Juan Carlos Díaz Lorenzo

El estado de alarma general en el aeropuerto Madrid-Barajas decretado poco después de mediodía, tras recibir la comunicación de amenaza de bomba a bordo de un avión de Saudi Airlines, ha sido rebajada a alarma local, informa Aena a través de su cuenta de twitter. El avión Boeing B-777 se disponía a volar a Riad y fue apartado a una zona despejada, donde todavía se encuentra, siendo investigado por especialistas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

Según se ha informado, a bordo se encontró una nota clavada con un cuchillo que dice “amenaza de bomba” en inglés, cuando el avión se encontraba rodando para llegar al punto de despegue. Advertida por un tripulante de la cabina, informó de inmediato al comandante y éste activó el protocolo de seguridad, informando de inmediato a la torre de control y las autoridades del aeropuerto. A bordo, 95 pasajeros que han sido evacuados y conducidos a una zona de seguridad.

251059

El protagonista es un avión Boeing B-777 de Saudi Airlines

Foto: Richard Parkhouse (airplanepictures.com)

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía “low cost” noruega Norwegian Air Shuttle ha crecido un 48 % en el mercado español en el último año y la tendencia se mantiene, a la vista de los números y de la aceptación que cada día tiene la mencionada aerolínea, muy recomendable entre las del sector. Ya se sabe que tendrá base en Madrid-Barajas a partir de junio. A partir de entonces serán cinco las bases de operaciones en territorio español: Málaga, Alicante, Gran Canaria y Tenerife Sur.

La decadencia de Ryanair en el aeropuerto de la capital española, debido en parte al pulso que mantiene con Aena, abre nuevas expectativas para la compañía noruega, menos exigente en el trato al pasajero y con una apreciable calidad del servicio a bordo, incluida la distancia entre asientos. Norwegian es una opción excelente para volar a destinos europeos, especialmente a las capitales nórdicas, donde goza de una gran aceptación.

El avión Boeing B-737 serie -800 es el grueso de la flota de Norwegian

Foto: Tave Myliu