Se habla de un efecto óptico en la maniobra de dos aviones en el aeropuerto de Barcelona

8 julio 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La difusión en las redes sociales de un video tomado por un “spotter” en el aeropuerto de Barcelona, en el que se aprecia claramente cómo un avión Airbus A-340 de Aerolíneas Argentinas (matrícula LV-FPV) cruza la pista mientras se dirigiría por la calle de rodaje al punto de espera de la pista 25R, en el momento en el que un avión Boeing B-767 de la compañía UTair (matrícula VQ-BSX) se aproxima en corta final para aterrizar en la pista 02, ha hecho saltar las alarmas pese a que AENA y Aerolíneas Argentinas se han apresurado a desmentir que se hubiera podido producir una colisión entre ambos.

Lo cierto es que el piloto del avión de UTair, con pasajeros rusos, tomó la decisión de abortar el aterrizaje, en lo que parece una actitud responsable y preventiva, dando la vuelta para volver a tomar tierra después con toda normalidad. AENA y los controladores afirman que desde el punto en el que se tomó el video se produce un efecto óptico, pero la duda ya está en el aire –nunca mejor dicho–, que es a donde volvió el piloto de UTair, siguiendo los protocolos establecidos para estos casos. Por lo que se ha informado, ni la torre de control ni los propios pilotos reportaron incidencia alguna, por lo que técnicamente se descarta que haya habido incidente. 

Dice AENA que ha abierto una investigación para determinar si realmente hubo peligro de choque entre las dos aeronaves. Habrá que esperar a los resultados. En todo caso, sería interesante conocer algunos detalles, teniendo a la vista la pantalla de radar de la torre de control, el rumbo seguido y la velocidad de uno y otro, así como los registros de ambos. Se dice que la distancia entre ambos en el momento en el que el piloto ruso volvió al aire oscilaba entre dos kilómetros y dos kilómetros y medio. El avión argentino, que carreteaba hacia el punto de despegue para volar a su país, siguió el camino que la torre le había asignado. Fuentes técnicas han afirmado que si el avión ruso hubiera aterrizado, tendría margen para hacerlo con seguridad, pero ante la previsible duda el piloto tomó la decisión ya conocida.

En la prensa argentina se destaca este incidente sin consecuencias y se  advierte que el copiloto debió estar más pendiente de lo que acontecía a su alrededor, dado que ese era su ángulo visual. Los implicados insisten en el ángulo engañoso desde el que está tomado el video, que ha trascendido a nivel mundial. En el momento en el que el avión ruso se fue al aire, al “spotter” que está tomado las imágenes, Miguel Ángel Ramírez Ruiz, se le oye exclamar “!oh, Dios!”. Sería interesante conocer la opinión de los pilotos del avión ruso y así tendríamos más elementos de juicio. Las imágenes han hecho recordar en Canarias a la colisión de dos aviones “Jumbo” en 1977, en la que ha sido la mayor tragedia de la aviación civil en tiempos de paz.

Video: Miguel Ángel Ramírez Ruiz [aerobarcelona]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: