Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hemos visto imágenes muy bonitas y sorprendentes del “spotter” Rubén Cabrera Jiménez, muchas de las cuales hemos publicado en esta sección y siempre relacionadas con el mundo aeronáutico, pero acaso ninguna como ésta, que tiene un encanto y un sentimiento especial. Para su autor abriga un gran trasfondo emocional, pues está vinculada, de alguna manera, con la reciente despedida de este mundo de su querida madre, doña Ester Jiménez Díaz.

La imagen vuelca el rosario inacabable de los sentimientos filiales más puros ante la pérdida de un ser tan importante, aunque su presencia siempre vivirá en la memoria familiar. Les queda la satisfacción del largo e interminable camino recorrido, pleno de tantos y tan gratos recuerdos que jalonaron la existencia compartida y las emociones más puras, innatas e intensas. Ese es el encanto indudable que representa esta magnífica fotografía, por otro lado muy bien lograda por su autor. Un homenaje filial a quien le dio la vida y hace unos días emprendió su último vuelo.

La imagen tiene una profunda carga emocional. Es un homenaje filial

Foto: Rubén Cabrera Jiménez