Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión Airbus A-321 (matrícula EI-ETJ) de la aerolínea rusa Kolavia, operado con la marca comercial Metrojet, se ha estrellado hoy en el desierto del Sinaí con 224 personas a bordo, de ellos siete tripulantes. Se ha informado que no hay supervivientes. Las autoridades egipcias se han apresurado a descartar que el avión haya sido derribado. El comandante de la aeronave había informado en una comunicación previa de la existencia de un problema técnico y de la necesidad de aterrizar en el aeropuerto más cercano, por lo que decidió hacer el intento en Al Arish, lo que no llegó a producirse.

La veracidad de un problema técnico cobra fuerza a tenor de que, según las informaciones publicadas por la prensa rusa, en varias ocasiones en los últimos días se había pedido asistencia técnica por problemas en el arranque de un motor. No obstante, algunas fuentes apuntan a la posibilidad de un ataque con un misil tierra-aire. El presidente Putin ha reaccionado con contundencia. Mañana será día de luto oficial en Rusia y ha ordenado el envío de medios para el rescate y averiguar las causas. El avión, número de serie 663, realizó su primer vuelo en mayo de 1997.

Este era el avión de Metrojet estrellado hoy en el Sinaí

Foto: Julian Mittnacht (planesspotters.net)

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el mismo día en que se confirmó el supuesto rescate de los tres tripulantes del helicóptero Super Puma del Ejército del Aire, caído al agua el pasado jueves a unas 40 millas del puerto de Dakhla, y el retraso en la llegada del pesquero marroquí cuyo nombre se desconocía y que resultó que no era tal, cobró fuerza la hipótesis de que hayan sido secuestrados. Ahora, el Ministerio de Defensa no descarta esa posibilidad. Pudiera ser que estén en poder de los tripulantes de una embarcación de pesca ilegal en aguas de Mauritania y pidan dinero a cambio de su liberación.   

De ser así se podría entender el equívoco surgido ese día, cuando el Ministerio de Defensa confirmó que los tripulantes habían sido rescatados por un pesquero supuestamente marroquí, del que luego más nada se supo y de las informaciones de un buque holandés que llegó a las proximidades del helicóptero cuando aún estaba a flote y dijo que no había encontrado rastro de sus ocupantes.

El rescate de los tripulantes del helicóptero Super Puma motiva un gran despliegue

En la zona del accidente se encuentran buzos de la Armada y medios navales, entre ellos el buque “Olympic Zeus”, dotado de robots submarinos y el buque “El Camino Español”, desde el que se coordinan los trabajos, en los que también participan medios aeronavales de Marruecos. Dos patrulleras del país vecino están rastreando e identificando pesqueros en un intento por verificar informaciones. Se ha informado de que un BAM y dos cazaminas españoles en tránsito hacia Canarias navegan hacia la zona.

Parece que el Ministerio de Defensa de Marruecos se ha disculpado ante el error en no contrastar debidamente las informaciones. Y el Ministerio de Defensa español ha agradecido la cooperación del vecino, según leemos en la prensa nacional. En todo caso, a nuestro juicio, la gestión informativa de la crisis deja mucho que desear y algunos protocolos y procedimientos deberían ser revisados. Del mismo modo que determinados medios de comunicación audiovisuales han minimizado la importancia del suceso pese a que hay vidas de por medio y en alguna televisión, ayer, se habló de la situación en el minuto 32 de su informativo.  

Foto: Tave Myliu

Pendiente de confirmación

23 octubre 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Ejército del Aire no ha podido contactar hasta el momento con los tres tripulantes del helicóptero Super Puma del 802 Escuadrón SAR, accidentado ayer tarde cuando volaba a unas 40 millas al suroeste del puerto de Dakhla, antigua Villa Cisneros. Supuestamente han sido rescatados por un pesquero marroquí, del que se desconoce su nombre y con el que no se ha podido establecer contacto.

Los medios de comunicación de radio y televisión y ediciones digitales nacionales y regionales se han hecho eco de la noticia. El Mando Naval de Canarias ha ordenado la salida de un Buque de Acción Marítima desde el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria, con un equipo de buceadores, que navega hacia las coordenadas donde se produjo el accidente. Considerando la hora del rescate (22 horas) y la distancia hasta el puerto de referencia, la llegada ya debería haberse producido.

No hay confirmación oficial de contacto con los tripulantes

Se ha informado de que los tripulantes son el capitán José Morales, el teniente Saúl López Quesada y el sargento Jhonander Ojeda, todos ellos pertenecientes al 802 Escuadrón del Servicio de Búsqueda y Rescate (SAR) del Ejército del Aire con base en Gando. Este último salvó su vida en un accidente ocurrido el 19 de marzo de 2014, en un aparato del mismo modelo, cuando realizaban un ejercicio nocturno a unas 37 millas de Gran Canaria y en el que perecieron cuatro ocupantes.

El helicóptero perdió el contacto a las 15,05 h. de ayer, momento en el que se activó la baliza de la aeronave y se recibieron señales de alerta. A las 19,30 h fueron localizados por otro helicóptero de la Fuerza Aérea de Marruecos. Desde Gando despegaron un avión caza F-18 y un avión CN-235 que avistaron los restos de la aeronave, pero no de los tripulantes, hasta que más tarde trascendió la información, se supone de fuentes marroquíes, de que estaban a salvo a bordo del pesquero que los había rescatado.

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Han sido rescatados con vida por un pesquero marroquí los tres tripulantes de un helicóptero Super Puma del 802 Escuadrón SAR, accidentado ayer cuando volaba a unas 40 millas al suroeste de Dakhla y unas 280 millas de la Base Aérea de Gando, informa el Ejército del Aire español. El desembarco se ha producido en el mencionado puerto, donde ya les esperaba personal de la embajada de España en Marruecos.

El aparato perdió el contacto a las 15,05 h., momento en el que se activó la baliza de la aeronave y se recibieron señales de alerta. A las 19,30 h fueron localizados por otro helicóptero de la Fuerza Aérea de Marruecos. Desde Gando despegaron un avión caza F-18 y un avión CN-235 que avistaron los restos de la aeronave, pero no de los tripulantes, hasta que más tarde se supo que estaban a salvo a bordo del pesquero que los había rescatado.

Helicóptero Super Puma del 802 Escuadrón SAR

Se ha informado de que el helicóptero siniestrado había despegado a las 14,15 h de Nouadhibou, donde había hecho escala para repostar. Precisamente, en el combustible se centra parte de la investigación que ya se ha puesto en marcha para tratar de determinar las causas del accidente. La aeronave procedía de Dakar (Senegal), después de una estancia de dos semanas en un programa de adiestramiento con las Fuerzas Aéreas de Senegal.

Los tres tripulantes son un capitán, un teniente y un sargento. Este último ha salvado la vida por segunda vez en un accidente en este tipo de aeronave, después de que fuera el único superviviente del trágico final de un helicóptero del mismo modelo accidentado el 19 de marzo de 2014, a unas 37 millas de Gran Canaria y en el que perecieron cuatro ocupantes. Se llama Jhonander Ojeda y ayer celebraba su 27 cumpleaños. Ha vuelto a nacer.

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Se cumplen hoy siete años del trágico accidente del avión de MD-82 de Spanair en el aeropuerto Madrid-Barajas, en el que fallecieron 154 personas y otras 18 quedaron heridas de diversa consideración. Al igual que en aniversarios anteriores, la Asociación de Afectados del Vuelo JK-5022 han celebrado actos conmemorativos en Las Palmas de Gran Canaria y en Madrid, en recuerdo de sus seres queridos y, lejos de tratarse de un caso cerrado, existen varios procesos judiciales abiertos.

El avión McDonnell Douglas MD-82, matrícula EC-HFP “Sunbreeze”, sufrió un accidente fatal a las 14,45 h local (12,45 h UTC) poco después del despegue por la pista 36L del aeropuerto de Madrid, en vuelo a Gran Canaria. Ha sido la tragedia más importante de la historia de la aviación comercial española en los últimos 25 años y el único accidente que sufrió la desaparecida aerolínea, entonces muy arraigada en el mercado de Canarias. Según sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, que archivó la causa penal, el accidente se debió a una actuación errónea de los pilotos.

Este era el avión MD-82 de Spanair accidentado en Madrid

Foto: J. Miguel Rodríguez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las previsiones más pesimistas se han cumplido. El avión ATR-42 de la aerolínea Trigana se estrelló en la zona montañosa de Oktabe, en la región de Papúa y no hay supervivientes entre sus 54 ocupantes, informa la edición digital del periódico indonesio The Jakarta Post. El vuelo doméstico entre los aeropuertos de Jayapura y Oksibil nunca llegó a su destino, cuando le faltaban nueve minutos para el aterrizaje. Residentes en la zona presenciaron la caída del avión y acudieron en ayuda de los infortunados ocupantes, uniéndose a éstos grupos de policías y militares. Se ha informado de que transportaba 6,5 millones de rupias (468.000 dólares) para su reparto a personas de bajos recursos.

Este accidente es otro golpe para la trágica historia de la seguridad aérea en el país. Trigana ha tenido 14 episodios graves desde que comenzó a operar en 1991. Desde 2007 figura en la lista de las aerolíneas que tienen prohibido volar a Europa y otros destinos internacionales, debido a su pésimo historial. La flota de Trigana está formada por nueve aviones ATR y cuatro Boeing B-737, con un promedio de edad de 26,6 años. El avión siniestrado, matrícula PK-YRN, estaba en servicio desde mayo de 1988. Indonesia tiene una población de 250 millones de habitantes repartidos en unas 17.000 islas, lo que hace del transporte aéreo un factor esencial.

Este es el avión ATR-42 de Trigana Air Service, que ya ha sido localizado

Foto: YSSYguy

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión CASA CN-235 de la Fuerza Aérea Colombiana accidentado ayer en el municipio Codazzi, Departamento del César, en la región nororiental del país, se ha saldado con once muertos y la destrucción de la aeronave, matrícula FAC-1261, informan fuentes oficiales del Ministerio de Defensa. Al parecer, un fallo de motor pudo ser el causante de la tragedia y provocó que se precipitara contra el suelo, en condiciones meteorológicas adversas.

El presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, ha expresado sus condolencias en nombre de todo el país a través de su cuenta de twitter, mientras llegan muestras de pesar. El avión siniestrado, de fabricación española y en servicio desde 1998, despegó de la base aérea de Palanquero y, al parecer, realizaba “labores de vigilancia e inteligencia”, pues recientemente había sido modificado e instalaba equipos de guerra electrónica.

El impacto de la aeronave contra el suelo fue brutal y provocó once muertos

Foto: Reuters

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Al menos 141 cadáveres es el saldo provisional del accidente de un avión C-130 Hércules de la Fuerza Aérea de Indonesia, accidentado ayer poco después de su despegue del aeropuerto de la ciudad de Medan, situada al norte de la isla de Sumatra. De ellos, 122 corresponden a ocupantes del avión, entre ellos doce tripulantes y el resto militares y familiares, mientras que una veintena de muertos corresponden a habitantes de la zona donde se estrelló la aeronave.

En su impacto contra el suelo tocó contra un hotel y viviendas de un barrio residencial. Por lo que informa la prensa indonesia, es habitual que los familiares de los militares aprovechen los vuelos de estos aviones para llegar a sus destinos en zonas remotas del país, en este caso a las islas Natuna. No se conoce con exactitud el número de ocupantes de la aeronave, cuyo destrozo ha sido impresionante, según muestran imágenes de televisión. Es la segunda vez que un avión de este tipo se estrella en el mismo barrio.

Restos de la aeronave siniestrada, en el lugar de su caída

Foto: Tyler Rogoway

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Al menos treinta personas han muerto después de que un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Indonesia se estrellara contra el suelo envuelto en una bola de fuego en una zona residencial de la ciudad de Medan, en el norte de la isla de Sumatra, informa la prensa del país insular asiático. No se descarta que el número de víctimas pueda incrementarse, pues los equipos de rescate continúan trabajando en la zona del siniestro.

El avión despegó del aeropuerto militar de la mencionada ciudad y se estrelló dos minutos después del despegue. En su caída golpeó contra un hotel y varias casas. Entre los restos del avión incendiado y columnas de humo, la población se aprestó a tratar de ayudar a las víctimas, entre tripulantes y residentes de la zona. Es el tercer C-130 Hércules indonesio accidentado. El segundo de ellos, ocurrido en 2009, provocó 97 muertos.  

El avión cayó envuelto en una bola de fuego, según testigos presenciales

Foto: Gerry Soejatman (twitter)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La comisión técnica que investiga el accidente del avión militar A400M accidentado el pasado 9 de mayo en Sevilla, ha dictaminado en un informe preliminar que fallaron tres de los cuatro motores de la aeronave, pues quedaron bloqueados apenas despegar. Sólo el número 4 respondió a los requerimientos de los pilotos, pero era insuficiente para mantenerlo en vuelo, por lo que sobrevino el accidente. Así lo informó ayer el fabricante Airbus tras conocer las conclusiones de la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares, conocida por las siglas CITAAM.

El citado informe es consecuencia del estudio de las dos cajas negras del aparato siniestrado. Se ha dicho que se produjo “una congelación de la potencia” de los motores propulsores, es decir, que los motores 1, 2 y 3 no respondieron a los intentos de la tripulación de modificar su velocidad. No se han identificado otras anomalías durante el transcurso del proceso y aunque ahora se sabe qué provocó el accidente, el siguiente paso será averiguar por qué se produjo el bloqueo de potencia de los motores propulsores y para ello habrá que investigar con detenimiento dónde está el error.

Ha sido un serie revés para el avión militar europeo AM400

Airbus ha informado de que cuando el avión estaba en vuelo, tres motores no reaccionaron a la decisión de los pilotos “y tras varios intentos sin éxito de imprimir una velocidad intermedia, la tripulación decidió activar la posición de marcha lenta de vuelo (flight idle), orden a la que sí reaccionaron los cuatro motores; d) el fatal desenlace se desencadenó cuando de nuevo trataron de aumentar la velocidad, pero los tres motores que habían dado problemas anteriormente volvieron a bloquearse, por lo que la menor potencia con la que volaba el avión fue insuficiente para mantenerlo en el aire y se precipitó contra el suelo”. 

Foto: Rubén Cabrera Jiménez