De estelas

14 marzo 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las estelas que forman los aviones en sus vuelos tienen, en muchas ocasiones, un especial atractivo. Parecen trozos de nubes alargadas y a veces se mantienen durante un tiempo considerable. El combustible quemado sale por las toberas de los motores a alta temperatura y en el exterior el ambiente está a unos 50 grados bajo cero. El brusco contraste produce la condensación inmediata del agua existente en la mezcla expulsada que, en ocasiones, se puede traducir incluso en cristales de hielo.

Nuestro estimado amigo y colaborador Tave Myliu nos ofrece dos ejemplos de estelas. La primera imagen corresponde a un avión Boeing B-737 serie -700 de Jetairfly (OO-JAS), en vuelo JAF 2703 de Charleroi/Bruselas a Tenerife Sur, captada a 0857 UTC a una altitud de 37.000 pies y velocidad de 447 nudos.  La segunda es un avión Boeing B-737 serie -800 de Ryanair (EI-DCI), en vuelo FR4756 de Lanzarote a Bristol, captada a una altitud de 36.000 pies y una velocidad de 419 nudos.  Dos imágenes magníficas de este joven “spotter” que cada día se supera y nos sorprende gratamente, como el lector puede apreciar. 

Estela del avión Boeing B-737 serie -700 de Jetairfly (OO-JAS) a 37.000 pies

Estela del avión Boeing B-737 serie -800 de Ryanair (EI-DCI) a 36.000 pies

Fotos: Tave Myliu

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Uno de los males endémicos que padece Venezuela en los últimos tiempos, el impago de las liquidaciones de Cadivi a las compañías aéreas, ha hecho que éstas recorten el número de vuelos y en consecuencia la oferta de asientos y en el caso de la aerolínea colombiana Avianca alcanza el 81 %, según datos de la Asociación de Líneas Aéreas Venezolanas (ALAV). Además, ha suspendido temporalmente la línea San José de Costa Rica-Maiquetía.

El recorte también se hace presente en Tiara Air, con un 78%; Aeroméxico, 57%; LAN Perú, 35% y Copa Airlines, 24%. American Airlines anuncia un recorte al 19% a partir del 7 de mayo y operará con aviones de menor capacidad. Sólo la compañía brasileña Gol aumenta en un 58% sus frecuencias y tiene autorización para hacer escalas en Venezuela en las líneas con Sao Paulo, Punta Cana (República Dominicana) y Aruba.

Avianca es, por el momento, la aerolínea que mayor recorte tiene en Venezuela

Foto: Andrés Ramírez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia ha desmentido hoy que vaya a volar de nuevo la línea Madrid-La Habana. Dice que no es rentable y matiza que “se encuentra actualmente muy lejos de alcanzar el mínimo de rentabilidad que la compañía necesita para operarla”. Nos gustaría saber cuáles son esos parámetros. Cuando la compañía la abandonó en 2013, pese a las peticiones recibidas en sentido contrario desde diversos sectores, el relevo lo tomó Air Europa. Sería bueno conocer la opinión de esta compañía sobre los resultados de la mencionada línea.

La línea Madrid-Cuba fue durante muchos años una de las emblemáticas de Iberia. La entonces compañía de bandera voló con aviones de hélice –Douglas DC-4 y Lockheed Super Constellation– y después con aviones reactores: Douglas DC-8, Douglas DC-10, Boeing B-747 y Airbus A-340. Iberia en Cuba era algo más que una compañía aérea. Pero los cambios habidos en la compañía acabaron con esta línea y con otras, aduciendo falta de rentabilidad. Criterios que, en lo que conocemos, no siempre son verdad. 

Antes del DC-8, el cuatrimotor Super Constellation fue la estrella de la línea de Cuba

Foto: Ralf Manteufel

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia informa de que sus pasajeros pueden utilizar sus dispositivos electrónicos “en modo avión” o con la transmisión de datos desactivada, durante todas las fases del vuelo, desde el despegue y el rodaje hasta el aterrizaje del avión. Los dispositivos que pueden estar activados en “modo avión” son, entre otros, teléfonos móviles, tabletas, libros electrónicos o reproductores de música. Aquellos que no dispongan de este “modo avión” deberán permanecer apagados durante todo el tiempo del vuelo, para garantizar la seguridad.

Esta autorización es válida para vuelos operados por Iberia. Si el pasajero vuela con código Iberia en otra compañía aérea, debe consultar a la tripulación antes de hacer uso de los dispositivos electrónicos. Además, muy pronto, cuando viaje en las nuevas cabinas de largo radio, tanto en business como en turista, podrá disfrutar de conexión wi-fi y datos a bordo. Iberia ha planificado la transformación de su flota de largo radio para que, a lo largo de 2015, todos sus aviones Airbus A340-600 y A330-300 dispongan de las nuevas cabinas y permitan la conexión mencionada.

Iberia se suma a las compañías que permiten el uso de aparatos electrónicos a bordo

Foto: Óscar Martínez

Sigue el misterio

10 marzo 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El misterio rodea la desaparición de un avión Boeing B-777 de Malaysia Airlines, del que no se tienen noticias desde la madrugada del pasado sábado. Hay todo tipo de conjeturas, pero en las últimas horas está cobrando fuerza la hipótesis de que pudiera haber sido objeto de un atentado terrorista. La policía de Malasia y el FBI están investigando a cuatro pasajeros sospechosos, aunque en otros medios se habla de sólo dos, que pudieron haber embarcado con pasaportes robados hace algún tiempo, Es el caso de un italiano y un austríaco. En el caso del primero su nombre figura en la lista de desaparecidos y el hombre está vivo y de vacaciones en Tailandia. En ambos casos, las pérdidas de los pasaportes fueron denunciadas, informa la prensa digital malaya.

Las autoridades de Malasia disponen de grabaciones de cámaras de seguridad de los pasajeros sospechosos desde la facturación hasta la puerta de embarque, según manifestaciones del director de Aviación Civil del país asiático. Interpol ha manifestado que la identidad de los pasaportes no fue contrastada durante la facturación de los pasajeros, pese a que figuraban como robados. Es pronto para relacionar una cosa con la otra, pero es muy grave a juicio de la policía que un pasajero pueda embarcar en un avión con un pasaporte robado, leemos en la edición digital de BBC. Sucede, además, que los destinos finales de los dos casos concretos eran los aeropuertos de Francfort y Copenhague vía Pekín y Ámsterdam.

Sigue el misterio y las especulaciones en torno a la desaparición del avión Boeing B-777 de la compañía Malaysia Airlines

Malaysia Airlines declina responsabilidades sobre el embarque de pasajeros con pasaportes robados o falsos. La compañía afirma que sólo necesita tener seguridad de que el visado esté en orden y el pasaporte no parezca sustraído o falsificado. Si un pasajero tiene el visado en regla y todo es legal, está autorizado a acceder a un avión. En el caso de viajar a China, por ejemplo, para la obtención del visado es preciso enviar el pasaporte a las autoridades, que se encargan de su comprobación, aunque para un tránsito de 72 horas con un pasaporte de la Comunidad Europea, desde hace unos meses ya no es necesario.

El vuelo MH370 despegó del aeropuerto de Kuala Lumpur en viaje a Pekin con 239 personas a bordo. Desde que se perdió el contacto, todo han sido especulaciones y lo cierto es que hasta el momento no han sido encontrados restos del avión, pese a que en algunos momentos así se ha informado. Las autoridades de Vietnam lo han desmentido. Se habla de otras hipótesis, pero habrá que esperar. Si hubiera sucedido una explosión se encontraría restos flotando en varios kilómetros a la redonda. No se recibió comunicación alguna de emergencia a bordo, a menos que intencionadamente hubiera sido desconectada la radio o sufriera una avería, algo poco probable en un avión de probada fiabilidad. Por el momento sólo hay misterio y una gran preocupación y nerviosismo entre los afectados y, especialmente, los desesperados familiares. 

Foto: Alan Lebeda (planes.cz)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nada se sabe, por el momento, de las causas de la desaparición de un avión Boeing B-777 de la compañía Malaysia Airlines, que cayó al mar en aguas del golfo de Tailandia. A bordo, 239 personas, entre pasajeros de 14 nacionalidades –en su mayoría chinos– y doce tripulantes. Según lo informado por las autoridades de Vietnam, el contacto en radar con la torre de Subang se perdió a las 02,40 hora local cuando la aeronave se encontraba a unos 300 kilómetros de la isla Tho Chu. Medios de rescate se han movilizado en coordinación con las autoridades de Vietnam y Malasia y al parecer han sido detectadas dos manchas en el mar.

El avión despegó a las 00,41 horas (16,41 h GMT) de ayer del aeropuerto de Kuala Lumpur en un vuelo a Pekin, de seis horas de duración. La información sale a cuentagotas y se sabe que los pasajeros son 154 chinos, 38 malasios, siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un italiano, un holandés y un austríaco. Hasta el momento no han facilitado la lista de nombres, lo que ha enfurecido a muchos de los familiares chinos que les esperaban en el aeropuerto de destino.

El avión desaparecido es un Boeing B-777 serie -200ER

Foto: Charaka Ranasinghe

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Vueling incluye La Palma en su programación de verano en una línea con origen en Barcelona. Es una buena noticia para la Isla Bonita, que no pasa por sus mejores momentos de conectividad y afluencia turística, pese a los esfuerzos de sus responsables sectoriales. La compañía del grupo británico IAG –al que también pertenecen Iberia, Iberia Express y British Airways– ofertará 4.320 plazas en aviones tipo Airbus A-320.

Es una buena noticia, pero con matices, pues falta saber si el precio del billete resulta lo suficientemente atractivo para el turista con origen en Barcelona. Sea peninsular o sea extranjero, sabemos que viajar a La Palma desde Madrid es caro para los potenciales interesados y ante esa situación, la posibilidad de destinos alternativos resulta evidente. Para tratar de hacer lo más atractiva posible la nueva línea, el Cabildo de La Palma se volcará en una campaña potente. 

Durante la campaña de verano veremos a Vueling en el aeropuerto de La Palma

Foto: Xavier Larrosa (planespotters.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Air Berlin incrementará en el próximo verano el número de frecuencias desde Munich a Canarias, en una clara apuesta por expandir sus posibilidades y atender en mejores condiciones el previsible flujo de turistas alemanes hacia las islas de Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife. Del mismo modo que potenciará Mallorca con unas noventa mil plazas para dicho destino con origen en aeropuertos de Alemania, Austria y Suiza.

En largo recorrido, Air Berlin aumentará el número de vuelos a destinos vacacionales de Cuba, República Dominicana y dos ciudades de EE.UU: Nueva York y Chicago. En colaboración con su socio Etihad, a través de Abu Dhabi volará a Tailandia, Malasia, Maldivas, Seychelles y Australia. En el medio radio, el incremento de la oferta estará destinado a Grecia, Turquía, Chipre, Malta e Italia. Su pertenencia a la alianza Oneworld permite conexiones con American Airlines y S7. 

Air Berlin refuerza su presencia en el turismo alemán, que es su origen

Foto: Félix Gottwald

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Vueling, la aerolínea salvadora de las cuentas del holding IAG al que también pertenecen Iberia e Iberia Express, prevé crecer este año un 30 % en su oferta de asientos y abrirá 72 nuevas rutas, que sumarán 280 e incrementará su flota en otros veinte aviones, hasta alcanzar 90 unidades. El objetivo de la compañía “low cost” salarial consiste en captar el mercado italiano, con base en el aeropuerto de Roma, a la vista de la situación en la que se encuentra Alitalia, de la que ahora se confirma que la compañía árabe Etihad comprará el 40 % del capital.

Según leemos en la edición digital del periódico económico Expansión, Vueling pretende ser una alternativa viable a Alitalia y tendrá diez aviones en base en Roma y con ellos operará 36 rutas, 17 de ellas a otros países. Por allí también está Ryanair, otra compañía “low cost” que hace estragos por donde pasa y ya ha anunciado que plantará cara a la compañía española (o británica, según se mire). Los planes de Vueling implican, además, la contratación de otros 600 trabajadores en los diferentes niveles, con lo que la cifra total de empleados al final de este ejercicio será de tres mil personas. 

Vueling crecerá este año en Italia a costa de las horas bajas de Alitalia

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hemos sabido hoy por un despacho de la agencia Europa Press que la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, en un fallo dictado el 30 de diciembre de 2013, ha desestimado el recurso presentado por un tripulante de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair, que fue despedido en su momento por la aerolínea irlandesa por “comerse un bocadillo destinado a la venta a los pasajeros sin la debida autorización y sin abonar”.

La Sala señala la falta de jurisdicción de los tribunales sociales españoles para resolver sobre la demanda de despido formulada por la conocida compañía “low cost”, pues el afectado fue contratado de acuerdo con la legislación irlandesa, país en el que Ryanair tiene su sede. De ahí que el Supremo haya revocado íntegramente la sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y declara no competentes a los tribunales españoles para determinar en la demanda de despido formulada.

Interior de una cabina de un avión Boeing B-737 de Ryanair

Los hechos se remontan al 12 de diciembre de 2012, cuando el TCP en cuestión tomó un bocadillo a bordo destinado a la venta de los pasajeros “sin la debida autorización y sin abonar su precio”. ¿Quién lo denunció?. Ryanair abrió un expediente informativo que acabó en despido. El afectado, de nacionalidad española, con domicilio en Madrid y base en Oslo, presentó una denuncia ante los tribunales españoles contra las empresas por Workforce International Contractor, la empresa que abona su nómina, subcontratada por Ryanair.

El Juzgado de lo Social nº 40 de Madrid se declaró incompetente y el afectado presentó recurso en una instancia superior. La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en sentencia de 22 de septiembre de 2011, lo admitió a trámite y absolvió a las dos empresas. El afectado recurrió al Supremio y en su fallo da la razón a las demandadas. El bocadillo le salió caro. Sabemos de alguna compañía “low cost” salarial española en la que los tripulantes, sean técnicos o auxiliares, se tienen que pagar hasta el agua. 

Foto: Ruthann