Juan Carlos Díaz Lorenzo

El fabricante aeronáutico norteamericano Boeing incrementará a 52 unidades el ritmo mensual de producción de los nuevos modelos de la legendaria serie B-737. Ello será a partir de 2018 y trata de atender en mejores condiciones la fuerte demanda existente de aviones Boeing B-737 NG (Next Generation) y Boeing B-737 Max, cuyos niveles de eficiencia y fiabilidad no tienen precedentes, según valoraciones del propio fabricante. Con ello conseguirá una producción anual de 620 aviones de este modelo, el más exitoso de EE.UU. y uno de los más relevantes a nivel mundial.

Boeing tiene en la actualidad un ritmo de producción de 42 aviones mensuales en su fábrica de Renton. En 2017 serán 47 unidades y 52 en 2018. La previsión que maneja el fabricante es de una demanda de algo más de 25.000 aviones de pasillo único en los próximos 20 años. La demanda del Boeing B-737 no sólo se mantiene fuerte, sino que va en aumento. Sólo de este modelo, en sus diferentes variantes, la cartera de pedidos supera los cuatro mil aviones. Para asegurar la producción se ha implantado un proceso basado en prevención, productividad y calidad y en ello están incluidos, además de los trabajadores propios, los proveedores y las comunidades locales.

El modelo B-737 ha sido y es el más exitoso de Boeing

Foto: Boeing

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos compañías aéreas del Golfo Pérsico, Emirates y Etihad, acaparan en estos días el interés informativo de la industria aeronáutica occidental, al hacer pública la noticia de nuevos contratos de considerable envergadura. La primera, con sede en Dubai, anunció la compra de 50 aviones Airbus A-380 y 150 aviones Boeing B-777-X, mientras que la segunda, con sede en Abu Dhabi, ha firmado un contrato para 87 aviones del consorcio europeo Airbus -50 Airbus A-350 XWB, 36 A-320one y un carguero A-330-200F- por un valor de 19.000 millones de dólares.

Además, Etihad también ha firmado otro contrato para 56 aviones Boeing, de ellos 25 aviones B-777-X y una opción de compra sobre otros 26 aviones, por un valor de 25.200 millones de dólares y además de la nueva versión del bimotor B-777-X también se han firmado otros 30 aviones Boeing B-787 “Dreamliner”, lo que lo convierte en el principal cliente de este modelo de la compañía norteamericana. El medio centenar de aviones A-380 de Emirates tiene un precio aproximado de 23.000 millones de dólares. El anuncio se ha hecho en el transcurso de la Feria de Aviación de Dubai, que ha centrado el máximo interés del sector.

El gigante del consorcio europeo Airbus sigue una carrera ascendente

Foto: Ingo Green

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El aeropuerto de Barcelona recibió el 5 de junio la primera escala del novedoso avión Boeing B-787 Dreamliner. Tal hito histórico correspondió a la compañía Norwegian con su avión matrícula EI-LNA, que llegó procedente de Oslo. La ocasión propició una concentración de “spotters”, entre ellos nuestro estimado amigo Rubén Cabrera Jiménez, autor de las fotos que acompañan. Norwegian ha programado este avión para cada lunes y viernes durante los meses de julio y agosto.

Este modelo de avión es la gran apuesta del fabricante norteamericano Boeing para los próximos años en el segmento de tamaño medio. El primer prototipo realizó su primer vuelo el 19 de diciembre de 2009 y, pese a algunos problemas detectados en los últimos meses, todo parece indicar que será un avión de éxito y larga vida. En función del modelo y la configuración puede transportar entre 217 y 323 pasajeros.  

Es un modelo de nueva generación en el que, entre otros aspectos, destaca la reducción de un 20 % de combustible en relación al Boeing B-767, así como las menores emisiones de los motores Rolls Royce y GE, que le permiten volar a Mach 0,85. El uso de nuevos materiales también es notorio, pues en relación al avión Airbus A-330 serie -200 pesa entre 13.600 y 18.150 kg menos. El aspecto exterior también presenta cambios en relación a modelos anteriores del mismo fabricante. 

El avión Boeing B-787 de Norwegian, en fase corta final al aeropuerto de Barcelona

En su aspecto externo es innovador respecto de modelos anteriores de Boeing

Detalle del ala y motor derecho del avión B-787 “Dreamliner” de Norwegian

Fotos: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Funcionarios de la FAA y de la autoridad aeronáutica japonesa han visitado este lunes la sede del fabricante G S Yuasa, el fabricante de las baterías de litio instaladas a bordo del avión Boeing B-787 “Dreamliner”, en busca de pistas de los fallos técnicos que han provocado la parada obligada de este modelo de avión, recién estrenado. Los técnicos tratan de averiguar las causas, aunque se ha advertido que llevará su tiempo.

En principio se ha descartado exceso de voltaje como la causa del incendio en una de las baterías cuando el avión se encontraba en el aeropuerto de Boston. Otro incidente serio se refiere a un aterrizaje de emergencia de un avión de la compañía japonesa ANA, posiblemente por la misma causa. Una de las vertientes de la investigación trata de determinar si el proceso seguido desde el diseño hasta la fabricación ha sido el correcto.

No se discute la seguridad del avión, pero es preciso determinar y subsanar los fallos

Foto: Boeing

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El fabricante aeronáutico norteamericano Boeing tenía, hasta noviembre de 2012, 1.032 pedidos del avión Boeing B-737 valorados en 110.730 millones de dólares; 18 pedidos del avión Boeing B-767 valorados en 3.614 millones de dólares; 32 aviones Boeing B-777 valorados en 10.080 millones de dólares y dos aviones Boeing B-747 valorados en 704 millones de dólares, informa la citada compañía.

No todo son alegrías, pues se han registrado 60 cancelaciones del nuevo modelo Boeing B-787 “Dreamliner”; otras seis del Boeing B-777, 35 del Boeing B-737, cinco del Boeing B-747 y una del Boeing B-767, que suman todos ellos 22.221 millones de dólares menos.

El gigante Airbus A-380 tiene mayor demanda que el mítico Boeing B-747

Hasta el 30 de noviembre, Boeing había entregado 537 nuevas aeronaves, de ellas 376 aviones del Boeing B-737, 27 del Boeing B-747, 24 del Boeing B-767, 75 del Boeing B-777 y 35 del Boeing B-787, frente a las 516 del fabricante europeo Airbus, entre las que destacan 25 aviones del Airbus A-380, 90 aviones de la familia A330/340/A350 y 401 de la familia A-318/319/320/321.

Airbus firmó nuevos acuerdos por valor de más de 50.902 millones de euros y ha cerrado contratos para 35 aviones Airbus A-A319, valorados en 2.824,5 millones de euros; 400 aviones Airbus A-320 por valor de 38.680 millones de euros, 48 A-330-300 por valor 11.092 millones de euros, 83 aviones A-321 por 8.598,8 millones de euros, 10 A-330-200 por 2.086 millones de euros, cuatro A-380 por 1.559,6 millones de euros, cuatro A-350-900 por 1.110,8 millones de euros, tres A-350-1000 por 961,8 millones de euros y un A-318 por 67,7 millones de euros.

Las cancelaciones de Airbus afectaron a 10 A-330-300, ocho A-330-200F, siete A-350-1000, seis A-350-900, cuatro A-330-200, dos A-340-500, uno A-318, uno A-319, tres A-321 y a 19 A-320, todos ellos valorados en poco más de 24.000 millones de euros.

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Aeroméxico se ha sumado al grupo de compañías que dispondrán del nuevo modelo Boeing B-787 “Dreamliner” serie -900, del que ha comprado seis aviones y ha firmado otros cuatro opcionales, en un contrato por valor de 1.460 millones de dólares, a precio de catálogo, informa el fabricante aeronáutico norteamericano.

Por lo que se ha publicado, este es el primer paso de un proyecto de renovación de flota en el que la compañía mexicana prevé incorporar en los próximos años cien nuevos aviones del citado fabricante. Del nuevo modelo ahora en boga serán en total 19 unidades, el primero de los cuales está previsto para el verano próximo.

Aeroméxico se suma al grupo de compañías que tendrán el Boieng B-787

Foto: Boeing

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Lufthansa presentó la semana pasada su nuevo avión Boeing B-747 serie -800 (D-ABYA), que es en la actualidad el avión de pasajeros más largo del mundo y para ello realizó un vuelo especial entre las ciudad de Munich y Düsseldorf. Tiene capacidad para 467 pasajeros en tres categorías. La compañía alemana, que siempre ha sido en su país lanzadera de las novedades aeronáuticas, utiliza este modelo en algunas de sus rutas intercontinentales, caso a las líneas a EE.UU. e India.

Este avión es una versión mejorada y alargada del famoso “Jumbo”, con el que trata de competir con el mastodóntico Airbus A-380. Mide 76,40 metros de largo, 68,50 metros de envergadura, 19,50 metros de alto y el ancho interior de la cabina es de 6,10 metros. Los ratios que ofrece se traducen en costes operativos más bajos y tiene la gran cualidad de que es perfectamente compatible con las infraestructuras aeroportuarias actuales.

Despegue del gigantesco “Jumbo” serie -800, el avión más largo del mundo

Foto: Boeing

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Parece que los números de Boeing vuelven a la senda deseada, es decir, la de los números negros. Al cierre de septiembre, el poderoso fabricante norteamericano ha declarado unos beneficios de 2.922 millones de dólares, es decir, un incremento del 11 % con respecto al año anterior. Otros parámetros macroeconómicos también son positivos: un beneficio neto de mil millones de dólares en el tercer trimestre de 2012 y unos ingresos de 20.000 millones de dólares en números redondos.

¿Dónde está el quid de la cuestión? Fundamentalmente en la producción de los aviones Boeing B-747 serie -800 y Boeing B-787 “Dreamliner” en sus dos versiones. Han subido las entregas de aeronaves y, en consecuencia, los ingresos. La versión -900 del B-787 se encuentra en estos momentos a gran escala, lo cual hace prever que la facturación se incrementará considerablemente en el próximo ejercicio. La cartera de pedidos así lo augura: nada menos que 4.100 aviones en sus diferentes modelos, por una cifra astronómica: 307.000 millones de dólares.

El majestuoso Jumbo de la serie -800, una nueva dimensión

Foto: Boeing

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finnair ha seleccionado a la empresa IAE International Aero Engines AG para que suministre los motores de sus cinco nuevos aviones de largo recorrido Airbus A-321, que se incorporarán a la flota a partir de septiembre de 2013, informa la compañía. Es una demostración más de la apuesta que la aerolínea nacional finlandesa hace por la industria de motorización aeronáutica europea.

Los motores IAE V2533-A5 ofrecen “una ventaja significativa con respecto a la eficiencia en el consumo de combustible frente a la competencia, lo que supone un ahorro de 300 toneladas al año por cada avión, según datos de pruebas del proveedor de aviones Airbus. Los motores también tienen un buen funcionamiento dentro de los límites sonoros establecidos por la OACI y la UE”, agrega la nota.

En la modernización de su flota, Finnair apuesta por Airbus

En junio de 2010, Finnair anunció un pedido de cinco aviones Airbus A-321 para sustituir los cuatro Boeing B-757 que todavía forman parte de su flota. Los nuevos A-321 serán menos ruidosos y un 5% más eficientes en el consumo de combustible. “Este cambio también permite una mayor flexibilidad e interoperabilidad entre los vuelos regulares y chárter europeos, lo que incrementa el índice de utilización de las aeronaves y reduce aún más las emisiones por pasajero”.

El veterano Boeing B-757 ha tenido un papel muy destacado en Finnair

“Los motores IAE de estos aviones nos permiten mejorar la experiencia del pasajero a bordo y al mismo tiempo ahorrar en costes de combustible y reducir considerablemente nuestra huella ecológica”, señala el jefe de operaciones Ville Iho. “Juegan un papel esencial en el mantenimiento de nuestra competitividad en el difícil mercado del tráfico aéreo europeo de fuselaje estrecho, tanto en vuelos regulares como chárter.”

“Una flota moderna es una inversión en el futuro de Finnair”, añade Kati Ihamäki, vicepresidente de Desarrollo Sostenible.“Sobre todo en la era del comercio de emisiones, las decisiones de aprovisionamiento como esta tienen un efecto apreciable en nuestro balance final, por no mencionar a los pasajeros con sentido común y bien informados que buscan opciones más ecológicas a la hora de volar”.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En varias ocasiones ha hecho escala en el aeropuerto de Barcelona el avión número 1.000 del modelo Boeing B-777, que vuela para la compañía Emirates Airlines. Nuestro estimado amigo y colaborador Óscar Martínez, “spotter” atento a todo lo que se mueve en su entorno, captó esta magnífica imagen del citado avión, que marca un hito en la historia de la construcción aeronáutica norteamericana.

El “Triple 7” es uno de los aviones de más éxito de Boeing

Puesto que Emirates Airlines es la compañía que más aviones de este modelo tiene en su flota, parecía obvio que el ejemplar número 1.000 fuera para un cliente tan destacado. En la actualidad opera 102 aviones y tiene contratados otros 93, en uno de los contratos multimillonarios de la industria aeronáutica americana. Se trata de un modelo -300 ER, matrícula A6-EGO.

Hace un año Boeing celebró la construcción del avión B-767 número 1.000, entregado a la compañía japonesa ANA. En producción desde 1982, han transcurrido casi treinta años hasta alcanzar dicho registro, mientras que el modelo B-777 ha necesitado menos de veinte años. A día de hoy, Boeing tiene 1.361 pedidos del “triple siete” para 64 clientes de todo el mundo.

Foto: Óscar Martínez