Un ERE de Binter poco claro

1 abril 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El expediente de regulación de empleo de Binter Canarias de 2011, recientemente anulado por el Juzgado de lo Social número 6 de Las Palmas de Gran Canaria, deja en mal lugar a sus promotores, pues la sentencia –a la que hemos tenido acceso– recoge explícitamente que la nulidad declarada se sustenta en “defectos de forma”, ya que no incluye el listado de trabajadores afectados, los criterios para su selección, el periodo previsto para los ceses y tampoco declara la aplicación de las medidas comprometidas en el plan de acompañamiento social.

La sentencia, contra la que cabe recurso y así lo ha anunciado la empresa, deja claro que “es imprescindible que se exprese, con claridad y precisión, cuando menos, las pautas a seguir para elegir al personal afectado y ello se convierte en un requisito mínimo a cumplir”. Incide, además, en que “en el supuesto analizado consta acreditado que tras la aprobación parcial del expediente se generó una patente situación de incertidumbre e indefensión entre los trabajadores, incertidumbre que propició que algunos de ellos se integraran en el tercer operador del Grupo Binter ante el temor real de verse afectados por el ERE y privados de sus puestos de trabajo”. El tercer operador se llama Canair.

La sentencia deja claro que a los promotores del ERE de Binter 2011 “se les fue el baifo”

Binter presentó el 11 de octubre de 2011 un ERE solicitando la extinción de 65 contratos alegando supuestas causas económicas. El 27 de diciembre siguiente, la Dirección General de Trabajo dictó una resolución por la que autorizaba a la empresa a extinguir los contratos de siete pilotos y once TCP’s. En la sentencia se deja claro que los trabajadores afectados tienen el derecho a reincorporarse a sus puestos de trabajo en Binter Canarias y condena a la empresa a abonarles los salarios dejados de percibir durante todo este tiempo.

En su día, el sindicato SEPLA dijo que el ERE era un paso más hacia la progresiva descapitalización de Binter Canarias tanto en flota como en personal. “Un posterior expediente de regulación de empleo y la política de la compañía de empujar a sus empleados a abandonarla para trabajar en Canair y Naysa (las otras dos aerolíneas que conforman el Grupo Binter) ha dejado a la empresa matriz, Binter Canarias, operando con un solo avión y cinco pilotos”. Estas dos últimas compañías aéreas, que operan con la marca comercial y la imagen de Binter Canarias, han ido creciendo en personal y flota de forma paralela al vaciamiento de producción de la matriz.

Foto: Daniel Santos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: