Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una de las operaciones de ingeniería financiera más destacadas de los últimos días la protagoniza una sociedad norteamericana llamada Republic Airways Holdings, que ha firmado un acuerdo con el fabricante aeronáutico brasileño Embraer para comprarle 47 aviones del modelo E175, más otros 47 opcionales, que serán alquilados a la compañía American Eagle, filial regional de American Airlines. A precio de catálogo estamos hablando de unos cuatro mil millones de dólares, dólar arriba, dólar abajo.

Todo está pendiente de que lo apruebe el Tribunal de Arbitraje, pues American Airlines y su filial regional se han acogido voluntariamente a la ley estadounidense de bancarrotas, o lo que es lo mismo, en suspensión de pagos. De ser así, el primero de los aviones E175, en dos clases y con capacidad para 76 pasajeros, será entregado a mediados de este año. Republic Airways es la primera compañía norteamericana que ha hecho una apuesta de largo alcance por el modelo brasileño.

Así será la librea de American Eagle en el avión Embraer E175

Foto: Embraer

Juan Carlos Díaz Lorenzo

American Airlines, American Eagle y su matriz AMR se declararon ayer en suspensión de pagos ante un tribunal de Nueva York con carácter voluntario para acogerse a la ley que regula los procesos de quiebra, permitiendo con ello reestructurar su elevada deuda y posicionarse en mejores condiciones ante los constantes desafíos del sector. Ello permite que ambas compañías sigan operando con normalidad.

El aumento de los costes laborales y el precio del combustible han incrementado considerablemente la deuda de AMR. Sólo en el tercer trimestre de este año las pérdidas ascendieron a 162 millones de dólares. Las acciones de la compañía cayeron ayer más de un 60 % en la apertura de Wall Street.

El nuevo consejero delegado de AMR, Thomas Horton, asimismo presidente del grupo, aseguró en un comunicado oficial hecho público que la compañía resurgirá con más fortaleza y energía, adaptada a los nuevos tiempos. Los activos están valorados en 24.720 millones de dólares y el pasivo en 29.550 millones de dólares.

Boeing B-767 -300 ER de American Airlines

Foto: Arpingstone