Juan Carlos Díaz Lorenzo

La prensa europea informa en primera página del análisis de la segunda “caja negra” (DFR) del avión Airbus A-320 de la aerolínea Germanwings, encontrada ayer. Y todo apunta a que, en efecto, la tragedia ha sido fruto de una acción deliberada del copiloto, Andreas Lubitz. El análisis de la primera “caja negra” (CVR), que graba las comunicaciones en cabina, había permitido señalar que estaba solo e impedido el regreso a su puesto del comandante.

La agencia francesa BEA, que dirige la investigación, informó sin demora del primer resultado, en el que se confirma la trágica hipótesis. El copiloto modificó el piloto automático y comenzó el descenso de la aeronave hasta que se produjo la colisión brutal. Se ha informado de que durante esta fase fueron modificados los ajustes técnicos para aumentar la velocidad en descenso. La segunda “caja negra” apareció después de una intensa búsqueda que ha durado desde que comenzó el rescate de los cuerpos y los restos del aparato.

Este era el avión de Germanwings (D-AIPX), estrellado en los Alpes franceses

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Fiscalía de Düsseldorf ha confirmado hoy que el copiloto de Germanwings estaba de baja por enfermedad y ocultó su situación. En la búsqueda de pruebas, la policía alemana registró su casa y encontró la baja médica hecha pedazos. Acudió a cumplir con su trabajo en el avión Airbus A-320 (D-AIPX) y en el vuelo Barcelona-Düsseldorf llevó a la muerte a 149 personas. Los medios informativos se refieren a problemas de salud tras una ruptura sentimental, aunque se ha informado de que hace seis años había sufrido un episodio de “depresión severa”.

Sin embargo, desde el Hospital Clínico Universitario de Düsseldorf se indica que las informaciones de que había sido tratado de una depresión no se ajustan a la verdad, por lo que ha remitido la información de que dispone a la Fiscalía de la ciudad. Queda descartado que el móvil del crimen sea político, religioso o terrorista. La policía ha registrado también la casa de su familia, en medio de una general consternación. Mientras tanto, en el lugar donde ocurrió la tragedia, siguen los trabajos de rescate de cadáveres y materiales del avión destruido en unas condiciones excepcionales.

La tragedia se llevó la vida de 150 personas, incluido su protagonista

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A la conmoción que reina en Europa referida a la tragedia del avión Airbus A-320 de Germanwings, se une hoy la dramática noticia dada por el fiscal de Marsella, Brice Robin, de que el copiloto de la aeronave, Andreas Lubitz, de 28 años de edad, bloqueó la puerta de acceso al “cockpit” e impidió que el comandante, Patrick Sonderheimer, pudiera regresar a su asiento. Así lo asegura el citado fiscal, en una multitudinaria comparecencia cargada de una gran emoción, apoyándose en los datos de voz de una de las cajas negras.

La policía alemana registra el domicilio del copiloto e investiga su entorno, para tratar de encontrar alguna respuesta a una acción de esta naturaleza. Todo parece indicar que encerrado en el “cockpit”, accionó deliberadamente el dispositivo de control de vuelo para descender hasta que se estrelló contra una ladera de los Alpes franceses y provocó la muerte de todos los ocupantes. En la grabación se escucha la voz del comandante para que abriera la puerta blindada, sin que éste hiciera caso. Los gritos de los pasajeros sólo se escucharon al final, cuando se dieron cuenta de su fatal destino, cuya muerte fue instantánea.   

La tragedia del avión de Germanwings se llevó la vida de 150 personas

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Europa asiste conmocionada a la tragedia del avión Airbus A-320 de Germanwings (D-AIPX), ocurrida en la mañana de ayer al sur de los Alpes franceses, cerca de la localidad de Barcelonette, cuando volaba procedente de Barcelona con destino a Dusseldorf. La aeronave se estrelló contra el macizo Trois Eveches, en una zona montañosa y de difícil acceso por tierra, a casi tres mil metros de altura, a donde sólo es posible llegar con la ayuda de helicópteros. 

Medio centenar de los pasajeros, 51 en total, eran españoles. En total, viajaban a bordo 144 pasajeros y seis tripulantes, entre ellos 55 alemanes y el resto de 14 nacionalidades. El rescate de los cuerpos está siendo muy complicado por las razones expuestas. Se han recuperado las dos cajas negras y parece ser que en una de ellas hay un archivo de audio utilizable, aunque llevará su tiempo descifrarlo. Se ha informado de que la caída del avión duró ocho minutos y no fue emitida señal de alarma alguna. 

Este era el avión siniestrado, en una imagen tomada en enero pasado en Barcelona

Las hipótesis que se barajan son de índole técnica y se refieren a los sensores de la aeronave que controlan la velocidad y la altura. Es probable que hubieran suministrado datos erróneos por congelación del sistema.  La prensa alemana informa de que se han detectado incidencias de este tipo al menos en otros diez aviones y que un avión de Lutfhansa estuvo a punto de precipitarse por esta causa en noviembre pasado. A 09,45 h GMT el avión volaba a 38.000 pies y ocho minutos después, cuando se perdió el contacto, estaba a 6.000 pies.  

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Diaz Lorenzo

Un avión Airbus A-320 de la compañía Germanwings (D-AIPX), en vuelo entre Barcelona y Düsseldorf, se ha estrellado esta mañana en los Alpes franceses, informa la edición digital del periódico alemán Frankfurter Allgemeine. A las 11 horas gmt se perdió el contacto en el radar de la región de la Alta Provenza. Los restos de la aeronave han sido encontrados en las proximidades de la población de Barcelonnette, en la región de Digne.

A bordo viajaban 142 pasajeros y seis tripulantes. No hay supervivientes, según las informaciones disponibles. Tanto el ministro del Interior de Francia, Bernard Cazeneuve como la autoridad alemana de seguridad aérea han confirmado el accidente. El avión, número de serie 147, tenía 24,3 años de vida aeronáutica y siempre había volado para Lufthansa y su filial Germanwings.

Este es el avión de Germanwings siniestrado esta manaña

Foto: Stefan Siegenthaler (planesppoters.net)