Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finnair ha decidido dar un paso adelante y tiene en construcción una sauna unisex para sus pasajeros en la sala premium del aeropuerto de Vantaa (Helsinki). La sauna goza de una larga tradición en Finlandia, pues se calcula que existe una por cada tres habitantes, por lo que disponer de una de ellas en el principal aeropuerto del país entra dentro de lo normal. Los invitados a la sauna de Finnair serán los pasajeros con tarjetas platino y dorada, a quienes se les recomienda usar toallas en lugar de ir desnudos.

La sauna mide 407 metros cuadrados y estará decorada por primeras marcas del diseño finlandés, caso de Marimekko, Ittala, Ultima, Thule y Eero Saarinen.  El objetivo, según explica Vertii Kivi, consiste en “crear una experiencia emotiva y de alta calidad para los exigentes clientes de Finnair. Las diferentes zonas de trabajo, refresco, silencio o baño están unificadas con un toque leve de diseño escandinavo, creando un espacio que los clientes no olvidarán”. Para mejorar el relax habrá proyecciones en video de la estación del año.

La sauna goza de una larga tradición en Finlandia. Finnair ofrecerá una tipo unisex

Foto: Finnair

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la mañana del pasado 18 de junio, en aguas del golfo de Cádiz, un avión MV-22 Osprey de los Marines de EE.UU. desplegado en la base aérea de Morón de la Frontera, realizó su primera toma en la cubierta del buque LHD “Juan Carlos I”. Ha sido la primera operación de este tipo en el buque español, en la que se realizaron operaciones de trincado, parada, pliegue y remolque hasta el ascensor, relleno en caliente y despegue, realizando otras dos tomas.  

Durante las operaciones se comprobó la interoperabilidad del buque con este tipo de aeronaves y durante un descanso se realizó un intercambio de metopas entre el comandante del “Juan Carlos I”, capitán de navío Antonio Piñeiro Sánchez, y el comandante piloto del avión V-22 Osprey, R. J. Scott. Todas las pruebas realizadas resultaron exitosas y acreditan la capacidad del buque LHD español. 

El avión MV-22 Osprey realizó tres tomas y despegues en la cubierta del buque

Se trata de un modelo de avión militar de rotores basculantes, llamado también convertiplano, con capacidad de despegue y aterrizaje verticales (VTOL) y despegue y aterrizaje corto (STOL) y ha sido diseñado para combinar la funcionalidad de un helicóptero convencional y la capacidad de velocidad y alcance de un avión turbohélice. El proyecto, con un coste de 27.000 millones de dólares hasta 2008, ha sido desarrollado por Bell Helicopter y Boeing Rotorcraft Systems. 

El V-22 Osprey realizó su primer vuelo en 1989 y en su fase de pruebas sufrió diversas modificaciones en el diseño. Se trata de una aeronave muy compleja, que ha presentado numerosas dificultades por tratarse del primer convertiplano destinado al servicio militar en el mundo. El Cuerpo de Marines de EE.UU. lo incorporó en 2007, siete años después de que los tripulantes comenzaran su entrenamiento. Desde 2009 está al servicio de la USAF y ha sido desplegado en operaciones de combate en Irak y Afganistán.

Foto: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los intentos que en el pasado, octubre de 2013 sin ir más lejos, se hicieron para tratar de mantener en vuelo a Alitalia se han demostrado insuficientes. Y eso que entonces se aprobó una ampliación de capital por importe de 300 millones de euros para tratar de salvarla de la quiebra. Pero no ha sido suficiente hasta que se ha concretado el acuerdo con Etihad Airways, al que nos referíamos en nuestra anterior información. Claro que, ahora, viene la segunda parte de la historia.

Por lo que se ha informado y según los términos del acuerdo con la compañía de Emiratos Árabes Unidos, que ha comprado el 49 % de las acciones, las entidades bancarias estarían dispuestas a eliminar una parte de la deuda y convertir la parte restante, en torno a un tercio, en accionariado de la nueva empresa creada para tal fin. El dinero que viene del Golfo Pérsico supone la “última oportunidad” para evitar la quiebra, pues uno de los accionistas fuertes, Air France-KLM, ha dicho hasta aquí hemos llegado.

La llegada de los árabes anuncia cambios drásticos. Habrá dolor en Alitalia

Foto: Kentaro Lemoto

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finalmente, Alitalia y Etihad Airways han hecho público hoy el acuerdo principal sobre los términos y condiciones por los que la compañía Alitalia regirá sus destinos a partir de ahora, después de la sociedad propietaria de la aerolínea de Emiratos Árabes Unidos haya desembarcado en el capital social de la italiana con el 49 % del paquete de acciones, lo que se traduce en una inyección económica de unos 500 millones de euros. Como en el boxeo, el acuerdo ha llegado “in extremis” para el perdedor, pues se dice que en agosto próximo se quedaría sin liquidez.

Todavía quedan flecos por resolver antes de que la operación concluya y consiga el visto bueno de las autoridades competentes. En todo caso, es sabido que se irán a la calle entre 2.600 y 3.000 trabajadores y se procederá a liquidar la deuda de la compañía italiana, que ronda los 560 millones de euros. La dirección de Alitalia era reticente a aceptar las duras condiciones de los árabes, pero al final ha entrado por el aro –con la anuencia del Gobierno italiano–, pues se trata de la última oportunidad frente a la quiebra.

La llegada de capital árabe salva de la quiebra a Alitalia, aunque impone condiciones

Foto: Kork Vermeulen

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un sindicato llamado Unión Profesional de Pilotos de Aerolínea (UPPA), escindido en 2013 de Sepla, cuya decadencia en los últimos tiempos es manifiesta, lidera la negociación del primer convenio colectivo en Iberia Express, leemos en el periódico económico Cinco Días. Por lo pronto representa a la mayoría de los 103 pilotos que tiene la filial “low cost” salarial del Grupo Iberia –las tarifas siguen igual de caras en aviones estrechos e incómodos para el pasaje– y su principal dirigente en la sección sindical es Juan Manuel Núñez, comandante de Air Europa.  

La mencionada UPPA ha tomado forma en su corta vida. Descontentos con la línea seguida por el Sepla en Air Europa, un grupo de pilotos decidió emprender una nueva aventura sindical y está a punto de cerrar el primer convenio colectivo de Iberia Express. Los pasos dados son significativos. La semana pasada celebró su primera asamblea general en la que se presentó la política sindical del colectivo y se aprobó el reglamento. Ahora toca expandirse a otras aerolíneas. No parece un empeño difícil.

UPPA ha desbancado a Sepla en la representación sindical en Iberia Express

Foto: Bene Riobó

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Aunque la formación de bancos de niebla en el aeropuerto de Tenerife Norte – Los Rodeos es un hecho frecuente durante todo el año, cuando llega el verano el fenómeno se intensifica y suele ser frecuente el desvío de vuelos al aeropuerto Tenerife Sur. En estos días ya se han producido algunos, tanto nacionales como interinsulares. Suerte que existe dicha alternativa, pues hasta la apertura al tráfico aéreo de éste, la alternativa estaba en el aeropuerto de Gran Canaria.

La intensidad de la niebla es muy variable y puede permitir o impedir los aterrizajes en cuestión de minutos. Una ráfaga de viento puede despejar o invadir el aeropuerto. Además, dada la naturaleza de microclimas existente en la isla, se da la circunstancia de que en Santa Cruz de Tenerife, a solo diez kilómetros del aeropuerto, puede brillar el sol y sin embargo en La Laguna estar totalmente cubierta. E incluso, apenas a unos cientos de metros de ambas cabeceras, 3-0 y 1-2, también estar despejado.

Esta imagen es típica de esta época del año. La niebla apenas deja ver

Foto: Moisés Pérez / Diario de Avisos

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El estreno, ayer, de la línea Barcelona-La Palma-Barcelona de la compañía Vueling es una buena noticia para la isla, pues abre una nueva puerta a la comunicación con la península y a las posibilidades de que lleguen más turistas no sólo desde Cataluña, sino también desde otros puntos emisores nacionales y europeos. El avión, un modelo Airbus A-319 matrícula EC-LRZ alquilado a Air Berlín (ex D-ABGQ), fue recibido con los chorros de agua de los bomberos del aeropuerto palmero, como vemos en la fotografía de Alicia Fernández Concepción.

El vuelo tiene una frecuencia semanal, cada sábado y se mantendrá así hasta el próximo 13 de septiembre. Vueling ha previsto reforzar la programación con un vuelo adicional el 5 de agosto, festividad de Nuestra Señora de las Nieves y el 27 de agosto, casi a final de vacaciones. El consejero de Turismo del Cabildo Insular de La Palma, Raúl Camacho, ha tenido mucho que ver para que se haya logrado este vuelo con la Ciudad Condal y confiamos en que tenga la respuesta necesaria, de modo que logre proyección de futuro. Claro que para ello es necesario que las tarifas sean lo suficientemente atractivas. 

Recibimiento de honor a la llegada del primer vuelo de Vueling procedente de Barcelona

Foto: Alicia Fernández Concepción

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El drástico recorte en la oferta de vuelos de la compañía American Airlines entre EE.UU. y Venezuela parece el anticipo del abandono definitivo del mercado venezolano, sostienen fuentes del sector. La elevada deuda que el Gobierno bolivariano mantiene con la aerolínea norteamericana, estimado entre 750 y 800 millones de dólares y el escaso interés de las autoridades venezolanas por zanjar la cuestión, hacen prever tal desenlace. Por lo que se ha informado, el acuerdo alcanzado con algunas compañías consiste en el pago semestral durante varios años.

El Ministerio de Transporte Acuático y Aéreo no da muestras de querer pagar y pretende quitas variables que suponen millones de dólares a su favor y en contra de lo facturado por las aerolíneas. Entre tanto, algunos dirigentes destacados, como el propio presidente de la República, se permiten el lujo de amenazar a las compañías con la frase de que “quien se va, no vuelve” y no cobrarán lo que se les debe. Pero el engorde de la deuda y la inviabilidad de su cobro no dejan otra salida. Puede que asistamos, en corto plazo de tiempo, a la prohibición de EE.UU. para que las compañías venezolanas vuelen a su territorio.

American tiene la preferencia del público de Venezuela en sus viajes a EE.UU.

Foto: Mario Roberto Durán Ortiz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En una vuelta más de tuerca, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela no sólo no paga en tiempo y forma a las compañías aéreas, sino que además pretende quitas variables que oscilan entre el 20 y el 38 % de las cantidades pendientes. Iberia es una de las aerolíneas que ha dicho no a esta propuesta, junto a otras quince, mientras que Air Europa ha aceptado que sea a plazos en seis cuotas semestrales al cambio de 6,30 dólares, tras aplicar la rebaja pretendida.

Sólo con Air Europa, la deuda es de 160 millones de dólares, según datos de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV). Del monto pendiente, sólo a American Airlnes le deben 800 millones de dólares; 500 millones a Copa, 300 millones a Avianca, 270 millones a Air France y 200 millones a Iberia. En el caso de otras cuatro compañías (Aeroméxico, Insel Air, Aruba Arilines y Tame), las quitas rondan el 50 %, lo que supone un ahorro para las arcas bolivarianas de 146,5 millones de euros  

La deuda de Vewnezuela con Iberia ronda los 200 millones de dólares

Foto: Dura-Ace

Juan Carlos Díaz Lorenzo

American Airlines ha hecho público un comunicado en el que a partir del próximo primero de julio suprimirá las líneas que enlazan Nueva York, Texas y San Juan de Puerto Rico con Venezuela. Es decir, de 48 vuelos semanales programados quedará sólo en diez vuelos, que son los que corresponden a la línea Miami-Caracas. El recorte supone el 79 % de las frecuencias de la aerolínea norteamericana, la más dañada por la deuda que mantiene el Gobierno de Venezuela, estimada según fuentes del sector en unos 800 millones de dólares.

De los 91 vuelos semanales que operan varias compañías entre EE.UU. y Venezuela, la oferta de American Airlines representa el 52,75 % y tiene la preferencia de los pasajeros venezolanos, con un 45 % del total. Le siguen Santa Bárbara Airlines (23,07 %), Delta y United Airlines (7,69 %), Avior (6.59 %) y LAN (2.21 %). Con el recorte anunciado, la programación semanal entre ambos países se reduce a 55 vuelos, de los que los diez de American Airlines representan el 18,18 % de la oferta, según fuentes del sector citadas por el periódico El Nacional.

Sólo a American Airlines, la deuda de Venezuela es de 800 millones de dólares

Foto: Kustov