Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Se me han quitado las ganas de volar. He decidido liquidar la compañía, cerrar Islas Airways. Perdí lo que no está escrito”. Estas son declaraciones de Miguel Concepción Cáceres, en una entrevista del periodista Carmelo Rivero publicada ayer en Diario de Avisos, en la que la mayor parte gira en torno al C.D. Tenerife. “Lo siento por los canarios, que ahora están en manos de un monopolio y al Ministerio de Fomento le cuesta más dinero la subvención a los residentes porque el billete se ha encarecido”, agrega.

“La competencia nos denunció ante Fomento por los descuentos a los pasajeros, y Fomento entiende que debía repercutir en la ayuda. Está en el Supremo, después de que lo perdí en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El Ministerio me suspendió un año la subvención (17 millones de euros), y el juez le obligó a que me abonara una parte. Cuando he querido volver a volar, no me han dejado por estar en el concurso de acreedores. No lo entendí y me fui del Ministerio decidido. Se acabó. No vuelo más”, concluyó.

Islas Airways ya es historia de la aviación comercial en Canarias

Foto: Héctor Perestelo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Miguel Concepción, presidente de Islas Airways, insistió ayer en Teide Radio en que la sentencia que acusa a la aerolínea regional de sobrefacturar billetes entre 2007 y 2011 por importe de 7,5 millones de euros en concepto de descuento de residente canario, “es rotundamente falso” y tiene su origen en una denuncia de Binter Canarias. En su día, el vicepresidente de esta compañía, Rodolfo Núñez, reconoció en una entrevista publicada en “La Provincia”, que “no nos gusta la competencia que hace trampas”.

Concepción, que ha anunciado que Islas Airways recurrirá ante el Supremo, declaró ayer en la citada emisora que “Binter tiene el monopolio. Es francamente difícil abrirse camino con Binter enfrente. Nosotros tardamos 10 años, hasta que han conseguido asfixiarnos. La prueba de este beneficio es que las arcas de Binter se han llenado anualmente con 100 millones al año y precios cada vez más caros”, publica hoy la edición digital de Diario de Avisos. Parece “muy difícil” que Islas vuelva a volar, pues Aviación Civil le ha retirado los permisos.

avc_00097737

Será “muy difícil” que Islas Airways vuelva a volar

Foto: Juan Ángel García León

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado la decisión de la Dirección General de Aviación Civil de retener a Islas Airways la cantidad de 4,44 millones de euros y de exigirle la devolución de 3,09 millones de euros, en concepto de bonificaciones indebidas del descuento de residente canario, al declarar más facturación por venta de billetes de la que había realizado, leemos en la prensa regional canaria. La aerolínea entró en concurso de acreedores el 14 de diciembre de 2012 y dos meses antes había suspendido sus operaciones.

La sentencia, de la que ha sido ponente la magistrada María del Pilar García Ruiz,  considera probado que entre 2007 y 2011, Islas Airways alteró la facturación de las liquidaciones que presentaba ante el Ministerio de Fomento, lo que le permitió aplicar la subvención a un importe superior al que pasajero había pagado. Como quiera que Islas no facilitó la labor investigadora de Fomento, el Ministerio comunicó a la Fiscalía las presuntas irregularidades y comenzó el devaneo de la madeja hasta concluir en la sentencia ahora conocida.

Islas Airways cesó en sus operaciones en octubre de 2012

Foto: Héctor Perestelo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por cuarta vez el presidente de la IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo), Tony Tyler, se ha dirigido por escrito al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, instándole a que establezca un diálogo efectivo y una salida confiable para saldar la deuda de 4.100 millones de dólares que mantiene con 24 compañías aéreas que operan en el país. El dirigente de la IATA pide un “diálogo de alto nivel con el objetivo de cancelar la deuda de una forma rápida y justa”. Las anteriores misivas han caído en saco roto.

El Gobierno venezolano no hace caso. Promete, pero no cumple y mantiene el cerco a las compañías aéreas, a las que amenaza en caso de que se retiren. Varias ya lo han hecho, para no engordar más la deuda. El presidente de IATA afirma que “las aerolíneas no pueden seguir ofreciendo sus servicios sin garantías de cobro. La mayor parte intentan minimizar el riesgo reduciendo la capacidad. Varias han cesado sus operaciones completamente. Venezuela corre el riesgo de desconectarse de la economía global”.

Tony Tyler, presidente de IATA

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Air Nostrum, compañía franquiciada de Iberia, ha despedido a un comandante piloto que voló el pasado fin de semana y dio positivo en un control de alcoholemia a su llegada al aeropuerto de Madrid, informa Europa Press, citando a lo manifestado por el portavoz de la citada aerolínea. El avión ATR-72 procedía de Melilla y cuando aterrizó la estaba esperando la Guardia Civil, para someterle a él y al segundo piloto a dicha prueba, en la que el primero dio positivo. La noticia ha corrido como la pólvora. 

Parece ser que “ante la sospecha” de que el comandante piloto había ingerido alcohol, la compañía requirió la presencia de la Benemérita. Por lo visto alguien advirtió del hecho a la salida del avión de Melilla. El caso es que se trata de un episodio aislado y a su llegada e informada la veracidad de la prueba, la dirección de Operaciones lo apartó de la programación y quedó suspendido de actividad. Luego llegó el despido. Air Nostrum dice que se personará en la causa contra el afectado. 

El avión que atiende el vuelo IB-8789 es un ATR-72, como el que vemos en la foto

Foto: Peter Bakema

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ahora sí es cierto –lo hemos comprobado– que Islas Airways tiene otra vez la autorización para volar (AOC), pero se ha encontrado con un nuevo escollo que pone más difícil su reaparición. Según hemos leído en el diario digital preferente.com, el Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Aviación Civil, exige a la compañía un plan de viabilidad a tres años, cuando anteriormente sólo se le había pedido un año.

Islas Airways está en administración concursal bajo el control del bufete Dictum Abogados. La situación de la aerolínea, que tiene una deuda reconocida que oscila entre 40 y 60 millones de euros, fue denunciada en su día por Binter Canarias por presuntas irregularidades en el cobro de subvenciones estatales y cesó en sus operaciones en noviembre de 2012. Los sucesivos anuncios de vuelta al espacio aéreo regional se han desvanecido reiteradamente.  

Caso de que vuelva a volar, el escenario actual parece poco favorable para Islas

Foto: Juan Ángel García León

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Habíamos tomado con cautela la publicación, ayer, de la noticia de que el aeropuerto Tenerife Norte-Los Rodeos podría quedarse sin servicio propio de bomberos. Hoy hemos sabido algo más, de acuerdo con lo publicado en la edición digital del periódico Diario de Avisos, decano de la prensa de Canarias. Ahora hemos sabido que la denuncia del sindicato se refiere a que el aeropuerto se queda sin servicio propio de bomberos entre las cinco y las seis de la mañana, con motivo de la ampliación de horarios de la instalación.

Como era de esperar, AENA ha salido al paso de lo dicho por el sindicato CGT, diciendo que la función principal de los bomberos del aeropuerto es la de proporcionar seguridad a los aviones en plataforma. Sin embargo, la actuación de los bomberos externos sería en caso de que sucediera algo en el edificio terminal entre las cinco y las seis de la mañana y la intervención estaría a cargo del 1-1-2 y el Consorcio de Bomberos.

Vista parcial de la terminal de Tenerife Norte, que es competencia externa

Sostiene AENA que el Plan de Autoprotección en vigor contempla que en el caso de que se produjera algún incidente en el edificio, serían los bomberos del Consorcio los que actuarían, ya que los bomberos adscritos al aeropuerto están contemplados como equipo de segunda intervención, a operar entre las 06 h y 23,30 h. De modo que según lo establecido por el ente público, los procedimientos de emergencia se gestionan a través del 1-1-2 y el servicio propio de bomberos sólo interviene en pista.

Este es un tema de la suficiente importancia y relevancia para analizar con más profundidad y nos sigue pareciendo una incongruencia por parte de AENA. Tiene razón el delegado sindical de CGT cuando pide una reunión con el Cabildo de Tenerife. Seguro que Carlos Alonso no permanecerá impasible. ¿Servicio externo de bomberos en lugar del propio caso de una emergencia? Parece que son ganas de complicar las cosas, cuando suponemos que habrá soluciones factibles, aunque cuesten dinero. Un aeropuerto es una instalación estratégica y eso no admite discusión. 

Foto: Guanxito 2006

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La edición digital de hoy de Diario de Avisos, decano de la prensa de Canarias, publica una noticia que nos causa verdadera alarma: el aeropuerto de Los Rodeos-Tenerife Norte prescinde del servicio propio de bomberos. Denuncia el sindicato CGT que así lo ha decidido la dirección del aeropuerto a partir del próximo domingo, una decisión que, y en eso estamos totalmente de acuerdo, “afectará gravemente a la seguridad del recinto”.

Sería bueno escuchar la versión del director del aeropuerto. En todo caso, si es definitivo que Los Rodeos-Tenerife Norte se queda sin el servicio propio de bomberos nos parece una temeridad y ojalá no haya nada que lamentar. Los bomberos más próximos son los del parque de La Laguna, que es verdad que están muy cerca del aeropuerto, pero en caso de una emergencia, la actuación de los primeros momentos puede ser decisiva. Mucho cuidado con el asunto, que la historia pasada es muy amarga.

Panorámica del aeropuerto los Rodeos-Tenerife Norte, visto por la pista 3-0

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Miguel Concepción Cáceres ha hecho una admirable demostración de valentía en horas bajas y en unas declaraciones a Radio El Día, de las que también se hace eco el periódico El Día, ha dado un paso adelante y ha reconocido que las deudas que arrastran las empresas del Grupo SOAC, de las que es administrador único, oscilan entre 40 y 60 millones de euros. No es frecuente, desde luego, que estando en dificultades encontremos empresarios que salgan a decir lo que les sucede en los medios de comunicación. De ahí la decisión de someter sus bienes a lo dispuesto en la Ley Concursal a modo de “balón de oxígeno” para conseguir “reestructurar y adaptarse” a la nueva situación. Bien es verdad que en esa estimación, una horquilla de 20 millones de euros, entre 40 y 60 millones, es mucho dinero. 

En lo que nos interesa en esta sección, Islas Airways, compañía que Miguel Concepción compró a Francisco González Yanes y a otros socios minoritarios, está inmersa en concurso de acreedores e investigada por el Ministerio de Fomento, después de una denuncia de Binter Canarias por presuntas irregularidades en el cobro de las subvenciones del descuento de residente canario. Por lo que ha declarado el empresario palmero, en estos momentos está finalizando “la fase común” (examen de activos y pasivos) del proceso concursal para conocimiento de los acreedores y luego vendrá “la fase convenio”, en la que se diseñará un plan de viabilidad para cumplir con los acreedores y salir de la situación en que se encuentra. 

Sea Islas Airways o sea otra compañía, la competencia aérea es necesaria

Miguel Concepción confía en que cuando haya superado todo el proceso, que estima en unos cinco o seis meses, Islas Airways estará en condiciones de operar de nuevo, si es que para entonces renueva la autorización AOC, aunque hace una matización: “Y si no es esta compañía, que sea otra”. Es posible que el mencionado empresario –que conoció dificultades en otro tiempo y consiguió salir adelante, aunque las circunstancias de entonces eran diferentes a las de ahora– no necesite a Islas Airways como él mismo nos comentó en 2008, pero Canarias sí necesita competencia en el transporte aéreo, llámese Islas Airways o llámese como se llame, para hacer frente a la actitud de la marca comercial Binter, cuya “soledad” en los cielos de Canarias le lleva a actuar como ya conocemos. Estamos absolutamente seguros que muchos usuarios estarán echando de menos a los aviones de Islas, pese a que no apoyaran a la compañía cuando estaba volando. Suerte que el transporte marítimo se ha convertido en una alternativa en estos tiempos de crisis, con una política tarifaria que ha acercado más y mejor a los canarios. 

Lo cierto es que en tiempos de Miguel Concepción, Islas Airways vivió su mejor época cuando incorporó tres aviones nuevos, que fueron en su momento el canto del cisne del transporte aéreo en Canarias. Los otros aviones, herencia de la etapa anterior y entrados en años aunque bien mantenidos gracias al equipo liderado por dos ingenieros aeronáuticos procedentes de Binter, mantuvieron la operación con unas tripulaciones técnicamente solventes, que se aplicaron a fondo cuando se produjo una desbandada, en su mayoría de pilotos venezolanos, atraídos por la “nueva” Naysa controlada por los accionistas de Binter. Sólo que los que entonces pensaron que había sido una jugada maestra y dejaron en mínimos durante una temporada a Islas Airways, se les ha convertido en los últimos tiempos en un camino tortuoso (salarial y de condiciones laborales, se entiende) que parece no ha tocado fondo. Eso también lo saben los pilotos y TCP’s de Canairen su mayoría procedentes de Binter Canarias, pues el que se mueve no sale en la foto. Y a buen entendedor, con pocas palabras basta.  

Foto: Juan Ángel García León

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Sigue coleando el asunto de las “prácticas indebidas” referidas a la aplicación de la bonificación al transporte de los residentes en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, según publica la prensa nacional y regional referida a un despacho de la Agencia Efe. De modo que el Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Aviación Civil, ha enviado escritos a 16 compañías aéreas para que aporten documentación en la que acrediten cómo ha sido la aplicación de la bonificación del 50 % sobre la tarifa aérea para los residentes en dichos territorios, entre mayo de 2009 y abril de 2013.

El asunto tiene su miga y tiene su origen en la denuncia que Binter Canarias presentó en su día contra Islas Airways, que cesó en sus operaciones hace varios meses. Se pide la copia de todos los acuerdos, contratos o convenios que hayan justificado la emisión de los billetes bonificados, así como el listado de los cupones de vuelo y de cargo correspondientes a dichos billetes. Y no se descarta el envío de actuaciones al Ministerio Fiscal, si hubiera indicios de fraude.

La denuncia partió de Binter y figura entre las llamadas a aportar documentación

Por lo que se ha dicho, entre tales prácticas “se encuentra que los precios de las tarifas aplicadas por las compañías en ciertas liquidaciones podrían ser superiores a los precios de venta abonados por los pasajeros o que podrían existir acuerdos o convenios de colaboración por los cuales se estarían emitiendo billetes aéreos subvencionados a precios que no corresponden total o parcialmente con pagos en conceptos subvencionables”.

Las compañías llamadas a aportar documentación y justificantes son Air Berlin, Air Europa, Binter Canarias, Clickair, Easyjet, Helitt Líneas Aéreas, Iberia Express, Iberia, Iberworld Airlines, Inaer Helicópteros, Islas Airways, Quantum, Ryanair, Spanair, Volotea y Vueling. Algunas de ellas, como conocen nuestros lectores, han dejado de existir y de volar, otras se han fusionado y entre las citadas figuran compañías extranjeras que cubren tramos nacionales. A ver en qué queda este asunto.

Foto: Tave Myliu