Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión CASA CN-235 de la Fuerza Aérea Colombiana accidentado ayer en el municipio Codazzi, Departamento del César, en la región nororiental del país, se ha saldado con once muertos y la destrucción de la aeronave, matrícula FAC-1261, informan fuentes oficiales del Ministerio de Defensa. Al parecer, un fallo de motor pudo ser el causante de la tragedia y provocó que se precipitara contra el suelo, en condiciones meteorológicas adversas.

El presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, ha expresado sus condolencias en nombre de todo el país a través de su cuenta de twitter, mientras llegan muestras de pesar. El avión siniestrado, de fabricación española y en servicio desde 1998, despegó de la base aérea de Palanquero y, al parecer, realizaba “labores de vigilancia e inteligencia”, pues recientemente había sido modificado e instalaba equipos de guerra electrónica.

El impacto de la aeronave contra el suelo fue brutal y provocó once muertos

Foto: Reuters

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las autoridades de Aviación Civil de Taiwán han confirmado que el avión ATR-72 serie -600 de la aerolínea TransAsia Airways accidentado el pasado miércoles, cuatro minutos después de despegar del aeropuerto de la ciudad de Taipei, sufrió una parada del motor izquierdo en pleno régimen de ascenso. Según algunas fuentes el motor estaba en llamas. En una grabación de uno de los pilotos se le escucha decir “mayday, mayday, mayday”, en referencia al problema surgido y momentos antes de que se estrellara contra el agua del río fangoso. De los 58 ocupantes, doce continúan desaparecidos. El número de fallecidos se eleva a 31 y el de supervivientes, a quince.

Algunos supervivientes hablan de extraños presentimientos antes de abordar la aeronave y de cambio de asientos que lograron salvar sus vidas, informa la edición digital del periódico South China Morning Post. La mayoría de ellos están heridos y contusionados de diversa consideración y se refieren a los gritos de angustia de los pasajeros, mientras una azafata era lanzada contra el techo a pesar de estar abrochada con el cinturón de seguridad a su asiento. Parte de los fallecidos lo fueron por golpes contra los metales de la aeronave y tras el impacto se abrió una grieta en la cola por la que entraba luz y por la que lograron escapar, según los testimonios recogidos.  

El avión, inclinado a la izquierda, momentos antes de estrellarse contra el río Keelung

Foto: @twitter vía South China Morning Post

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión turbohélice HESA Iran IR-140, modelo Antonov AN-140 fabricado bajo licencia en Irán, se estrelló esta mañana poco después de su despegue del aeropuerto de Meharabad, en el sureste de Teherán (Irán) y ha provocado 40 muertos y ocho heridos, informa la prensa internacional. La aeronave, propiedad de Sepahan Airlines y matrícula EP-GPA, hacía un vuelo doméstico entre la capital y la ciudad de Tabas, situada en el este del país.

La parada de un motor durante la fase de ascenso parece ser el motivo del accidente. Se ha dicho que el piloto intentó volver al aeropuerto y en su caída se estrelló contra una pared. Los fallecidos en el impacto fueron 38 y otros dos fallecieron después cuando recibían asistencia hospitalaria. Hay diez supervivientes, todos iraníes. Es el segundo accidente de un avión de este modelo en Irán –el anterior ocurrió en 2002– y el tercero de este modelo, pues en 2005 se perdió otro en Azerbaiján.

Un fuerte olor a quemado se desprende de los restos de la aeronave siniestrada

Foto: Vahid Salemi /AP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un problema técnico detectado en uno de los motores Pratt & Whitney de un avión Fokker F-50 de la compañía colombiana Avianca, determinó la decisión de parar temporalmente la flota que opera de este modelo, como medida de seguridad y manera preventiva, hasta que se determinen las causas del fallo detectado. El problema técnico surgió el pasado 28 de enero momentos antes del despegue del avión encargado de cubrir la línea Cali-Tumaco, leemos en los medios informativos colombianos. Los técnicos de Avianca y del fabricante canadiense se han reunido para analizar el alcance de la avería, de la que no se ha especificado su naturaleza.

En la actualidad, la compañía colombiana tiene cuatro aviones de este modelo, sucesor del legendario Fokker F-27, aunque no alcanzó el éxito de su predecesor. En total ha operado once aviones, diez entregados entre 1993 y 1994 y el undécimo en 2003. Otros cuatro aviones ATR-72 serie -600 cubren las líneas domésticas de corto y medio alcance. La parada preventiva de los aviones Fokker F-50 ha provocado un reajuste en las líneas que enlazan de Bogotá a Armenia, Barrancabermeja, Florencia, Ibagué, Manizales, Neiva, Pasto, Popayán y Yopal; y de Cali a Medellín, Pasto y Tumaco. En las líneas de mayor densidad, Avianca ha programado como refuerzo aviones Airbus A-320. 

Avianca es una de las compañías operadoras del avión Fokker F-50

Foto: Andrés Dallimonti (airliners.net)