Juan Carlos Díaz Lorenzo

La aerolínea india IndiGo ha firmado un macro contrato con Airbus Industrie para la fabricación de 250 aviones del modelo A-320neo, en el que se ha convertido en el mayor pedido de esta versión que ha recibido el fabricante aeronáutico europeo. A precio de catálogo estamos hablando de casi 24.000 millones de euros, aunque las condiciones financieras para una operación de esta envergadura no han trascendido.

IndiGo es un buen cliente de Airbus. En 2005 y 2010 firmó otros contratos para la adquisición de 100 aviones A-320ceo y 180 A-320neo –del que fue el primer operador en Asia–, con lo que en total sumará 530 aviones de la familia A-320 en sus nuevas versiones. IndiGo es una aerolínea “low cost” de la India que tiene un tercio de la cuota de mercado en su área de influencia. En 2014 transportó 21,4 millones de pasajeros.

Toda la flota de IndiGo está formada por aviones Airbus A-320

Foto: Aero Icarus / Suiza

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dice el presidente de la República de Francia, y no le falta razón, que “Airbus es un orgullo nacional y europeo”. La declaración viene a cuento con motivo de la reciente firma del macro contrato de 230 aviones de la familia Airbus A-320neo para la compañía indonesia Lion Air, del que ya nos hicimos eco en esta misma sección. Un contrato que, según se ha informado, permitirá crear cinco mil nuevos puestos de trabajo en Francia en la próxima década.

No le van mal las cosas al consorcio europeo EADS, en el que también participa España. Airbus ha recibido 9.400 pedidos de la familia A-320, de los que ya ha entregado 5.400 aviones a algo más de 380 compañías y operadoras de todo el mundo. Hace poco, Airbus anunció un contrato con las compañías Lufthansa y Turkish para 82 aviones A-320 y A-321 por importe de algo más de siete mil millones de euros.

La familia A-320 se ha convertido en un duro competidor del Boeing B-737

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El fabricante aeronáutico norteamericano Boeing tenía, hasta noviembre de 2012, 1.032 pedidos del avión Boeing B-737 valorados en 110.730 millones de dólares; 18 pedidos del avión Boeing B-767 valorados en 3.614 millones de dólares; 32 aviones Boeing B-777 valorados en 10.080 millones de dólares y dos aviones Boeing B-747 valorados en 704 millones de dólares, informa la citada compañía.

No todo son alegrías, pues se han registrado 60 cancelaciones del nuevo modelo Boeing B-787 “Dreamliner”; otras seis del Boeing B-777, 35 del Boeing B-737, cinco del Boeing B-747 y una del Boeing B-767, que suman todos ellos 22.221 millones de dólares menos.

El gigante Airbus A-380 tiene mayor demanda que el mítico Boeing B-747

Hasta el 30 de noviembre, Boeing había entregado 537 nuevas aeronaves, de ellas 376 aviones del Boeing B-737, 27 del Boeing B-747, 24 del Boeing B-767, 75 del Boeing B-777 y 35 del Boeing B-787, frente a las 516 del fabricante europeo Airbus, entre las que destacan 25 aviones del Airbus A-380, 90 aviones de la familia A330/340/A350 y 401 de la familia A-318/319/320/321.

Airbus firmó nuevos acuerdos por valor de más de 50.902 millones de euros y ha cerrado contratos para 35 aviones Airbus A-A319, valorados en 2.824,5 millones de euros; 400 aviones Airbus A-320 por valor de 38.680 millones de euros, 48 A-330-300 por valor 11.092 millones de euros, 83 aviones A-321 por 8.598,8 millones de euros, 10 A-330-200 por 2.086 millones de euros, cuatro A-380 por 1.559,6 millones de euros, cuatro A-350-900 por 1.110,8 millones de euros, tres A-350-1000 por 961,8 millones de euros y un A-318 por 67,7 millones de euros.

Las cancelaciones de Airbus afectaron a 10 A-330-300, ocho A-330-200F, siete A-350-1000, seis A-350-900, cuatro A-330-200, dos A-340-500, uno A-318, uno A-319, tres A-321 y a 19 A-320, todos ellos valorados en poco más de 24.000 millones de euros.

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finnair ha seleccionado a la empresa IAE International Aero Engines AG para que suministre los motores de sus cinco nuevos aviones de largo recorrido Airbus A-321, que se incorporarán a la flota a partir de septiembre de 2013, informa la compañía. Es una demostración más de la apuesta que la aerolínea nacional finlandesa hace por la industria de motorización aeronáutica europea.

Los motores IAE V2533-A5 ofrecen “una ventaja significativa con respecto a la eficiencia en el consumo de combustible frente a la competencia, lo que supone un ahorro de 300 toneladas al año por cada avión, según datos de pruebas del proveedor de aviones Airbus. Los motores también tienen un buen funcionamiento dentro de los límites sonoros establecidos por la OACI y la UE”, agrega la nota.

En la modernización de su flota, Finnair apuesta por Airbus

En junio de 2010, Finnair anunció un pedido de cinco aviones Airbus A-321 para sustituir los cuatro Boeing B-757 que todavía forman parte de su flota. Los nuevos A-321 serán menos ruidosos y un 5% más eficientes en el consumo de combustible. “Este cambio también permite una mayor flexibilidad e interoperabilidad entre los vuelos regulares y chárter europeos, lo que incrementa el índice de utilización de las aeronaves y reduce aún más las emisiones por pasajero”.

El veterano Boeing B-757 ha tenido un papel muy destacado en Finnair

“Los motores IAE de estos aviones nos permiten mejorar la experiencia del pasajero a bordo y al mismo tiempo ahorrar en costes de combustible y reducir considerablemente nuestra huella ecológica”, señala el jefe de operaciones Ville Iho. “Juegan un papel esencial en el mantenimiento de nuestra competitividad en el difícil mercado del tráfico aéreo europeo de fuselaje estrecho, tanto en vuelos regulares como chárter.”

“Una flota moderna es una inversión en el futuro de Finnair”, añade Kati Ihamäki, vicepresidente de Desarrollo Sostenible.“Sobre todo en la era del comercio de emisiones, las decisiones de aprovisionamiento como esta tienen un efecto apreciable en nuestro balance final, por no mencionar a los pasajeros con sentido común y bien informados que buscan opciones más ecológicas a la hora de volar”.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La hegemonía de los fabricantes aeronáuticos Boeing y Airbus puede verse seriamente amenazada si un competidor chino llamado Comac entra en escena, y todo parece indicar que así puede ser. Los chinos, que están metidos en todo, han demostrado en los últimos años su poder emergente en la construcción naval y ahora lo hace en el sector aeronáutico. Sus movimientos son seguidos de cerca por los dirigentes del duopolio mundial.

Lo llamativo del caso es que quien hace la advertencia es el presidente de Boeing Commercial Airplanes, Jim Albaugh. Los chinos no son los rusos, que han sido incapaces, desde el punto de vista comercial, de competir con los modelos de Occidente y buena prueba de ello es el escaso mercado de los aviones de nueva generación de Ilyushin y Tupolev, a pesar de que algunos de ellos están dotados de aviónica y motores occidentales.

Maqueta del avión chino Comac C-919

Boeing y Airbus tienen otros competidores en Canadá (Bombardier) y en Brasil (Embraer), que cada vez más copan cuota de mercado en aviones con capacidad entre 100 y 180 pasajeros, que es la horquilla en la se mueven los aviones de la serie B-737 y Airbus A-320. Lo cual resta ventas a los grandes fabricantes, amenazados, además, por las condiciones financieras de sus competidores.

En estos días ha trascendido en el sector aeronáutico que China ha comprometido una inversión de 5.000 millones de dólares para el desarrollo de su modelo de avión regional (una alternativa a ATR, Bombardier y Embraer) y otros 30.000 millones de dólares para el programa C-919, que podría ser su avión “estrella”. Y, al contrario de lo que sucede en EE.UU. y Europa, el gigante asiático invierte cada vez más en tecnología y fichajes y formación de personal especializado.

Foto: Waerfelu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finnair es la compañía nacional de Finlandia. Fundada en noviembre de 1923, tiene una importante presencia en España desde hace muchos años, dado el interés preferencial que tiene nuestro país como destino turístico para el país nórdico. Además, existe una notable colonia finlandesa en el sur de España y en Canarias.

En los últimos años, el aeropuerto de Barcelona se ha convertido en uno de las bases operativas de Finnair, cuyo grueso de flota está formado por aviones Airbus en sus variantes A-310 (11 unidades + 15 pedidos), A-320 (12 unidades + 9 pedidos), A-321 (6 + 4 pedidos), A-330 (8 unidades) y A-340 (7 unidades).

Airbus A-321 de Finnair tras su despegue de Barcelona

En la actualidad opera, además, cuatro Boeing B-757, en fase de retirada, un McDonnell Douglas MD-11, seis Embraer 170 (+ 8 pedidos) y diez Embraer 190LR (+ 3 pedidos). Entre 2014 y 2016 está prevista la incorporación de 11 aviones Airbus A-350. Su base de operaciones está en el aeropuerto de Vantaa-Helsinki.

En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador Óscar Martínez vemos a un avión Airbus A-321 de Finnair en fase de ascenso tras despegar del aeropuerto de Barcelona.  Número de serie 2.208, realizó su primer vuelo el 29 de marzo de 2004 y el 19 de abril siguiente se estrenó con la compañía finlandesa (OH-LZF). Está propulsado por dos turbinas CFMI CFM56-5B3/P y su configuración oscila entre 136 y 196 asientos.

Foto: Óscar Martínez

En tiempos de Clickair

26 febrero 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Manuel Luis Ramos García, comandante de Canair –antes lo fue de Binter Canarias y de Líneas Aéreas Navarras- nos hace llegar esta foto de un avión Airbus A-320 de Clickair tomando tierra en la pista 30 del aeropuerto Tenerife Norte. Clickair fue invento de Iberia de “línea de bajo coste” que tuvo una duración de tres años. Inició sus operaciones en septiembre de 2006 y cesó en julio de 2009, cuando se produjo su fusión con Vueling.

En la foto vemos al avión EC-GRH, uno de los 27  Airbus A-320 que llegó a operar 2008, aunque en el momento de su cese de operaciones disponía de 24 unidades. Este avión sigue volando en la actualidad para Vueling, con 21.3 años de vida operativa. Realizó su primer vuelo el 22 de noviembre de 1990 y el 1 de febrero de 1991 se estrenó con Iberia (EC-578, luego EC-FBR). En enero de 1998 fue rematriculado EC-GRH y bautizado con el nombre de “Sierra de Segura”. El 15 de septiembre de 2006 pasó a Clickair y desde el 9 de julio de 2009 lo hace para Vueling Airlines.

Airbus A-320 de Clickair tomando tierra en la pista 3-0 de Tenerife Norte

Foto: Manuel Luis Ramos García

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace algún tiempo que la compañía Iberia retiró la flota A-340 de las líneas de Canarias, donde gozaba de especial aprecio por sus pasajeros, como en su tiempo lo fue el trimotor Douglas DC-10 e incluso el Boeing B-747 “Jumbo”, tanto propios como alquilados a Air Atlanta y en los que tuvimos ocasión de viajar en numerosas ocasiones.

Del álbum de los recuerdos, Manuel Luis Ramos García, comandante de Canair, nos ofrece esta foto del avión Airbus A-340 serie -642 de Iberia, matrícula EC-JNQ y bautizado con el nombre de “Antonio Machado”, al que vemos en el aeropuerto de Tenerife Norte “Los Rodeos”.

Número de serie 727, realizó su primer vuelo el 30 de noviembre de 2005 y desde el 10 de febrero de 2006 vuela para Iberia. Está propulsado por cuatro motores Rolls Royce Trent 556-61. Un total de 34 aviones de las series -313 y -642 operan en las líneas de largo recorrido de Iberia –dos de ellos a cargo de Audeli-, donde tienen un gran éxito. Es un gran avión, que ha dejado de fabricarse ante la falta de pedidos.

Interesante perspectiva del avión A-340 de Iberia "Antonio Machado"

Foto: Manuel Luis Ramos García

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La noticia ha sorprendido en los medios aeronáuticos internacionales. Airbus ha anunciado que abandona la fabricación del avión cuatrimotor A-340, después de dos años sin vender un solo aparato de este modelo. Así lo ha confirmado Hans Peter Ring, director financiero del consorcio Airbus, en la presentación de los datos económicos de la empresa hasta el pasado mes de septiembre.

Airbus no puede competir con el Boeing B-777 y se le pone más difícil hacerlo ahora contra el nuevo Boieng B-747 serie -800, “un avión impresionante”, según lo califican los expertos. Otro detalle importante es que, a partir de ahora, Airbus venderá sus aviones en euros y no en dólares.

En la cadena de montaje hay dos A-340 para clientes privados y cuando éstos sean entregados, habrá finalizado también una etapa de la construcción aeronáutica mundial, con 377 unidades para 48 clientes de todo el mundo, tras su lanzamiento en abril de 1992. El servicio de mantenimiento queda garantizado para los próximos 30 años. La instalación técnica se mantendrá para los pedidos del avión Airbus A-330.

Existen varias versiones del Airbus A-340, con capacidad máxima para 440 asientos. Su alcance, en función del modelo, la autonomía y la potencia de los motores, oscila entre 13.700 y 16.700 kilómetros. Iberia es la principal compañía española que vuela este modelo de avión, empleado en el largo radio.

Airbus A-340 serie -642 de Iberia

Foto: Iberia