Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos aviones Boeing B-747 “Jumbo” al servicio de la compañía rusa Transaero Airlines coincidieron hace unos días en el aeropuerto Tenerife Sur. No es frecuente y el hecho tiene su interés. El 24 de septiembre llegó el avión matrícula EI-XLK y unas horas después, al despuntar el día 25 lo hizo el avión matrícula VQ-BHX. Tave Myliu, en su buen y bien hacer como “spotter” estaba allí, esperándolos y nos brinda estas bonitas imágenes que publicamos con mucho gusto.

El avión matrícula EI-XLK está al servicio de Transaero Airlines desde julio de 2011. Tiene 13,6 años de vida aeronáutica, pues se estrenó el 30 de marzo de 2000 al servicio de Singapore Airlines (9V-SPM). Es un modelo -412, número de serie 29950 LN 1241 y está propulsado por cuatro motores P & W PW4056. La configuración es de 12 plazas en primera clase, 24 plazas en business y 313 plazas en clase turista.

Ha sido una grata coincidencia de dos “Jumbos” de una misma compañía

El momento del despegue de este gigante es realmente espectacular

El “Jumbo” sigue siendo el “Jumbo”. Un avión extraordinario

El segundo avión, matrícula VQ-BHX, es un poco más viejo y se estrenó en diciembre de 1998 con la compañía South African Airways (ZS-SBS). Tiene, por tanto, 15,2 años de vida aeronáutica. Es un modelo -4F6, número de serie 28960 LN 1167 y está propulsado por cuatro motores General Electric CF6-80C2B1F. La configuración es de 10 plazas en primera clase, 12 plazas en clase business y 439 plazas en clase turista.

No deben irle mal las cosas a Transaero Airlines, que a día de hoy tiene una flota de algo más de cien aviones, de los que 91 están en servicio. De ellos, 22 son Boeing B-747 de las series -200, -300 y -400; 14 Boeing B-767 de las series -200 y -300; y 13 Boeing B-777 de las series -200 y -300. El resto son aviones Boeing B-737 de varias series y 19 Boeing B-737 Next Gen. Y hubo un tiempo en el que también tuvo Airbus A-310, Boeing B-757 y Douglas DC-10. Es decir, aviones occidentales, americanos en su mayoría. Por algo será. 

Fotos: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Thomson Airways ha escrito en la historia aeronáutica de Tenerife un nuevo episodio, con la llegada, ayer tarde, al aeropuerto Tenerife Sur del primer Boeing B-787 que aterriza en la isla. Y lo hizo con el avión matrícula G-TUID, estrenado hace apenas dos semanas, pues entró en servicio el pasado 16 de agosto. La llegada del novedoso visitante captó la atención de los profesionales y aficionados a la aviación y, especialmente, de los “spotters” y entre ellos nuestro estimado amigo Tave Myliu, autor de las fotos que acompañan.

Número de serie 36.424 LN 106, se trata de un modelo -800 “Dreamliner”, convertido en la apuesta firma del fabricante norteamericano para competir en este segmento. Su rival más inmediato es el nuevo Airbus A-350, que se encuentra en fase de pruebas. El pasado 31 de julio realizó su primer vuelo y está propulsado por dos motores General Electric GEnx-1B64. Thomson Airways, fundada en 2004, es una de las principales compañías operadoras del turismo británico en Canarias. 

Primera imagen del novísimo Boeing B-787 “Dreamliner” en Tenerife

El diseño del morro del avión es novedoso en la historia de Boeing

Este avión es la gran apuesta de Boeing en su segmento para los próximos años

A punto de tomar tierra por primera vez en Tenerife. Al fondo, Montaña Roja

Fotos: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En ocasiones anteriores nos hemos referido en esta misma sección a la importancia de las libreas que lucen los aviones. Las hay realmente espectaculares y son el reflejo del desarrollo de las ideas de sus autores. Otras, sin ser tan atrevidas, también causan un impacto considerable por la combinación de elementos sencillos y ese es el caso de la compañía británica Titan Airways, como podemos apreciar en este avión Boeing B-767, al que nuestro colaborador Tave Myliu captó a punto de aterrizar en el aeropuerto Tenerife Sur.

Colores blanco y negro, el astro rey y las estrellas bien combinadas que dan al avión un aspecto eminentemente atractivo y no pasa desapercibido. Matrícula G-POWD, es un modelo serie -36NER que tiene 10,3 años de vida aeronáutica. Número de serie 30.847, el 7 de marzo de 2003 realizó su primer vuelo y el 19 de septiembre siguiente se estrenó con Skymark Airlines (matrícula JA767D). Desde diciembre de 2009 vuela para Titan Airways –compañía fundada en 1988- en configuración de 265 asientos en clase turista.

El avión y su llamativa librea, a punto de aterrizar en Tenerife Sur

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Edelweiss Air A.G. es una compañía aérea suiza fundada en 1995 con sede en Zurich. Es un cliente asiduo de los principales aeropuertos canarios, en los que su presencia es un ejemplo demostrativo del interés del turismo transalpino por estas islas. Y así vemos a uno de sus aviones Airbus A-320, captado en la secuencia previa al despegue en el aeropuerto Tenerife-Sur, por nuestro estimado amigo y colaborador Tave Myliu.

Número de serie 942 y matrícula HB-IHX, se trata de un modelo -214 en servicio desde el 29 de enero de 1999, fecha en la que se estrenó con la citada compañía. Realizó su primer vuelo el 9 de diciembre de 1998. Tiene capacidad para 168 plazas y está propulsado por dos motores CFM56-5B4/2P. Es un avión llamativo por los colores con los que está pintado, en clara alusión al país al que pertenece.

El avión se aproxima al punto de espera en cabecera de pista

La librea del avión rinde homenaje al país que representa

Preparado para el despegue, a la espera de autorización

Comienza la carrera de despegue. En breve estará en el aire

Fotos: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La noticia de que el avión más grande del mundo, Antonov An-225 “Myria”, iba a hacer una escala técnica en el aeropuerto Tenerife Sur, aportó un subidón de categoría a la moral de los “spotters” canarios, cada vez más numerosos, que se les prometían felices para fotografiar al derecho y al revés al gigante de la aviación comercial rusa. Al final, después de varias idas y venidas, llegó la confirmación de que esta vez no podrá ser.

Han sido unos días de actividad frenética y pone de manifiesto el interés con el que se sigue la afición por los aviones, en muchos casos convertida en vocación. Correos electrónicos que van y bien informando de las modificaciones horarias, los mejores puestos de observación, dónde van a quedar, que si esto, que si lo otro y, al final, una comunicación de Ruslan International, la compañía operadora, en la que se dice que se suspende la escala por motivos comerciales.

Los “spotters” se han quedado con las ganas, pero más ha perdido AENA y toda la logística que ello conlleva, pues las tasas aeroportuarias por la operación de un avión de esta naturaleza no son nada desdeñables. Y como no se conforman, los aficionados cruzan comentarios, algunos de ellos muy atinados, sobre las causas que posiblemente han motivado la cancelación.

Pero les queda ese regusto de lo que pudo ser y no fue, del avión que tenía previsto volar mañana, jueves, de Port Harcourt (Nigeria) a Calgary (Canadá) con escala en Tenerife Sur y, en todo caso, su afán y su entusiasmo se convierte un canto a la vocación y a la amistad. Un ejemplo de compañerismo, de buen y bien hacer. ¡Otra vez será, muchachos!

Esta vez no pudo ser. Pero, quién sabe, en aviación todo es posible

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El próximo sábado, 3 de diciembre, será inaugurada la primera exposición fotográfica de la Asociación de Spotters de Canarias en el aeropuerto Tenerife-Sur. La muestra permanecerá abierta por espacio de una semana.

El local de la exposición se encuentra ubicado frente al Punto de Información. La puerta más cercana al local es la de la primera entrada a los aparcamientos. El horario de visitas será de 08 a 22 horas. La muestra ya está montada, por lo que desde hoy mismo ha recibido muchas visitas.

La Asociación de Spotters de Canarias agrupa a más de cien aficionados a la fotografía de aviones, que captan con sus potentes cámaras y su agudeza instantáneas muy interesantes de los aviones que entran, salen y surcan los cielos. Cada vez es una afición mayor y está logrando su reconocimiento, para lo cual la citada asociación –que preside Juan Ángel García León- se ha constituido como tal.

La exposición fotográfica ya está abierta el público y se inaugura el sábado

Foto: Juan Antonio López (hangar taborno)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En escala técnica, ayer tarde aterrizó en el aeropuerto Tenerife Sur un avión Boeing B-767 de Air Seychelles, segundo de esta compañía que pasa por el citado aeropuerto en el plazo de tres días y hoy continuó su vuelo de cruce del Atlántico rumbo a Tucson (Arizona, EE.UU.). Como se ha informado, al igual que el anterior realiza su último viaje por cuenta de la citada compañía.

Por lo que hemos leído en los medios especializados, Air Seychelles tenía dos aviones de este modelo, que han sido retirados desde el pasado 1 de octubre, después de que haya finalizado el contrato con el Ministerio británico de Defensa, que los ha empleado en los dos últimos años en vuelos a las islas Malvinas. Ahora proyecta sustituirlos por los nuevos Boeing B-787 Dreamliner.

Este avión, en concreto, matrícula S7-ILF, corresponde a la serie -205ER, número de serie 23057 y entró en servicio el 23 de marzo de 1984 pintado con la librea de Braathens Safe (LN-SUV) y bautizado con el nombre de “Harald Haafrage”. Ha operado siempre en régimen de leasing, primero por cuenta de Boeing y después por la sociedad ILFC, que procedió a su transformación en octubre de 1987 para la calificación -ER.

La vida operativa del citado avión ha sido la siguiente: TACA (N767BE, 1985-1986), Varig (PP-VNL, 1986-1987), Britannia Airways (G-BNAX, 1987), TWA (N650TW, 1987-1988), Gulf Air (N650TW, 1988), TWA (N650TW, 1988-2001), Aero Continente (OB-1758, 2001-2004, “Miguel Grau”), Nuevo Continente (OB-1758, 2004-2006), MAXjet Airways (N371LF y N260MY, 2006-2007) y Air Seychelles (S7-ILF), desde el 22 de agosto de 2008, etapa en la que ha volado con el nombre de “Amirantes”.

Boeing B-767 -205ER "Amirantes" de Air Seychelles

Foto: Alberto Adán García

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El grupo de “spotters” de Canarias nos da muestras cada día de su buen y bien hacer. Son aficionados a los aviones y hacen de su experiencia y dominio de la fotografía en movimiento todo un arte. En este caso, además, con el añadido de que se trata de fotos en las que la plasmación del encuadre y el momento no es nada fácil. Aún así nos ofrecen excelentes instantáneas que nos producen sincera admiración.

Apostados en sitios estratégicos que han sido cuidadosamente seleccionados, dotados de equipos de alta gama por sus características y prestaciones, la captación del instante preciso y la velocidad a la que se desplaza el avión, se ha convertido en el objetivo irrenunciable de este grupo de entusiastas del mundo de la aviación, que dejan constancia de su trabajo y cuelgan sus mejores fotos en varias páginas web de renombrado éxito, como airliners.net, aviationcorner.net y jetphotos.net, por citar a tres de las más conocidas, así como en otras de producción propia.

Algunos de estos “spotters” y amigos, como Manuel L. Ramos García, Gabe Basco, Juan Ángel García León, Luciano de la Rosa, Manolo Aldana, Juan Antonio López [hangar taborno], Esteban González, Javier Cabrera López y  Adrián Alonso Lemes, entre otros, nos distinguen enviándonos sus fotos para esta sección, que publicamos con mucho gusto.

De nuevo, nuestro distinguido colaborador Esteban González, nos hace llegar estas instantáneas de dos aviones B-737 matrículas PH-HSA y HA-LKB, en el momento de la maniobra “corta final” previa al contacto con la pista de aterrizaje del aeropuerto de Tenerife Sur, que han merecido su espacio en la página airliners.net.

Boeing B-737 matrícula PH-HSA

Boeing B-737 matrícula HA-LKB

Fotos: Esteban González

En el momento preciso

9 marzo 2010

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nuestro amigo y colaborador Esteban González, haciendo honor a su condición de excelente fotógrafo, se llevó esta mañana una agradable sorpresa cuando se encontraba apostado en su posición dominante en las proximidades del aeropuerto Tenerife-Sur, pendiente de los aviones comerciales que allí entran y salen, cumpliendo así con su afición de avezado “spotter”.

De pronto, un ruido poco común, su tamaño  y la velocidad a la que se desplazaba, le hizo advertir que se trataba de un avión militar y, en efecto, en cuestión de segundos apareció en el visor de su cámara este F-18 de la Fuerza Aérea Española, con base en Gando, que en un abrir y cerrar de ojos dejó ver su estilizada figura a modo de “poderoso ingenio de combate que vuela”, como le definiera uno de sus primeros pilotos, hoy en el rango del generalato del Ejército del Aire. El avión caza militar fue “cazado”, nunca mejor dicho, cuando hacía un vuelo a baja cota sobre el aeropuerto de Tenerife-Sur.  

Magnífico encuadre del F-18 español, sobrevolando el sur de Tenerife

El fotógrafo supo captar perfectamente el momento preciso

Fotos: Esteban González (www.estebangonzalez.es)