Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ocho paracaidistas aficionados fallecieron ayer en la celebración de la Pascua de Resurrección, en un accidente de un avión ligero monomotor Comp Air 8, que se precipitó contra el suelo, informa el periódico finlandés “Helsingin Sanomat”. El suceso se produjo en las proximidades del aeródromo de Jämijärvi, situado en la región de Satakunta. En total viajaban en el aparato siniestrado once personas. El piloto y otros dos ocupantes consigueron saltar en paracaídas y sólo sufrieron heridas leves.

Se desconocen, por el momento, las causas del accidente, que ha conmocionado a la opinión pública finlandesa. La policía ha entrevistado a los supervivientes y analiza el contenido de varias cámaras de casco de los deportistas fallecidos, aunque no está claro que ayude sustancialmente en la investigación.  Al parecer hay un testigo en tierra que vio algo anormal antes de que el avión se precipitara y se considera la posibilidad de un fallo en el motor de la aeronave.

El accidente se produjo en una zona boscosa próxima al aeródromo de Jämijärvi

Foto: Vesa Molinanen / AP