Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha certificado el avión Airbus A-350 serie -900, propulsado por motores Rolls Royce Trent XWB, con lo que el nuevo producto del fabricante aeronáutico europeo está listo para su comercialización. El documento oficial le fue entregado el pasado viernes, informa Airbus Industrie. En la actualidad, el número de pedidos es de 750 unidades para 39 clientes.

Los cinco aviones de ensayo han completado satisfactoriamente el amplio programa al que han sido sometidos: más de 2.600 horas de vuelo de pruebas que suman tres conceptos fundamentales: plazo, coste y calidad. Se ha informado de que tanto la estructura como los sistemas de los aviones han sobrepasado los límites establecidos y han cumplido perfectamente con todos los criterios de aeronavegabilidad exigidos.

El nuevo Airbus A-350 es la gran apuesta del fabricante europeo en este segmento

Foto: Javier Ortega Figueiral

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siguiendo las recomendaciones de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), Iberia y Vueling se han sumado a las compañías aéreas que han suspendido temporalmente sus vuelos a Israel, tras el disparo de un cohete desde la Franja de Gaza y su impacto en las proximidades del aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv. Otras aerolíneas que operan en Israel han seguido la misma recomendación, a la espera de que se clarifique la situación y se garantice la seguridad. El reciente derribo del avión de Malaysia pesa mucho en el ambiente.  

La medida no ha gustado en Israel, por lo que afecta a sus intereses. El Gobierno sostiene que el aeropuerto es seguro para aeronaves y pasajeros. “No hay necesidad de que las aerolíneas suspendan los vuelos y recompensen así a los terroristas”, ha declarado el ministro de Transportes, Yisrael Katz. Lo cierto es que las recomendaciones de la FAA y la EASA han sido seguidas por varias grandes compañías (Delta, American, United, Lufthansa, Air France, KLM, Alitalia, Norwegian, Iberia, Vueling), mientras que British Airways y El-Al mantienen sus programaciones sin cambios.

La suspensión de vuelos a Israel es cautelar, hasta que se clarifique la situación

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las grietas detectadas en las alas del Airbus A-380 de Emirates han abierto una fisura en las relaciones de la citada compañía con el fabricante aeronáutico Airbus Industrie, pues la primera estima que perderá unos 90 millones de dólares y pide a las claras una compensación económica por las consecuencias que este “lamentable trastorno” le está suponiendo.

La prensa internacional y nacional especializada se hace eco de unas declaraciones del presidente de la compañía aérea de Dubai, Tim Clark, publicadas en el prestigioso periódico económico británico “Financial Times”, en el que indica que el incidente se ha convertido, desde el punto de vista comercial, en una “experiencia terrible”.

Parece claro que Airbus Industrie tendrá que compensar a su poderoso cliente, que es el mayor operador de aviones A-380 del mundo, con 21 aviones en servicio y otros 69 pedidos. Las primeras grietas se detectaron en aviones de Qantas, en las uniones de una de las alas, que provocó una fisura de unos dos centímetros. A partir de ese momento, la Autoridad Europea de Seguridad Aeronáutica (EASA) ordenó la revisión de los 68 aviones A-380 actualmente en servicio.

Emirates es el mayor operador del mundo del avión A-380