Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los once primeros meses del año, las aerolíneas “low cost” han transportado a Canarias 4,03 millones de pasajeros, lo que supone un 4,3% más con respecto a igual periodo del año anterior, informa el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. La mejoría de los mercados emisores, principalmente en el centro y norte de Europa, ha favorecido este incremento.

En el mismo periodo de tiempo, las aerolíneas convencionales han transportado 6,6 millones de pasajeros, lo que representa un aumento del 0,4% con respecto a igual periodo de 2014. En suma, entre las “low cost” y éstas han movido en once meses de 2015 a 10,7 millones de pasajeros, es decir, un 1,8% más que en 2014.

El mercado nórdico es uno de los principales emisores de invierno en Canarias

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El primero de los doce aviones ATR-72 de la serie -600 de Binter ya está en poder de la aerolínea canaria.  Los contratos habían sido firmados en 2014 y 2015 y su progresiva incorporación permitirá la renovación de la flota, en un calendario de entregas que se prolongará hasta 2018. Los aviones del primer pedido llegarán en el transcurso de este año y el próximo y los del segundo pedido, a partir de 2017. Como bien señala el presidente de Binter, Pedro Agustín del Castillo, la incorporación del nuevo modelo de ATR permitirá estandarizar la flota y situará a la compañía canaria entre las más modernas de Europa en su categoría.

El modelo -600 de ATR está propulsado por dos motores Pratt & Whitney 127M, tiene una capacidad de 68 a 74 asientos e incorpora las últimas tecnologías en equipos de navegación asistida y los más altos estándares de confort para los pasajeros. La cabina tiene un diseño denominado Armonía, equipada con nuevos asientos que permiten un mayor espacio con la misma distancia entre filas. Los compartimentos del equipaje tienen un 10% más de capacidad y dispone de un sistema de iluminación led que hará más agradable el vuelo. Binter es uno de los socios más duraderos que tiene el consorcio aeronáutico franco-italiano ATR. Toda su flota, desde 1989, es de este fabricante. 

Este es el primer ATR-72 serie -600 de Binter Canarias

Foto: cedida

Este artículo está disponible en el siguiente enlace:

http://www.juancarlosdiazlorenzo.com/transeuropa-y-el-avion-fokker-f-27/

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia Express tiene programado hasta un 30 % de incremento de frecuencias en Canarias para el próximo verano, lo que hará efectivo a partir de marzo de 2015, cuando empieza oficialmente la temporada. Llama la atención que el mayor porcentaje se producirá en La Palma, con una oferta que oscilará entre seis y siete vuelos semanales, mientras que en Lanzarote el aumento será de diez frecuencias semanales y entre nueve y trece frecuencias en el caso de Fuerteventura. Habrá aumento, asimismo, en las líneas principales a Tenerife y Gran Canaria, donde la competencia y las ganancias son mayores. 

Como es habitual en estos casos, a la aerolínea sucedánea de Iberia se le llena la boca con aquello de “la apuesta por las islas” y otras ramplonerías. Porque, siendo una “low cost” salarial con tripulaciones baratitas que lleva apretujados a sus pasajeros –dos filas más de seis asientos frente al avión A-320 de la auténtica Iberia– tiene unas tarifas que no corresponden a una aerolínea de bajo coste. Es una pena que no haya compañías aéreas extranjeras operando líneas nacionales entre la Península y La Palma, que acaben desplazando a Iberia Express.

Iberia Express, sucedáneo de la auténtica Iberia,  dice que”apuesta por Canarias”

Foto: Alberto Pérez

José Hernández Cabrera (*)

Esta mañana, mientras estudiaba el tratado de Murray N. Rothbard: El Hombre, la Economía y el Estado (capítulo X: El monopolio y la competencia) recibí una llamada telefónica: querían hacerme una encuesta sobre el transporte en Canarias. Queriendo escurrir el bulto, respondí astutamente: “ahora estoy estudiando”, pero como si de un acto reflejo se tratara pregunté seguidamente por la identidad del contratante del estudio de mercado; la mujer me respondió escuetamente: Binter Canarias. Súbitamente cambié de opinión y dije a la encuestadora: “Adelante, con mucho gusto responderé a todas sus preguntas”. ¡Joder que casualidad!, pensé. No podía dejar pasar la oportunidad de desahogarme y denunciar el insufrible monopolio que padecemos los residentes es las islas (no tan) afortunadas. Para compensar el mejor clima del mundo que disfrutamos los dioses nos castigaron con políticos intervencionistas asesorados por economistas keynesianos. 

Según Rothbard, en el libre mercado no existe posibilidad alguna de monopolio, esta figura sólo puede darse bajo la coacción institucional en forma de privilegio o intervencionismo. Tal es el caso de Binter Canarias, un monopolio sutilmente establecido a la sombra de una legislación tan innecesaria como absurda denominada Obligaciones de Servicio Público. Un monopolio tiende a reducir la producción e incrementar los precios por encima de lo que el libre mercado le permitiría en otras circunstancias no intervenidas. Por este motivo, un vuelo entre islas con Binter puede costar lo mismo o incluso más que otro desde el archipiélago a Madrid, Barcelona o Londres con otra compañía. Esto significa que, en proporción a la distancia recorrida por el avión, Binteres hasta 20 veces más cara que las aerolíneas de bajo coste como Ryanair, easyJet o Norwegian. Esta es la insólita forma que tienen nuestros “servidores públicos” de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Pero hoy sólo vamos a estudiar la reacción del mercado ante los precios de monopolio.  

Binter, cada día más cuestionada por su posición de dominio

En primer lugar, analizaremos la conducta de aquellos consumidores cuya demanda es muy elástica para precios situados por encima del que fijaría el libre mercado. En nuestro caso, demandaelástica significa que si el precio del billete de avión sube, los consumidores viajarán menos en avión (y viceversa). Estos consumidores son muy sensibles a los cambios de precio. Veamos algunas categorías:

a) Los turistas peninsulares y extranjeros -sin descuento de residente- una vez en Canarias, si desean hacer turismo entre islas, se enfrentan a tarifas prohibitivas (Tenerife-Lanzarote: 92€), incluso superiores a las pagadas para llegar desde ciudades remotas situadas a miles de kilómetros; ¿a que es difícil de entender?. La alternativa para visitar otras islas es dejarlo para el próximo viaje, volando directamente desde sus países de origen. Las islas -las más pequeñas- que poseen menos conexiones aéreas con el continente saldrán perjudicadas y recibirán menos visitas que las islas mejor conectadas. Otra posibilidad viable y económica es viajar a otras islas en barco, sobre todo cuando el trayecto es corto, por ejemplo: Los Cristianos (Tenerife) – San Sebastián de la Gomera ó Playa Blanca (Lanzarote) – Corralejo (Fuerteventura).

b) El segundo grupo lo forman turistas residentes en las islas que, aún teniendo el descuento de residente (50%), por un precio similar o ligeramente superior prefieren viajar a otros destinos continentales antes que hacerlo entre islas. Por ejemplo, prefieren ir a Londres antes que a Fuerteventura. Aquí también se incluyen los turistas canarios que sustituyen el avión por el barco (Fred Olsen Naviera Armas), mucho más económico y que además permite llevar el vehículo particular.

Existen otros dos grupos cuya demanda es inelástica, es decir, personas que en menor o mayor medida se ven obligados a volar entre islas aunque el precio del billete de avión se vea incrementado.

c) El tercer grupo lo componen viajeros de negocios, empleados públicos en comisión de servicio y trabajadores desplazados a otras islas (que vuelven a casa los fines de semana). En función de las circunstancias personales de cada cuál, su demanda será más o menos inelástica. Por ejemplo, las empresas y AAPP pueden reducir la frecuencia de viajes en avión y emplear sustitutivos como la videoconferencia. Estos viajeros presentan un margen de sustitución reducido ya que la utilización del barco puede representar un elevado coste de oportunidad; es decir, si utilizan el barco pueden perder un tiempo laboral más valioso que el ahorro monetario obtenido.

d) El cuarto y último grupo presenta una demanda muy inelástica, se trata de personas que necesariamente aumentarán el gasto en transporte y seguirán volando entre islas a pesar de la subida de tarifas. Aquí podríamos incluir a personas con elevada capacidad adquisitiva, políticos (disparan con pólvora de rey), funcionarios y asalariados cuyos empleadores costean los viajes, pacientes que viajan por imperativo médico o viajeros con fuerte aversión al viaje en barco (mareo).

A pesar de la intervención del mercado y de la creación de un monopolio, el mercado siempre busca y encuentra soluciones. Como decía Henry D. Thoreau [1]: “Si el comercio y las industrias no tuvieran la elasticidad del caucho, no alcanzarían jamás a saltar por encima de los obstáculos que los legisladores les están poniendo de continuo por delante”.  

En conclusión, frente a la agresión institucional que supone el monopolio, los consumidores podrán reaccionar de estas cuatro maneras: a) absteniéndose de viajar entre islas; b) reduciendo la frecuencia de los viajes entre islas; c) sustituyendo el avión por el barco o por otros medios de relación (videoconferencia); d) asumir la pérdida económica que supone el mayor coste del precio de monopolio. Pero toda intervención del mercado no es neutra, hay ganadores y perdedores. ¿Quiénes ganan? Los políticos y burócratas del Gobierno de Canarias y la empresa monopolística Binter Canarias. ¿Quiénes pierden ? Los consumidores canarios en general, los turistas peninsulares y extranjeros y, especialmente, las economías de las islas menores que reciben menos viajeros. Triste paradoja que las Obligaciones de Servicio Público, creadas en 1998 para “proteger” a los pobrecitos canarios de las “imperfecciones” del libre mercado, sirvan sólo para hundirnos más en la miseria.

(*) Consultor

[1] Henry Thoreau. Del deber de la desobediencia civil. Editorial Pi. p. 15

Foto: Tave Myliu

 

¿Bird Blue Air Line?

8 septiembre 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace tiempo que no hemos vuelto a oír hablar de Islas Afortunadas Air. ¿Se acuerdan? Canaryfly, en su modestia, parece que no molesta a Binter. ¿Habrá algo más? Ahora anda en el ambiente otra novedad, la de una compañía aérea “made in Canarias” llamada Bird Blue Air Line y su intención consiste en volar entre islas y a la Península. Parece ser que la clase política cabildicia tiene conocimiento de la propuesta de sus promotores, por si se anima a participar, según dice la publicación especializada preferente.com.

Se necesita una inversión estimada de unos 20 millones de euros para volar entre islas y desde Gran Canaria y Tenerife a Madrid, Barcelona y Santiago de Compostela, como primeros destinos. Una iniciativa que pretende “resolver los problemas de conectividad aérea, flexibilizaría los precios de los trayectos y los beneficios serían también para las islas”. El mensaje es el mismo de siempre. Para los vuelos regionales se emplearían aviones ATR-72 y para los vuelos nacionales aviones Boeing B-737 en régimen de alquiler. A ver en qué queda el asunto.

Esta es la primera imagen conocida de un proyecto llamado Bird Blue Air Line

Foto: preferente.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Air Berlin incrementará en el próximo verano el número de frecuencias desde Munich a Canarias, en una clara apuesta por expandir sus posibilidades y atender en mejores condiciones el previsible flujo de turistas alemanes hacia las islas de Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife. Del mismo modo que potenciará Mallorca con unas noventa mil plazas para dicho destino con origen en aeropuertos de Alemania, Austria y Suiza.

En largo recorrido, Air Berlin aumentará el número de vuelos a destinos vacacionales de Cuba, República Dominicana y dos ciudades de EE.UU: Nueva York y Chicago. En colaboración con su socio Etihad, a través de Abu Dhabi volará a Tailandia, Malasia, Maldivas, Seychelles y Australia. En el medio radio, el incremento de la oferta estará destinado a Grecia, Turquía, Chipre, Malta e Italia. Su pertenencia a la alianza Oneworld permite conexiones con American Airlines y S7. 

Air Berlin refuerza su presencia en el turismo alemán, que es su origen

Foto: Félix Gottwald

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Se están produciendo dudas sobre la desaparición efectiva de la exigencia del certificado de residencia para los pasajeros del transporte aéreo y marítimo de Canarias, después de que el Ministerio de Fomento informara el pasado viernes que se suprime la obligatoriedad de tenerlo en vigor para viajar. Le sustituye el pasaporte o DNI en vigor. Sucede, al parecer, que no todas las compañías tienen implantado el sistema informático que permite hacer las comprobaciones telemáticas necesarias.

Razón por la cual se ha establecido un periodo transitorio hasta el primero de noviembre próximo, para que todas las compañías aéreas y navieras que operan en la red interinsular, y desde otros destinos hacia el archipiélago, adopten el sistema informático de acreditación de la residencia, conocido por las siglas SARA. Hasta entonces será necesario llevar consigo el papel impreso que lo acredita, para su presentación en el momento de la facturación y embarque y con ello evitar sorpresas y disgustos innecesarios. 

La mayoría de las compañías aéreas y marítimas tienen implantado el sistema SARA

Foto: Tave Myliu

easyjet apuesta por Tenerife

16 diciembre 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El protagonismo de las compañías “low cost” en el tráfico de turistas en Canarias es considerable y el sector es una constante fuente de noticias. El Reino Unido se mantiene como el primer emisor de turistas en Canarias. El anuncio más reciente lo ha hecho la compañía easyjet, que desde el pasado 27 de octubre ha programado una conexión directa dos veces por semana (martes y viernes) entre Londres / Southend y Tenerife Sur.

Para reforzar dicho tráfico, easyjet ha programado 11.160 plazas en 62 vuelos con aviones Airbus A-320 y capacidad para 180 asientos cada uno.  Hasta noviembre pasado, las compañías “low cost” han transportado 4,2 millones de turistas a Canarias, con un incremento del 2,5 % en relación a igual periodo del año anterior, según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. 

easyjet tiene una presencia considerable en el mercado “low cost”

Foto: Barcex

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El creciente interés de China como destino comercial para empresarios canarios propicia que la opción de la compañía Finnair a través del aeropuerto de Helsinki-Vantaa sea cada vez más elegido, así como por sus precios, la calidad de sus aviones y el servicio a bordo, pues en algunos casos las tarifas business están por debajo de las tarifas de otras competidoras.

Finnair vuela desde Madrid y Barcelona a varios destinos de China: Pekin, Shanghai, Chongquing, Hong Kong y Xi’an. Esta última ciudad es un importante centro de crecimiento en la industria aerospacial y de desarrollo de software. La compañía finlandesa vuela también a otros destinos asiáticos: Tokio, Osaka, Nagoya, Delhi, Bangkok, Seúl, Singapur y Hanoi. 

Finnair vuela a los destinos asiáticos con aviones A-340 y A-330

Foto: Tave Myliu