Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ministro de Transporte Aéreo de Venezuela, Luis Graterol, ha publicado en su cuenta de twitter un mensaje en el que dice que “reiteramos que el Estado no tiene deudas con las aerolíneas”. Afirmación que contrasta rotundamente con lo que es un clamor dentro y fuera del país. No dice nada de si el recorte de vuelos y, en consecuencia, la oferta de plazas, tiene que ver con los efectos del Mundial de Fútbol jugado en Brasil, como dijo en su día alguno de sus colegas e incluso el propio presidente de la República.

Acostumbrados a promesas que se incumplen sistemáticamente, el ministro de cuestión dijo el pasado lunes que el Gobierno ha asignado el pago de divisas a Iberia y Delta Airlines.  La compañía española, que tiene algo así como 250 millones de dólares pendientes de cobro, dio muestras de su buena voluntad al facilitar el regreso de una parte de los pasajeros de Conviasa atrapados la semana pasada en Madrid. La deuda con Air Europa asciende a 185 millones de dólares. IATA sostiene que Venezuela debe en total más de 4.100 millones de dólares a 24 aerolíneas.

Air Europa e Iberia figuran entre las 24 compañías atrapadas por el Gobierno bolivariano

Foto: Tave Myliu

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por cuarta vez el presidente de la IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo), Tony Tyler, se ha dirigido por escrito al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, instándole a que establezca un diálogo efectivo y una salida confiable para saldar la deuda de 4.100 millones de dólares que mantiene con 24 compañías aéreas que operan en el país. El dirigente de la IATA pide un “diálogo de alto nivel con el objetivo de cancelar la deuda de una forma rápida y justa”. Las anteriores misivas han caído en saco roto.

El Gobierno venezolano no hace caso. Promete, pero no cumple y mantiene el cerco a las compañías aéreas, a las que amenaza en caso de que se retiren. Varias ya lo han hecho, para no engordar más la deuda. El presidente de IATA afirma que “las aerolíneas no pueden seguir ofreciendo sus servicios sin garantías de cobro. La mayor parte intentan minimizar el riesgo reduciendo la capacidad. Varias han cesado sus operaciones completamente. Venezuela corre el riesgo de desconectarse de la economía global”.

Tony Tyler, presidente de IATA

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finalmente, Iberia y Blue Panorama hicieron posible que el medio millar de pasajeros de la aerolínea Conviasa bloqueados en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas pudieran regresar a Venezuela. La compañía aérea venezolana negoció los vuelos que permitió resolver una situación tensa vivida desde el 22 de julio, cuando se informó al primer grupo que el viaje de regreso había sido cancelado. La situación se complicó dos días después.

Conviasa, que este año cumple su décimo aniversario, no ha conseguido mantener una presencia confiable en largo recorrido. Lo contrario de lo que ocurre en las líneas domésticas, dotadas de 14 nuevos aviones Embraer 195, además de CRJ-700, ATR-42 y Boeing B-737. Razón por la cual acude a contratos “wet lease” con otras compañías para los vuelos trasatlánticos, no exentos de dificultades como las vividas recientemente.

La credibilidad de la aerolínea Conviasa en el exterior está cuestionada

Foto: Conviasa

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El consejero delegado de Swiftair, Salvador Moreno González-Aller, hizo público este fin de semana un comunicado en el que expresa sus condolencias por el accidente sufrido por el avión MD-83 ocurrido en la madrugada del pasado 24 de julio, cuando operaba para Air Algérie en una línea entre las capitales de Burkina Faso y Argelia. El trágico saldo es de 116 fallecidos, entre ellos los seis tripulantes españoles.   

El comunicado, que nos hace llegar el delegado de Swiftair en Canarias, Sebastián Gutiérrez, dice lo siguiente: 

En nombre de todo el personal de la compañía Swiftair y en el mío propio quiero manifestar nuestro dolor y consternación por el accidente ocurrido en el vuelo DAh5017. Expresamos nuestra solidaridad a todos los familiares y allegados de los pasajeros y tripulantes que se han visto involucrados en el mismo.

En este momento, nuestra prioridad absoluta es la atención a las familias de todos los afectados; estamos a disposición de todos ellos para prestarles toda la ayuda que necesiten en estos duros momentos.

Hasta el momento, debido al corto espacio de tiempo transcurrido desde el accidente, no ha sido posible determinar las causas del mismo. Swiftair prestará toda la ayuda y colaboración para conocer las causas a las autoridades encargadas de la investigación. 

Se ha informado de que personal técnico de Swiftair, Ministerio de Fomento y la Policía Científica han viajado al lugar donde ocurrió el accidente para colaborar con las autoridades francesas y de Malí en la investigación del suceso y en la clasificación de los restos, que serán enviados a París.  Han sido recuperadas las dos cajas negras, que aportarán información imprescindible para esclarecer las causas del accidente de la aeronave. 

La aerolínea española Swiftair vive horas amargas

Foto: Getty images

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La aerolínea estatal venezolana se ha sumado a la grave crisis de transporte aéreo que padece Venezuela. Desde hace unos días, la compañía italiana Blue Panorama, con sede en Malpensa, que operaba los vuelos de ésta en régimen de “wet lease” en la línea Madrid-Caracas-Madrid ha suspendido sus operaciones y 470 pasajeros se encuentran bloqueados en el aeropuerto de la capital española, a la espera de que puedan regresar a su país. La última noticia dice que lo podrán hacer el próximo lunes, pero habrá que esperar para comprobar si es verdad. Lo mismo sucede en Venezuela, donde hay unos 250 pasajeros afectados.

Una parte de ellos han conseguido viajar en Air Europa y el resto están hospedados en hoteles por cuenta de la aerolínea a la espera de que salga su vuelo. En medios aeronáuticos se dice que Conviasa no ha cumplido sus compromisos contractuales con Blue Panorama y los italianos no han concedido prórroga. La compañía venezolana demuestra que no tiene capacidad de respuesta rápida para solucionar una contingencia de este tipo, entre otras razones por un claro problema de credibilidad en el cumplimiento de los pagos, que también afecta seriamente a las compañías que operan en el país. Y es que los posibles operadores al servicio de Conviasa exigen el pago por adelantado.

A nivel nacional, Conviasa ha renovado su flota con aviones Embraer

Foto: AVN

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La tragedia está confirmada. Los restos del avión MD-83 de Swiftair alquilado a Air Algérie han sido finalmente localizados en la región de Gossi, en territorio de Malí. Un destacamento militar francés se dirige hacia la zona, de difícil acceso, para asegurar el área, informa la prensa gala. El presidente de Francia, François Hollande, ha informado en primera persona  del hallazgo y ha dicho que “se ha identificado claramente a pesar de que se encuentra desintegrado”.

En horas de la pasada madrugada un drone “Reaper” del Ejército del Aire francés localizó la situación del avión accidentado. En las próximas horas llegarán un centenar de fuerzas militares y civiles asignados para la recogida de los cuerpos y los elementos de información del avión. Los primeros indicios hacen pensar que la aeronave española, matrícula EC-LTV, se estrelló después de que hubiera cambiado de ruta debido a las condiciones meteorológicas adversas en la zona.

Este es el avión de Swiftair, alquilado a Air Algérie, accidentado en territorio de Malí

Foto: Dura-Ace

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A medida que van pasando las horas se van conociendo más detalles del trágico accidente del avión MD-83 de la compañía española Swiftair, alquilado por dos meses a la compañía Air Algèrie, que se ha estrellado la pasada madrugada -según fuentes argelinas- en el transcurso de un vuelo entre Ouagadougou (Burkina Faso) y Argel. El periódico El Mundo ha hecho públicos los nombres de la tripulación: Agustín Comerón, comandante; Isabel Gost, copiloto; y los TCP’s Rafael Gasanalieb, Miguel Ángel Rueda, Raúl Montero y Federico Cárdenas.

Hasta el momento no se han encontrado los restos del aparato, pese a que en algún momento se ha dicho que dos aviones caza franceses los habían localizado a unos 70 kilómetros de la ciudad de Gao, en territorio de Mali. El ministro francés de Exteriores lo ha desmentido. El avión, ha informado la compañía, despegó a las 0117 Z (GMT) con 110 pasajeros a bordo y seis tripulantes. Se habla, pero no se confirma, de un séptimo español. Tenía ETA (llegada estimada) en el aeropuerto de destino a las 0510Z, lo que lamentablemente no se ha producido. Matrícula EC-LTV, fue fabricado en 1996 y desde octubre de 2012 estaba al servicio de Swiftair.

El avión MD-83 fue fabricado en 1996 y desde 2012 volaba para Swiftair

 Foto: Dura-Ace

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión MD-83 de la compañía española Swiftair, matrícula EC-LTV, alquilado por dos meses por Air Algerie, se ha estrellado hoy en el transcurso de un vuelo regular entre Burkina Faso y Argel. En las primeras horas, desde que se perdió el contacto 50 minutos después de su despegue, la aeronave permaneció desaparecida –lo que hizo pensar en un posible secuestro–, y después se confirmó la tragedia. A bordo, 112 pasajeros y siete tripulantes españoles.

Todavía hay confusión en las noticias del suceso, que se irán aclarando a medida que transcurran las horas. Las autoridades de Argelia, competentes en el caso, han informado de que medio centenar de pasajeros eran franceses, 24 de Burkina Faso, cinco canadienses, cuatro alemanes y el resto de otros países europeos. Según ha trascendido, parece ser que el avión volaba en medio de una tormenta al norte de la región de Mali.

Este es el avión accidentado, matrícula EC-LTV. Tenía 18,2 años de vida aeronáutica

Foto: Dura-Ace

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión ATR-72 de la aerolínea TransAsia Airways, en vuelo doméstico entre los aeropuertos de Kaohsoung y Magong, en la isla de Penghu (oeste de Taiwán) se ha estrellado contra una zona residencial cuando intentaba aterrizar por segunda vez, informa la agencia CNA. A bordo viajaban 54 pasajeros, cuatro de ellos niños y cuatro tripulantes. Las noticias hablan de 47 muertos y 11 heridos, lo que hace suponer que en su caída alcanzó a otras personas ajenas al avión.

Se ha informado de que el intento de aterrizaje se producía en condiciones meteorológicas adversas, con lluvias intensas y vientos fuertes. El avión se incendió en el momento del impacto contra el suelo y ha provocado una “escena caótica”, según declaraciones de las autoridades. La aeronave, modelo 212A, número de serie 560 y matrícula B-22806, fue entregado en diciembre de 1998 a la mencionada TransAsia Airways.

Este es el avión accidentado esta mañana en la isla Penghu (Taiwán)

Foto: Wei-Chun Lin (planespoters.net)

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siguiendo las recomendaciones de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), Iberia y Vueling se han sumado a las compañías aéreas que han suspendido temporalmente sus vuelos a Israel, tras el disparo de un cohete desde la Franja de Gaza y su impacto en las proximidades del aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv. Otras aerolíneas que operan en Israel han seguido la misma recomendación, a la espera de que se clarifique la situación y se garantice la seguridad. El reciente derribo del avión de Malaysia pesa mucho en el ambiente.  

La medida no ha gustado en Israel, por lo que afecta a sus intereses. El Gobierno sostiene que el aeropuerto es seguro para aeronaves y pasajeros. “No hay necesidad de que las aerolíneas suspendan los vuelos y recompensen así a los terroristas”, ha declarado el ministro de Transportes, Yisrael Katz. Lo cierto es que las recomendaciones de la FAA y la EASA han sido seguidas por varias grandes compañías (Delta, American, United, Lufthansa, Air France, KLM, Alitalia, Norwegian, Iberia, Vueling), mientras que British Airways y El-Al mantienen sus programaciones sin cambios.

La suspensión de vuelos a Israel es cautelar, hasta que se clarifique la situación

Foto: Óscar Martínez