Desaparecidos y secreto

26 octubre 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Sigue la búsqueda de los tres militares del 802 Escuadrón SAR desaparecidos el pasado jueves, después de que cayera al agua un helicóptero AS 322 Super Puma en el que regresaban a base aérea de Gando, en Gran Canaria. El asunto informativo ha subido de nivel y, además de una mayor atención por parte de los medios de comunicación, también lo tiene a nivel político, con la intervención directa del ministro de Defensa y del presidente del Gobierno. Y mientras tanto, los profesionales del Ejército del Aire y de la Armada tratando de resolver el asunto.

Se barajan diversas hipótesis y una de ellas es la del posible secuestro. Hemos seguido con especial atención este asunto y lo dicho por el padre del sargento Johnander Ojeda así lo entiende. Este hombre, en una entrevista en la Cadena Cope y que ha recogido Europa Press, aporta algunos datos que no habíamos oído hasta ahora: “el helicóptero hizo un amerizaje normal, las palas no entraron en contacto con el agua y tenía los flotadores abiertos. Todo hace pensar que fueron rescatados”. ¿De dónde sale esa información tan precisa? De fuentes militares, parece obvio.

La localización del helicóptero, primordial para descartar otras hipótesis

De ahí la hipótesis del secuestro o, como apunta el padre del sargento Ojeda, de que el supuesto pesquero no haya regresado a puerto por encontrarse faenando. “Suponemos que se ha desviado hacia otro puerto, es un barco de faena, de arrastre que lleva una red inmensa y hasta que no se llene el barco no sale”, ha dicho… ¿Y la radio? Si no tiene cobertura suficiente, ¿no podría hacerlo con otros barcos más cercanos y que éstos, a su vez, transmitieran la noticia? ¿Y el peinado de la zona que dicen hacer las patrulleras de Marruecos?

Por lo que nos da a entender Francisco Ojeda, el amerizaje pudo producirse cerca de un pesquero que estaba faenando (a saber si de pesca ilegal o no) y de que, visto el problema en el helicóptero, el capitán al mando de la aeronave decidiera hacerlo lo más cerca posible de quien pudiera recogerlos. Todo está sujeto a que se localice la aeronave hundida y se compruebe la cabina, aunque el señor Ojeda dice que “casi un 99,9% de que no están ahí”. Si consideramos la veracidad de informaciones anteriores, todo indica que es probable que pueda ser así, aunque habrá que esperar a que llegue la confirmación definitiva.

Mientras tanto, la autoridad judicial militar ha decretado el secreto de las actuaciones. Lo que es comprensible considerando la hipótesis de un posible secuestro y la intervención del personal de inteligencia especialista en este tipo de cuestiones, aunque no se descartan otras posibilidades. Hay que ser cautos y prudentes ante ese posible escenario. Precisamente, se trata de descartar hipótesis para centrar el trabajo en aspectos precisos. La gestión de la crisis será motivo de discusión en otros foros. Nos lo recuerda el profesor universitario Javier Fernández Obregón, que es un experto en la materia. Para ello, vamos a esperar a que concluya este episodio con la vuelta a sus casas, sanos y salvos, de los tres tripulantes.

Foto: Tave Myliu

Anuncios

Una respuesta to “Desaparecidos y secreto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: