículas 41-38753, G-AGZF, F-RAVT, F-RAFC, F-SCZX, F-RASL, F-SCDA, F-RAFH, F-RAJN, F-BRGN, TL-JBB, TL-AXX, F-GDPP, F-WZTE, F-AZTE y F-BBBE, que ostenta en la actualidad.

El 5 de marzo de 1943 salió de la factoría de Douglas Aircraft Company, en Santa Mónica (California, EE.UU.) y a partir de entonces comenzó su vida operativa. El 6 de junio de 1944, el famoso Día D del desembarco de Normandía, participó en las operaciones militares llevando a los paracaidistas del U.S. 82nd Airbone Division, que saltaron en las proximidades de Saint Mère-Église. Durante su misión recibió varios impactos de fuego alemán, que son visibles en la actualidad.

A finales de julio de 1944 participó en el transporte de fuerzas aliadas desde el norte de Roma con escalas en Gibraltar, Marruecos, Argelia, Túnez y Cerdeña. El 15 de agosto siguiente desembarcó a los contingentes militares en sucesivos vuelos cerca de Draguignan, en la Provenza, reabasteciéndoles de municiones y armamento.

Después de la guerra, el avión fue vendido a Scottish Airlines, una compañía especializada en la conversión de la versión militar C-47 a la versión civil DC-3. Abanderado en el registro aeronáutico británico con la matrícula G-AGZF, fue requisado por el Gobierno británico y participó en más de cincuenta vuelos con motivo del puente aéreo de Berlín. A mediados de la década de los cuarenta también intervino, fletado por la Royal Air Force (RAF), en el transporte de tropas a Oriente Medio.

El 15 de octubre de 1952 fue adquirido por la Fuerza Aérea de Francia (AdlA) y reacondicionado para el transporte de autoridades y personalidades, etapa que se prolongaría hasta 1972. En 1974 fue donado a la República Centro Africana y utilizado como avión personal del presidente y después “emperador” Jean Bedel Bokkasa y registrado TL-JBB. Como nuestros lectores pueden apreciar, las tres últimas letras corresponden a las iniciales del citado personaje. En 1979, cuando Bokkasa fue derrocado, el avión pasó al servicio de la compañía Inter-RCA y operó en vuelos domésticos con la nueva matrícula TL-AXX.

En 1983 fue comprado por la compañía francesa Transvalair para su empleo durante cuatro años en el transporte nocturno de carga entre los aeropuertos Charles de Gaulle y Bruselas, y también participó en el lanzamiento de paracaidistas deportivos. En 1989 el avión estaba abandonado y sentenciado para el desguace, momento en que apareció su actual propietario, la fundación privada Dakota et Compagnie, que le devolvió la vida aeronáutica, siendo reacondicionado y surcando de nuevo los cielos.

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Vueling duplicará su oferta durante la campaña del próximo verano en la línea Barcelona-Fuerteventura, informa el Cabildo de la isla majorera. La progresión del tráfico así lo aconseja, teniendo en cuenta que fueron 24.397 pasajeros en 2012 y 36.449 pasajeros en 2013 los que utilizaron la mencionada línea con una frecuencia de tres veces por semana, es decir, casi un 50 % más.

Fuerteventura es la isla con las mejores playas de Canarias, además de favorecer la práctica de deportes acuáticos.  Bien es verdad que el Cabildo de esta isla mantiene un acuerdo de promoción concertada con la compañía ”low cost” del grupo IAG, que se aprecia resulta rentable, toda vez que si duplica su oferta es porque las previsiones garantizan un coeficiente de ocupación elevado. De lo contrario, no sería así. 

Vueling duplicará su oferta en la línea Barcelona-Fuerteventura

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Air Nostrum ha aprobado la propuesta de una ampliación de capital de 20 millones de euros, cantidad que se considera necesaria para que pueda operar con la liquidez suficiente y sin sobresaltos, teniendo en cuenta que su facturación ronda los 400 millones de euros. Así lo ha acordado la junta general de accionistas celebrada hoy en Valencia. Los accionistas tienen 30 días de plazo para decidir si suscriben o no la ampliación propuesta. En caso contrario, se abrirá la puerta a otros posibles inversores. Y parece que por ahí van los tiros. Internacionales, posiblemente.

Air Nostrum está controlada por la familia Serratosa a través de la sociedad instrumental Nefinsa, con un 75,5 % de las acciones. Caja Duero tiene un 22 % y el resto está repartido entre el equipo directivo de la compañía. Creció mucho al amparo de Iberia, pero los tiempos han cambiado. Pudo ser la propietaria de Binter Canarias, y todo parecía que iba a ser así, hasta que los designios políticos del momento decidieron lo contrario. En su día compró Binter Mediterráneo y en la actualidad no pasa por buenos momentos, en consonancia con la situación del sector aéreo en el país. 

Los aviones canadienses CRJ forman el grueso de la flota de Air Nostrum

Foto: FlightReal

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente del Cabildo Insular de Tenerife, Carlos Alonso, se había quejado agriamente desde hacía tiempo de la exclusividad que la marca comercial Binter tiene con destinos africanos desde el aeropuerto de Gran Canaria. Hoy se ha puesto en escena el comienzo de una nueva etapa, en la que se ha anunciado que a partir del 26 de marzo, un avión CRJ-900 alquilado a Air Nostrum, enlazará cada miércoles los aeropuertos de Tenerife Norte y Dakar.

Un vuelo de poco más de dos horas en horario de media tarde, en un avión con 90 plazas de capacidad. El precio, ida y vuelta, poco más de 200 euros. Es la tarifa que está vigente en la actualidad, que oscila entre 110 y 134 euros. Habrá que ver por cuánto tiempo podrá mantenerse dicha línea, pues el grueso del tráfico se mueve desde Gran Canaria, pero, en todo caso, tanto la presencia de una colonia senegalesa importante como lo atractivo del país africano y su proyección de futuro hacen atractiva esta apuesta, que ojalá tenga éxito. 

El vuelo a Senegal está a cargo de aviones CRJ de Air Nostrum

Foto: Binter

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Norwegian incrementará su flota de largo radio con dos nuevos aviones Boeing B-787 “Dreamliner”, que entrarán en servicio en 2017 y 2018, informa la compañía. El nuevo contrato se suma al de otros siete aviones, dos de la serie -900 previstos para 2016 y cinco de la serie -800. En la actualidad, la compañía “low cost” noruega tiene una flota de tres aviones de este último modelo y el grueso está formada por el mítico Boeing B-737. Además, ha firmado un contrato para 100 Airbus A-320.

Por lo que se ha informado, cuatro aviones Boeing B-787 llegarán este año y a partir de 2015, uno cada año hasta completar el pedido. Los nuevos aviones confirman la expansión internacional de la mencionada compañía y la intención de cubrir vuelos más largos, para los que el modelo de la serie -900 resulta más adecuado. La compañía está en la mira de las autoridades nativas, por los intentos de escurrir la estricta legislación en materia de contratación de tripulaciones. 

Norwegian impulsa la flota de largo recorrido con más aviones Boeing B-787

Foto: Boeing

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Vicente Talón, maestro de periodistas y amigo, divulga en su página facebook el rescate de este avión Douglas DC-3, que después de muchos años de abandono, será restaurado y emplazado en Sabadell. No es frecuente en nuestro país, que posee un historial aeronáutico importante, que se produzcan noticias de este tipo, pues al igual que sucede con el mundo de la mar y los barcos, salvo honrosas excepciones vivimos de espaldas a nuestra propia historia. En esta oportunidad, las manos salvadoras se llaman Fundació Parc Aeronáutic de Catalunya (FPAC).

En realidad, se trata de un C-47B “Skytrain”, versión militar del más famoso de los aviones de todos los tiempos. Número de serie 26.980, entró en servicio en 1944 y llegó a España de la mano de Spantax, la histórica compañía que fundó Rodolfo Bay Wright, a quien tuvimos ocasión de conocer y conversar ampliamente en las varias ocasiones en que le visitamos en su domicilio de Palma de Mallorca, donde siempre nos atendió con exquisita amabilidad y generosidad. Tenemos muy grato recuerdo de este personaje extraordinario.

Estado en el que se encuentra el avión DC-3, en tiempos al servicio de Spantax

Según los datos de nuestro archivo, este avión voló con los numerales militares 43-49719 y KK-202, para la USAF y la Royal Air Force, respectivamente. Cuando pasó a la vida comercial ostentó las matrículas G-AMZB, OO-SBK, EC-WSP (provisional) y EC-ASP. Fue uno de los dieciséis aviones Douglas DC-3 que tuvo Spantax y llegó a España en mayo de 1962, alquilado primero y adquirido en propiedad después a la compañía belga Sabena.

En marzo de 1968 el avión pasó a manos de la compañía Aeroflete, hasta que en 1974, cuando se produjo la quiebra de esta compañía, quedó abandonado en el aeropuerto Madrid-Barajas, donde ha permanecido 40 años. El pasado 13 de enero llegó a Sabadell en dos camiones remolque, uno con el fuselaje y otro con las alas. La labor que queda por delante es ingente, pero desde aquí reconocemos el empeño y aplaudimos la iniciativa.

Foto: Archivo de Vicente Talón (facebook)

Paz laboral en Iberia

13 febrero 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es una buena noticia para todos, después de un largo proceso de negociación que ha ocasionado un considerable desgaste a las partes. Iberia y el Sepla han alcanzado un principio de acuerdo, que deberá ser ratificado por la asamblea de los pilotos, para darle una vuelta a la situación en la que se encuentra la compañía y entrar en la senda de reconducir su presente y su futuro, con la adopción de cambios estructurales razonables y asegurar su viabilidad. La negociación con el personal de tierra sigue abierta y es previsible que todavía dure unas semanas más. La garantía del empleo es la baza innegociable de los sindicatos. 

Al final, Sepla ha tenido que ceder y aceptar la congelación salarial hasta 2015 y la condición de que los incrementos salariales estarán sujetos a la rentabilidad de la compañía del grupo IAG, a partir de entonces, además de facilitar el crecimiento de la matriz como el de la filial “low cost” salarial Iberia Express y algunos aspectos relacionados con la operación en la terminal T-4 de Barajas. Hace unos días, los sindicatos Sitcpla, CTA Vuelo, CC.OO. y UGT llegaron a un acuerdo sobre productividad, con un límite anual de 900 horas de vuelo en corto y largo radio. Sin embargo, la organización sindical mayoritaria, Stavla, ha quedado fuera del documento.

La paz laboral en Iberia es buena para todos. Y no solo para los contendientes

Foto: Louis

Lufthansa renueva su flota

12 febrero 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Lufthansa, una de las grandes y mejores compañías europeas a nivel mundial, tiene previsto incorporar este año 23 nuevos aviones y el más reciente de ellos ha sido el décimo de 19 unidades Boeing B-747 serie -800, que está recién llegado. En el primer trimestre de este año llegarán otros dos de este mismo modelo, un Airbus A-380, un Airbus A-330 y dos Airbus A-320.

El nuevo “Jumbo” no sólo consume menos, sino que también es más silencioso y está mejor equipado. La compañía alemana piensa en sus clientes y quiere darles lo mejor del momento y el modelo de Boeing es un avión extraordinario. Sólo en este año tiene previsto incorporar 23 nuevos aviones, de los 261 fijados para el plan de renovación de flota de todo el grupo hasta 2025, con una inversión de algo más de 32.000 millones de euros. 

Lufthansa ha contratado 19 aviones Boeing B-747 serie -800

Foto: Boeing