Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de la República de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo la semana pasada que algunas aerolíneas de Europa han reprogramado sus vuelos hasta que pase el Mundial de Fútbol. En su habitual lenguaje, manifestó que “como parte de la guerra económica que hay contra Venezuela (…) algunas líneas aéreas han estado anunciando algunas cosas, algunos de los anuncios son manipulados, algunas líneas aéreas de Europa han hecho una reprogramación de sus vuelos mientras pasa el Mundial de fútbol y están reorientando vuelos hacia Brasil”.

La ocasión le resultó propicia para repetir la advertencia que hiciera en el pasado mes de marzo. “El que se vaya en medio de esta guerra económica no volverá más. Se quedará por allá, donde le toque, no vuelve más a Venezuela porque Venezuela se respeta y el que le quiere hacer daño a Venezuela la tiene que pagar”. A continuación, Maduro invitó a la inversión privada a invertir y trabajar de “manera leal” por el país: “Insto a todas las líneas aéreas nacionales, internacionales, al trabajo, a resolver los problemas que normalmente surgen y a que sigamos fortaleciendo toda la red de aeropuertos, de vuelos nacionales y de vuelos internacionales”.

Sólo a Iberia se le debe más de 200 millones de dólares y la cuenta sigue subiendo

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cinco muertos es el trágico balance de un accidente de un avión Beech Super King Air B200, matriculado en Argentina (LV-CNT) y propiedad de la compañía Kowzef, que se precipitó a unos diez kilómetros de la isla de Martín García, en territorio uruguayo. Se trata del suceso aéreo más grave ocurrido en la historia del Río de la Plata en los últimos cuarenta años, destaca la prensa de Uruguay. En 1917 se produjo un accidente similar, cuando nueve bailarines del Teatro Colón perdieron la vida en el Río de la Plata.

El avión volaba a Carmelo, donde no pudo aterrizar debido a la presencia de niebla, por lo que el piloto decidió volver al aeropuerto de San Fernando. A las 13,25 h local, los radares del aeropuerto de Carrasco perdieron la localización del avión y dieron la señal de alarma. Miembros de la Fuerza Aérea de Uruguay y de la Prefectura Argentina encontraron los restos de la aeronave, cinco cadáveres y cuatro heridos. Excepto el piloto y una mujer, el resto son hombres de negocios.

Este es el avión accidentado, que se ha cobrado cinco víctimas mortales

Foto: Luis CL (jetphotos.net)

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La aerolínea colombiana Avianca ha logrado un acuerdo con el Gobierno de Venezuela, para la liquidación de los billetes aéreos correspondientes a diciembre de 2012, por casi 12 millones de dólares, informa la edición digital del periódico colombiano El Tiempo. El resto, en lo referido a las operaciones correspondientes a 2013, asciende a unos 300 millones de dólares y habrá que discutirlo “en las próximas semanas”, según las autoridades venezolanas.

Avianca, al igual que otras compañías aéreas que operan en Venezuela, ha reducido drásticamente el número de vuelos al país vecino. Fuentes de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), citado por el periódico El Nacional, cifran en un 66 % la reducción de plazas en los cinco primeros meses de este año, en relación a igual periodo del año anterior. La deuda total con las aerolíneas supera los 4.000 millones de dólares. Sólo con American Airlines, el monto asciende a unos 700 millones de dólares.

Avianca ha conseguido cobrar un mes. La deuda de 2013 habrá que discutirla

Foto: Konstantin von Wedelstaed (airliners.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Según la prensa oficialista de Venezuela, el Gobierno bolivariano anunció el pago de las cuentas pendientes de 2012 con las compañías aéreas Avianca y Lacsa-Taca y las de 2012 y 2013 conAero México, Insel Air, Tame Ecuador y Aruba Airlines. No ha trascendido qué tipo de cambio bolívar/dólar se aplicará en la liquidación, cuyo monto total, en estos momentos, supera en su conjunto los cuatro mil millones de dólares. La intención es liquidar y llegar a acuerdos antes de que entre en vigor la aplicación de la tasa Sicad II, que quintuplicará el precio de los billetes, lo que ha impactado sobremanera en la opinión pública venezolana acostumbrada a viajar, especialmente en la clase media, que verá reducidas las posibilidades de desplazamientos al exterior. 

Otras quince compañías aéreas están pendientes de la liquidación de la venta de sus billetes aéreos en Venezuela. “Será un precio real”, dijo el ministro de Transporte, Hebert García, en un anuncio claro para doblegar los intereses de las compañías aéreas a los criterios gubernamentales. En los últimos meses las aerolíneas han reducido vuelos y, en consecuencia, la oferta de asientos, todo lo cual está repercutiendo en la conectividad exterior del país. En la lista figuran Air France, Air Europa, Lufthansa, American Airlines, Copa Airlines e Iberia. Sólo a ésta se le adeudan más de 200 millones de dólares. El Gobierno quiere potenciar el protagonismo de Conviasa en las líneas internacionales, pero la compañía venezolana –que estuvo vetada para volar a Europa por motivos de seguridad– no es el del agrado del público.

El Gobierno venezolano quiere potenciar Conviasa, la aerolínea oficial 

Foto: Miguel García (airliners.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo tenemos que ocuparnos de la situación del transporte aéreo en Venezuela, ante el alcance de la noticia divulgada por el presidente ejecutivo de la Asociación Venezolana de Líneas Aéreas (ALAV), Humberto Figuera, de que el Gobierno bolivariano fijará el precio de los billetes aéreos a la tasa Sicad II, a partir del primero de julio próximo. Tras este tecnicismo se esconde una cruda realidad, pues el precio se encarecerá en torno a un 354 %, debido a la multiplicación por cinco del nivel actual.

El economista Luis Oliveros entiende que cuando llegue la aplicación de la nueva tasa, las aerolíneas no tendrán interés en vender billetes. “Creo que será más complicado encontrar boletos aéreos hasta el 1 de julio. Vamos a ver un incremento importante en los boletos, algunos pueden aumentar 4 a 5 veces y pareciera que más adelante el cupo viajero también pasará a tasa Sicad II” (acrónimo de Sistema Cambiario Alternativo de Administración de Divisas), leemos en la edición digital de globovision.com.

Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La firma del convenio colectivo de Iberia marca un antes y un después en la historia de la compañía en diversidad de factores. Entre ellos, el relacionado con los salarios del personal, que entra en una nueva dimensión. El modelo parece copiado o al menos inspirado en el aplicado en la marca comercial Binter Canarias. Nada nuevo bajo el sol de lo que es la tónica general en los últimos años. Sólo que a cambio de la reducción salarial, las tarifas siguen igual o más caras y la incomodidad en los asientos es la tónica dominante.

Un piloto de Iberia –dejando fuera a los “bramanes”, especie en extinción– cobraba antes de los ajustes en torno a 67.000 euros anuales y quienes se incorporen en el futuro rondarán los 35.000 euros, empezando por la cola. Y los TCP’s, en torno a 20.000 euros anuales y también desde lo más bajo del escalafón, leemos en la edición digital del periódico económico Cinco Días. Además, en el nuevo convenio queda claro que hay que producir más y, mientras tanto, parece que se vislumbra el futuro de la flota, con la posible llegada del Boeing B-777 o Airbus A-350.

De momento la flota de largo recorrido se ha renovado con un lote de Airbus A-330

Foto: Curimedia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nos ha llamado la atención unas declaraciones del vicepresidente económico de la República de Venezuela, Rafael Ramírez, en las que dice que la progresiva reducción, cuando no suspensión, de vuelos regulares de las compañías que operan en el país no obedece a la deuda que el Gobierno bolivariano mantiene con las aerolíneas, sino a la desviación de rutas producto del Mundial de Fútbol en Brasil, que se disputará el próximo mes. En el último año, una docena de compañías han reducido sus frecuencias entre un 15 % y un 18 %. Comprar un billete aéreo en Venezuela se ha encarecido mucho, en el caso de que se consiga.

“Aquí nadie se va de este país, las aerolíneas esas que andan yéndose están desviando aviones para el Mundial de Fútbol. Pero no que se estén yendo del país, métanle el ojo a eso”, dijo Ramírez tras el Congreso Latinoamericano y Caribeño de Ingeniería Petrolera, celebrado recientemente en la ciudad de Maracaibo. Por su parte, el presidente ejecutivo de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), Humberto Figuera, declaró a una emisora local que cada día que pasa se acercan más “las decisiones que puedan tomar las líneas aéreas, algunas más que otras, de suspender operaciones temporalmente hasta que este tema se resuelva”.

Por tanto, no parece que la razón esté de parte de este dirigente bolivariano, por mucho que se empeñe en decir lo contrario. Hace tiempo que Venezuela no cumple con sus compromisos con las compañías aéreas, debido al control cambiario impuesto por su gobierno a través de una entidad denominada Cadivi, interesada en dificultar el pago de la deuda pendiente y poco proclive a encontrar soluciones efectivas. Según datos de la IATA, el monto pendiente ronda los cuatro mil millones de dólares, cantidad que no es broma. Las compañías afectadas tienen aviones suficientes para mantener una programación de vuelos normal con Venezuela, haya o no Mundial de Fútbol.  

Ramírez ha hecho unas curiosas declaraciones sobre la situación del transporte aéreo

Foto: Leo Ramírez / AFP Photo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Pese a la deuda que el Gobierno de Venezuela mantiene con las compañías aéreas, Air France seguirá volando al país, confirman fuentes de la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo (Avavit) que publica el periódico caraqueño El Nacional. En los últimos días habían circulado insistentes rumores en el sentido de la posible supresión de la línea París-Caracas, si bien se reconoce que la cifra pendiente de liquidación dificulta la normalidad deseable en el servicio.

Las aerolíneas que habitualmente vuelan a Venezuela han reducido frecuencias en los cinco primeros meses del año en un 30 % de promedio. Lufthansa lo ha hecho en un 49 %, Air Europa en un 43 %, Iberia en un 31 % y Air France en un 26 %. En el caso de la compañía alemana, por ejemplo, a marzo de este año ofrecía 1.547 asientos semanales y ahora tiene 1.105 asientos (- 28 %). La deuda del gobierno bolivariano es de unos cuatro mil millones de dólares por los billetes vendidos en 2013 y lo que va de año.

Air France mantiene su presencia en la línea París-Caracas, según afirma Avavit

Foto: BriYYZ

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Volvemos a insistir en el asunto de las tarifas regionales, en manos del cuasi monopolio de facto representado por la marca comercial Binter Canarias. Una inversión provechosa en la que ha dejado de lado la necesaria consideración social y más en los tiempos en que vivimos. Ya lo hemos dicho y lo volvemos a repetir. Los canarios, como usuarios obligatorios del servicio de Binter, estamos pagando el costoso desmantelamiento de la compañía, pues los pilotos de la primera empresa han sido despedidos e indemnizados algunos de ellos con cuantías millonarias. A cambio, ahora dos compañías “low cost” llamadas Naysa y Canair, cubren la programación con salarios mucho más asequibles. Y cuidado, que ahora sobran pilotos y hay cola en la calle.

Si hace unos días nos referíamos al precio del billete en la línea Tenerife Norte-Lanzarote, hoy lo hacemos en la línea Tenerife Norte-Fuerteventura. Para ello hemos acudido a la página web de la propia compañía. Ida el próximo viernes 23 de mayo y regreso el domingo 25 de mayo. En clase turista, el precio es de 50,50 euros por trayecto para un viaje de 40 minutos en aviones de 70 plazas con asientos desgastados del mucho uso dado. De modo que si le sumamos tasas (+ 5,18 euros) y cargos de emisión (+ 3 euros), el precio final se pone en 109,18 euros. El precio podría subir a 131,18 euros, si la tarifa elegida es la denominada Tarifa Más. Si el pasajero tiene suerte, puede conseguir la tarifa Promoción y el precio se queda en 68,18 euros.

Los aviones de Binter realizan doce saltos diarios y tienen una ocupación elevada

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía Alitalia ha interrumpido la línea Roma-Caracas, en principio hasta el próximo 25 de octubre, informa la prensa no gubernamental de Venezuela, habida cuenta de los reiterados incumplimientos del Gobierno bolivariano a través de Cadivi. La conectividad aérea del país sigue resintiéndose y todo parece indicar que va a más, pese a las amenazas de los dirigentes nacionales. Lufthansa ha interrumpido la venta de billetes, lo que parece antesala del cierre de la línea Frankfurt-Caracas y corren insistentes rumores de que Iberia y Air France podrían anunciar medidas similares en breve.

La compañía española mueve alrededor del 24 % de la cuota de mercado de Venezuela y le siguen Alitalia y Air France con un 20 % cada una. Las aerolíneas tratan de protegerse en lo posible de la sangría económica que propicia la actitud del gobierno venezolano y han reducido drásticamente su oferta de vuelos y asientos para viajar hacia y desde Venezuela. Mientras tanto la deuda sigue creciendo y en estos momentos se estima en cuatro millardos de dólares. Y no hay, por ahora, atisbos de encontrar soluciones factibles.

Alitalia ha suspendidos hasta octubre los vuelos a Venezuela

Foto: Daniele D’Orazi (planespotters.net)