Juan Carlos Díaz Lorenzo

En más de una ocasión nos hemos referido en esta misma sección a la importancia que tienen las libreas de los aviones y cómo se convierten no sólo en su seña de identidad sino también en obras de arte en el diseño gráfico, que tanta importancia tiene en la imagen corporativa. Es el caso de Azerbaijan Airlines (AZAL) y este Airbus A-320 “Naftalan” (4K-AZ78), fotografiado por nuestro estimado amigo y colaborador Rubén Cabrera Jiménez. El avión se estrenó en agosto de 2006 con la compañía alemana Air Berlín (D-ABDI) y desde diciembre de 2010 vuela para su actual operadora.

Azerbaijan Airlines (AZAL) es la compañía aérea nacional de la ex república soviética de Azerbaiján, con sede en Bakú. Tiene su base principal en el aeropuerto internacional Heydar Aliyev e inició sus operaciones en abril de 1992. Vuela a una veintena de destinos de Asia y Europa y en la actualidad toda su flota es de procedencia occidental (Airbus, Boeing y ATR). En su momento dejó de operar con aviones Antonov An-140, tras el accidente de uno de ellos en diciembre de 2005. Por lo que se ha publicado, los planes para incorporar aviones nuevos fabricados en Ucrania han sido pospuestos. 

Atractiva librea de este avión A-320 de Azerbaijan Airlines (AZAL)

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dice el presidente de la República de Francia, y no le falta razón, que “Airbus es un orgullo nacional y europeo”. La declaración viene a cuento con motivo de la reciente firma del macro contrato de 230 aviones de la familia Airbus A-320neo para la compañía indonesia Lion Air, del que ya nos hicimos eco en esta misma sección. Un contrato que, según se ha informado, permitirá crear cinco mil nuevos puestos de trabajo en Francia en la próxima década.

No le van mal las cosas al consorcio europeo EADS, en el que también participa España. Airbus ha recibido 9.400 pedidos de la familia A-320, de los que ya ha entregado 5.400 aviones a algo más de 380 compañías y operadoras de todo el mundo. Hace poco, Airbus anunció un contrato con las compañías Lufthansa y Turkish para 82 aviones A-320 y A-321 por importe de algo más de siete mil millones de euros.

La familia A-320 se ha convertido en un duro competidor del Boeing B-737

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un total de cien aviones de la familia Airbus A-320 han sido ensamblados hasta ahora en la planta FALC en China, ocasión que contó con la presencia de la canciller alemana, Angela Merkel y el primer ministro chino, Wen Jiabao, en un acto al que asistieron más de un millar de personas, leemos en la prensa internacional especializada.

Han transcurrido cuatro años desde que comenzara a funcionar la planta localizada en Tianjin y participada en un 49 % por la Corporación Aeronáutica de China (AVIC). Por lo que se han informado, al acuerdo será renovado en 2016. Coincidiendo con dicho acto se anunció un contrato para la construcción de 50 aviones Airbus para la compañía asiática ICBC Leasing, que serán cedidos a compañías chinas y de su entorno geográfico.

La planta FALC es una “joint-venture” entre Airbus y un consorcio chino que incluye a Tianjin Free Trade Zone (TJFTZ) y China Aviation Industry Corporation (AVIC). Airbus China posee el 51 %  de las acciones, mientras que el consorcio chino tiene el 49 % restante. FALC de Tianjin es la tercera planta de ensamblaje final de Airbus después de Tolouse y Hamburgo,

Despegue del primer Airbus A-320 ensamblado en China y operado por Sichuan Airlines

Foto: Airbus Industrie