Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión Boeing B-747 serie -400 “Jumbo” de la compañía British Airways clavó el ala derecha en un edificio de oficinas del aeropuerto de Johannesburgo (Sudáfrica), cuando circulaba hacia la pista de despegue para volar a Londres. El suceso se ha saldado con cuatro personas heridas que se encontraban en las proximidades, leemos en la prensa sudafricana. A bordo, 202 pasajeros y la tripulación ilesos, aunque con un enorme susto, pues el golpe provocó el vertido del combustible alojado en dicha ala, que no llegó a inflamarse.

Por lo que se informa, el comandante de la aeronave se equivocó en la utilización de la calle de rodadura. Tenía que haber utilizado la calle B, pero siguió otra más estrecha, denominada calle M, con lo cual en un momento dado de la maniobra el ala derecha se empotró en el edificio. Los bomberos del aeropuerto intervinieron de inmediato para contener el derrame de combustible, procediendo después a la retirada del avión y se ha abierto una investigación oficial al respecto. El percance no es un caso aislado, pues cada cierto tiempo se suele repetir algo parecido.

La imagen evidencia el alcance del error, que acabó en gran susto

Foto: twitter.com/HarrietTolputt