Juan Carlos Díaz Lorenzo

Aviación Civil ha informado de que un avión de la compañía “low cost” Easyjet aterrizó de emergencia el 2 de junio en Tenerife Norte, por falta de combustible. El comandante de la aeronave, un modelo Airbus A320 procedente de Gatwick con 184 pasajeros a bordo, declaró un “mayday” (llamada de socorro utilizada en diversos ámbitos) cuando se encontraba en situación crítica.

El informe de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil divulgado el pasado lunes dice que el avión, matrícula G-EZTD, vuelo U2-8705, intentó tomar tierra dos veces en el aeropuerto Tenerife Sur. Debido a las condiciones meteorológicas adversas en el sur de la isla, fue desviado a Tenerife Norte, donde tomó tierra al segundo intento en situación crítica.

Este es el avión protagonista de la noticia. Es fácil imaginar la angustia de los pilotos

Foto: Haydn Greenow

easyjet apuesta por Tenerife

16 diciembre 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El protagonismo de las compañías “low cost” en el tráfico de turistas en Canarias es considerable y el sector es una constante fuente de noticias. El Reino Unido se mantiene como el primer emisor de turistas en Canarias. El anuncio más reciente lo ha hecho la compañía easyjet, que desde el pasado 27 de octubre ha programado una conexión directa dos veces por semana (martes y viernes) entre Londres / Southend y Tenerife Sur.

Para reforzar dicho tráfico, easyjet ha programado 11.160 plazas en 62 vuelos con aviones Airbus A-320 y capacidad para 180 asientos cada uno.  Hasta noviembre pasado, las compañías “low cost” han transportado 4,2 millones de turistas a Canarias, con un incremento del 2,5 % en relación a igual periodo del año anterior, según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. 

easyjet tiene una presencia considerable en el mercado “low cost”

Foto: Barcex

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No le van mal las cosas a la compañía “low cost” Easyjet, a juzgar por los resultados económicos del tercer trimestre fiscal, finalizado el 30 de junio, en el que registrado unos ingresos de 1.328 millones de euros. Lo que representa algo así como un 10,5 % de incremento respecto al mismo periodo del año anterior.

Ello es debido, fundamentalmente, a dos razones: una mejora de los ingresos por asiento y un incremento de la capacidad, según leemos en la prensa especializada. Dicho de otro modo, la optimización de los recursos en un escenario complejo y altamente competitivo. Los accionistas tienen razones para estar contentos.

Easyjet ha obtenido unos magníficos resultados en el tercer trimestre fiscal

Los ingresos totales por asiento se incrementaron en un 6,7% hasta los 71,47 euros, mientras que los ingresos por pasajero repuntaron un 7,7% hasta los 80,98 euros. El número de pasajeros transportados aumentó un 2,6% en el tercer trimestre, hasta los 16,4 millones, frente a los 16 millones del mismo periodo del ejercicio fiscal anterior. 

La compañía aumentó su oferta de capacidad en un 3,6%, hasta los 18,6 millones de plazas, con un coeficiente de ocupación del 88,2%. La compañía ha informado que ya tiene reservados el 73 % de los asientos del segundo semestre de este año. El beneficio antes de impuestos oscila entre 523 y 558 millones de euros, frente a los 368 millones del ejercicio anterior. 

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El sindicato Sepla “lamenta profundamente” la desaparición de la base de Madrid de la compañía EasyJet, pues supondrá el traslado del personal de vuelo de la misma a otras ciudades europeas. Son 310 tripulantes, de ellos cien pilotos, que “tendrán que ser reubicados en otras ciudades europeas, donde la legislación laboral es diferente a la española.

Las condiciones laborales de los pilotos, recién consolidadas con la firma del primer convenio colectivo en septiembre de 2010, tendrán que ser modificadas según las leyes del país de destino”.  Dice Sepla en su habitual parafernalia sindicalista que “la firma fue todo un hito para el panorama aeronáutico, ya que fue el I Convenio Colectivo de Pilotos firmado en el seno de una low cost, con lo que se demostró que la competitividad de una aerolínea no tiene por qué estar reñida con unas condiciones laborales dignas para los trabajadores”.

EasyJet es una compañía “low cost” de origen británico

Easyjet ha decidido suprimir su base en Madrid ante la supuesta pérdida de competitividad  tras el incremento “de más del doble” en las tasas aeroportuarias.  “No entendemos la política tan agresiva de tasas llevada a cabo por el Gobierno, que a la larga, y teniendo en cuenta las dificultades económicas por que atraviesan las aerolíneas, sólo producirá que las compañías que cooperamos al beneficio común de España acabemos huyendo a otros países”, según Alberto Morán, jefe de la sección sindical.

“La desaparición de la base de EasyJet en Madrid es una tragedia para los trabajadores tanto desde el punto de vista profesional como del personal”, lamenta el fefe de la sección sindical. “Hemos estado años trabajando para mejorar y consolidar unas condiciones laborales dignas y rentables, y ahora todo ese trabajo desaparece de un plumazo”.

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No le van mal las cosas a easyjet, a pesar de cómo está el panorama. Según se desprende de los resultados económicos hechos públicos ayer, a 31 de diciembre de 2011 y referido a su primer trimestre fiscal, ha registrado unos ingresos de 911 millones de euros, lo que supone un 16,7 % más con respecto a igual periodo del año anterior.

Las cifras de easyjet son alentadoras: 12,9 millones de pasajeros transportados (+ 8,1 %) y un coeficiente de ocupación del 87,6 % (+ 0,9 %). Según se ha publicado, el firme control de la estructura de costes y la política tarifaria ha dado resultado.  Y eso que la factura del combustible ha sido de 119 millones de euros.

Para la primera mitad del ejercicio fiscal, easyjet –que ya vende en agencias de viajes- tiene reservados o vendidos el 70 % de sus asientos. Pese a todo ello, las pérdidas podrían situarse entre 167 y 190 millones de euros, contiendo así los números rojos en relación al ejercicio anterior.

easyjet ha conseguido mejorar sus resultados, aunque mantiene números rojos

Foto: Luciano de la Rosa (jetphotos.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una de las compañías estrellas de bajo coste, EasyJet, está de enhorabuena. Ha cerrado el ejercicio fiscal a 30 de septiembre con unos beneficios históricos, de 262 millones de euros -un 85,9 % más que en el ejercicio anterior-, gracias a un estricto control de costes, una gestión efectiva de los márgenes y la fortaleza de la propia red de la aerolínea, leemos en la prensa especializada.

La cifra de negocio anual de EasyJet ascendió a 4.036 millones de euros, un 16,1 % más que en el ejercicio anterior, en que facturó 3.476 millones de euros. El coste del combustible registró un aumento de 116 millones de euros. El beneficio antes de impuestos (Ebitdar) se incrementó en un 29,6 % más y se situó en 547 millones de euros.

Otros datos significativos son el número de pasajeros transportados, 54,5 millones, un 11,8 % más que en 2010, con una ocupación del 87,6 %. Del total de pasajeros, el 44 % son británicos y el resto de otras nacionalidades, por lo que también se produce un crecimiento en este aspecto. Por lo que informa EasyJet, 9,5 millones de pasajeros son personas de negocios y eso supone un millón más con relación al ejercicio precedente.

Tan espectaculares resultados en medio de una crisis que acogota a muchas compañías aéreas europeas, ha determinado la decisión del consejo de administración de EasyJet a repartir un dividendo especial al accionista por valor de 175 millones de euros, adicional al dividendo ordinario de 228 millones de euros. No está mal.

EaseyJet ya tiene el 45 % de los asientos de invierno reservados o vendidos. Para contener imprevistos ante la evolución de la crisis, la compañía mantiene por ahora su misma oferta aunque su previsión es aumentarla en 2012 en un 4 % y se prevé que la factura de combustible se incremente en 257 millones de euros en relación al ejercicio de 2011.

Airbus A-319 de EasyJet, compañía "low cost" británica

Foto: Barcex