Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía australiana Qantas Airways ha declarado cierre patronal a partir del próximo lunes y ayer suspendió indefinidamente todas sus operaciones, tanto nacionales como internacionales, debido a una huelga salvaje del personal de handling. El director general de la empresa, Alan Joyce, dijo claro y contundente: “cerramos hasta que los sindicatos retiren sus reclamaciones más extremas y lleguen a un acuerdo”.

Joyce acusó a los sindicatos de pretender “demandas imposibles” y de que “están echando por tierra nuestra estrategia y el nombre de la compañía. Están desestabilizando deliberadamente y no hay visos de salida”, recoge un despacho de la agencia Efe, que aparece publicado en los medios digitales.

Con esta decisión, en lo que a los pasajeros, tripulaciones y aviones que están en vuelo o programados, Qantas Airways tiene que enfrentarse a un problema de gran envergadura, pues en pocas horas habrá 108 aviones en tierra, en 22 aeropuertos de diferentes partes del mundo.

Qantas es una de las compañías operadoras del avión Airbus A-380

Foto: Adrian Pingstone

Anuncios