Juan Carlos Díaz Lorenzo

Tres años después del inicio de operaciones, Iberia Express tiene una flota de veinte aviones Airbus A-320. Empezó con cuatro y según el acuerdo entre Iberia Operadora e Iberia Express y el sindicato Sepla, ambas tendrán igual crecimiento de flota en aviones de corto y medio radio. Se ha fijado un tope de 25 aviones en el horizonte de diciembre de 2017. Los tres últimos, recién llegados, permitirán abrir 15 nuevas rutas en el verano que acaba de comenzar.

Iberia Express cubre 36 rutas en diez países europeos. En términos de producción tiene como límite el 15% de los asientos (AKO’s) por Iberia Operadora. Alimenta el negocio de largo radio de ésta y cubre también las líneas de Canarias, en las que saca buena tajada. Es una filial de bajo coste a efectos salariales –pilotos y TCP’s entre los más baratos del mercado- y sus aviones de los más incómodos que conocemos, con dos filas más respecto del mismo modelo de Iberia Operadora.

Iberia Express atiende las líneas de Canarias. Un mercado casi cautivo

Foto: Daniel Santos

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La prensa europea informa en primera página del análisis de la segunda “caja negra” (DFR) del avión Airbus A-320 de la aerolínea Germanwings, encontrada ayer. Y todo apunta a que, en efecto, la tragedia ha sido fruto de una acción deliberada del copiloto, Andreas Lubitz. El análisis de la primera “caja negra” (CVR), que graba las comunicaciones en cabina, había permitido señalar que estaba solo e impedido el regreso a su puesto del comandante.

La agencia francesa BEA, que dirige la investigación, informó sin demora del primer resultado, en el que se confirma la trágica hipótesis. El copiloto modificó el piloto automático y comenzó el descenso de la aeronave hasta que se produjo la colisión brutal. Se ha informado de que durante esta fase fueron modificados los ajustes técnicos para aumentar la velocidad en descenso. La segunda “caja negra” apareció después de una intensa búsqueda que ha durado desde que comenzó el rescate de los cuerpos y los restos del aparato.

Este era el avión de Germanwings (D-AIPX), estrellado en los Alpes franceses

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nos ha llamado la atención la librea de este avión Airbus A-320 de la aerolínea israelí Israir, que tiene su base en el aeropuerto de Tel Aviv. Nuestro estimado amigo y colaborador Óscar Martínez lo fotografió ayer en el aeropuerto de Barcelona. Matrícula 4X-ABG, se trata de un modelo -232, número de serie 4.413, con capacidad para 174 asientos en clase única y en servicio desde septiembre de 2010. Está propulsado por dos motores IAE V2527-AS.

Israel Airlines Ltd., más conocida como Israir, remonta sus orígenes a 1989 cuando comenzó su andadura como Kanfei HaEmek (Valley Wings). Desde 1996 vuela con su actual nombre y forma parte del grupo Ganden. Inició sus operaciones con vuelos domésticos atendidos por aviones ATR y a partir de 1999 expandió sus servicios en el chárter internacional. En junio de 2004 cruzó por primera vez el Atlántico en un viaje al aeropuerto de Nueva York y desde mayo de 2006 lo hace con carácter regular.

La librea en la cola del avión de Israir, de lo más llamativa

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión Airbus A-320 de la aerolínea AirAsia (PK-ACX) desapareció el pasado domingo cuando volaba al suroeste de Borneo (Indonesia) y las labores de búsqueda se centran en un área comprendida entre las islas de Belintung, Bangka, estrecho de Karimata y mar de Java, informan las autoridades del país asiático. De los 155 pasajeros y siete tripulantes que iban a bordo, han sido recuperados 40 cuerpos y restos del avión, que se precipitó al agua por razones que se desconocen.

Personal de la Armada de Indonesia que participa en el rescate informa que la zona donde se han encontrado los primeros restos tiene una profundidad de unos 35 metros. En el dispositivo de búsqueda participan aviones y embarcaciones de siete países, entre ellos China y EE.UU. Se ha informado de que el contacto se perdió en el momento en el que el comandante de la aeronave había solicitado autorización para ascender a 11.600 metros, en condiciones meteorológicas adversas.   

Este es el avión A-320 (PK-AXC) de AirAsia desaparecido en Indonesia

Foto: Tsuyoshi Tsuda (aviation-safety.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía portuguesa SATA abrirá a partir del próximo 10 de junio una nueva línea entre Sao Miguel (Azores) y Madrid-Barajas, informa la aerolínea. Será una frecuencia semanal, en principio, aunque con una programación de horarios diferentes. Es decir, entre los días 10 y 24 de junio y 16 y 23 de septiembre tendrá un horario y entre el 1 de julio y el 9 de septiembre tendrá otro y entre el 3 de julio y el 11 de septiembre reforzará una segunda frecuencia cada jueves.

Azores es un destino turístico muy interesante. En los últimos tiempos, además, está captando una mayor atención de la industria turística marítima. Ahora llega SATA con una oferta interesante, en un vuelo de tres horas operado por aviones Airbus A-320. Además de las rutas domésticas en el archipiélago azoriano, SATA vuelta también a Gran Canaria y hace escala en Funchal. Otros destinos tienen rango internacional, caso de Boston y Oakland (EE.UU.) y Toronto (Canadá), donde la presencia de emigrantes azorianos es muy notable.

A partir de junio próximo, SATA acercará Madrid a Azores

Foto: Erwin van Hassel (planespotters.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Vueling incluye La Palma en su programación de verano en una línea con origen en Barcelona. Es una buena noticia para la Isla Bonita, que no pasa por sus mejores momentos de conectividad y afluencia turística, pese a los esfuerzos de sus responsables sectoriales. La compañía del grupo británico IAG –al que también pertenecen Iberia, Iberia Express y British Airways– ofertará 4.320 plazas en aviones tipo Airbus A-320.

Es una buena noticia, pero con matices, pues falta saber si el precio del billete resulta lo suficientemente atractivo para el turista con origen en Barcelona. Sea peninsular o sea extranjero, sabemos que viajar a La Palma desde Madrid es caro para los potenciales interesados y ante esa situación, la posibilidad de destinos alternativos resulta evidente. Para tratar de hacer lo más atractiva posible la nueva línea, el Cabildo de La Palma se volcará en una campaña potente. 

Durante la campaña de verano veremos a Vueling en el aeropuerto de La Palma

Foto: Xavier Larrosa (planespotters.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El consorcio IAG, propietario de British Airways, Iberia y Vueling, ha firmado un contrato con Airbus para la fabricación de 220 nuevos aviones de la familia A-320, de los cuales 120 estarán destinados a Vueling, controlada desde hace poco por el citado consorcio.  Se había especulado con la adquisición máxima de 60 unidades, pero no el doble, por lo que la sorpresa dentro y fuera de la compañía ha sido notable.

Por lo que se ha informado, el acuerdo comprende 62 aviones en firme que serán entregados entre 2015 y 2020 y otras 58 opciones. No ha trascendido el importe de la operación, pero a precio de catálogo cada Airbus A-320ceo está a 81,8 millones de dólares y cada Airbus A-320neo, a 92 millones de dólares, aunque se sabe que IAG ha conseguido un sustancioso descuento dado el cliente de que se trata y el monto total de la operación.

¿El salto de Vueling es a costa de Iberia? Esa es la pregunta que acompaña a la noticia

El resto del contrato, con un centenar de aviones opcionales, estará a disposición de las compañías que integran el grupo. En su mayoría cubrirán las necesidades de British Airways. De Iberia se dice poco, a la espera de que los resultados mejoren, aunque esta operación a favor de Vueling hace cundir todavía un mayor desánimo sobre el futuro de la maltratada compañía española. IAG también ha cerrado otros contratos para comprar aviones de largo radio Boeing B-787 y Airbus A-350, sin que hasta el momento se nombre de Iberia como posible destinatario de algunos de ellos.

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Salvo la experiencia de Miguel Ramón al frente de la segunda etapa de Naysa y actual Serair, no conocemos iniciativa alguna en la que el empeño (loable, por cierto) de un grupo de pilotos haya tenido éxito para levantar el vuelo en forma de compañía aérea en esta tierra nuestra. Por eso, y por el conocimiento que tenemos del sector y de los entresijos que se mueven alrededor, albergamos cierto escepticismo con la noticia que hoy publica el digital  preferente.com referida al inicio de operaciones, el próximo otoño, de una compañía llamada Islas Afortunadas Air.

Vayan algunas pinceladas. Doce aviones a reacción (10 BAe 146 “Jumbolino” y dos Airbus A-320), 450 empleados y una docena de rutas interinsulares, nacionales e internacionales y una previsión de mover en su primer año nada menos que 3,5 millones de pasajeros. Filosofía puramente “low cost” –salarial, suponemos, como ya lo son Naysa y Canair, al servicio de la marca comercial Binter–, pues tenemos serias dudas de que esa política “low cost” se traslade realmente a las tarifas, cuyos parámetros pretenden reducir nada menos que en un 50 %, según ha manifestado su gerente, José Antonio Godoy, a quien no tenemos el gusto de conocer.

Los aviones BAe 146 pretenden formar el núcleo duro de la nueva compañía

Ignoramos cuáles son los costes del alquiler de las aeronaves, sin ir más lejos, pero de antemano pueden tener seguro sus promotores que aviones viejos no son bien recibidos. Y por lo que ha dicho su gerente, los aviones serán alquilados. Al precio que está el combustible, ¿tarifas un 50 % más baratas que Binter, más el alquiler de las aeronaves, salarios, tarifas de AENA…? Nos llama la atención cuando José Antonio Godoy dice en preferente.com que “el ‘secreto’ de sus tarifas bajas radica en que ‘no habrá que repartir tanto ni abusar tanto. No se puede ser avaricioso, por ética personal y profesional”. Curioso.

La venta será “on line”, habrá cobro por maletas –¡estuviera bueno¡– y dice contar con los permisos y licencias del Ministerio de Fomento, a “falta de un solo trámite ante el Gobierno de Canarias”. Cuestión sorprendente, pues el gobierno regional no tiene competencias en transporte aéreo. ¿Alguna campaña publicitaria, tal vez? Primera línea, Gran Canaria-Tenerife… y a medio plazo, París, Londres, Berlín… Quieren volar a las siete islas, a Madrid, Barcelona y Galicia, a Marruecos y Mauritania…  Ojalá tengan suerte.  Si así fuera, aquí lo celebraremos.

Foto: Islas Afortunadas Air (facebook)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Tradicionalmente, desde 1967, con la llegada del Douglas DC-9, los aviones de Iberia han ostentado nombres canarios en diversas ocasiones. Recordamos en este modelo de avión, en concreto, los nombres de “Santa Cruz de Tenerife” (EC-BIJ), “Las Palmas de Gran Canaria” (EC-BIK) y “Ciudad de Santa Cruz de La Palma” (EC-BQZ), que es el mismo que está expuesto en el acceso a la terminal T-2 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Hubo un avión Boeing B-727 llamado “Gran Canaria” (EC-CBF) y otro avión del mismo modelo llamado “Tenerife” (EC-CBL). Un avión DC-10 ostentó el nombre de “Costas Canarias” (EC-DHZ), en el que tuvimos el honor de hacer su último vuelo en la línea Caracas-Tenerife Sur-Madrid. Y un avión Airbus A-300 se llamó “Teide” (EC-DLF), aunque oficialmente su nombre era “Cañadas del Teide”, que no llegó a ostentarlo así.

Airbus A-320 de Iberia EC-HTB “Playa de las Américas”

Luego, cuando llegaron los aviones de la serie Airbus A-320, algunos de ellos han llevado los nombres de “Caldera de Taburiente”, “Timanfaya”, “Puerto de la Cruz”, “Playa de las Américas” y “Garajonay”. Un avión Airbus A-319 se llama “Los Llanos de Aridane”. En esta época, dados nuestros vínculos con la compañía, algo tuvimos que ver en tales denominaciones. Y en AVIACO, un avión DC-9 se llamó “Castillo de Guanapay” y un avión MD-88 “César Manrique-Lanzarote”.

En la foto de Rubén Cabrera Jiménez, “spotter” activo en Barcelona, vemos la sección delantera del avión Airbus A-320 EC-HTB “Playa de las Américas”. Número de serie 1.530, realizó su primer vuelo el 25 de junio de 2001. Tiene, por tanto, 11,1 años de vida aeronáutica. Desde el 9 de agosto del citado año vuela para Iberia.

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los últimos años estamos asistiendo a espectaculares diseños de las libreas de aviones. La imagen es importante y si va acompañada de un buen servicio a bordo, como suele ser norma, tanto mejor. Nos ha llamado la atención la librea de la compañía española Cosmo Airlines en su primer avión Airbus A-320 en fase de despegue en el aeropuerto de Barcelona, captado por nuestro estimado amigo y colaborador Rubén Cabrera Jiménez.

El avión es un veterano de 17,4 años de vida aeronáutica. Serie -212, tiene capacidad para 180 pasajeros y está propulsado por dos motores CFMI CFM56-5A3. Se estrenó el 10 de abril de 1995 con la compañía Onur Air (TC-ONE). En el verano de 1998 voló para Victoria Airlines y en noviembre del citado año pasó a manos de Air Jamaica (6Y-JMA). En febrero de 2007 figura al servicio de Vladivostok Avia (VP-BRB) y desde el 10 de julio de 2012 vuela para Cosmo Airlines. El avión es propiedad de ILFC.

Los winglets están pintados con los colores de la bandera española

Foto: Rubén Cabrera Jiménez