Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la búsqueda de estrategias que capten la atención de los clientes, Iberia Express ofrece en Canarias unas tarifas más reducidas condicionadas a la compra del billete ida y vuelta, con precios desde 27 euros por trayecto para residentes. Del mismo modo que también tiene tarifas especiales a otras capitales españolas pasando por Madrid, caso de Tenerife-Asturias, desde 69 euros por trayecto en clase turista y 97 euros por trayecto en clase business express.

Parece que la competencia les está haciendo daño y lo tienen bien merecido, habida cuenta de la discutible la política comercial que han tenido hasta el momento. Sin olvidar las quejas, cada vez más frecuentes, de la estrechez de los asientos de los aviones de Iberia Express. Ese sufrimiento al que la aerolínea del grupo IAG somete a sus pasajeros en su afán desorbitado, puede evitarse perfectamente en otras compañías y hoy tenemos donde elegir.

Iberia Express trata de captar clientela. La competencia está haciendo daño

Foto: Iberia Express

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Tres años después del inicio de operaciones, Iberia Express tiene una flota de veinte aviones Airbus A-320. Empezó con cuatro y según el acuerdo entre Iberia Operadora e Iberia Express y el sindicato Sepla, ambas tendrán igual crecimiento de flota en aviones de corto y medio radio. Se ha fijado un tope de 25 aviones en el horizonte de diciembre de 2017. Los tres últimos, recién llegados, permitirán abrir 15 nuevas rutas en el verano que acaba de comenzar.

Iberia Express cubre 36 rutas en diez países europeos. En términos de producción tiene como límite el 15% de los asientos (AKO’s) por Iberia Operadora. Alimenta el negocio de largo radio de ésta y cubre también las líneas de Canarias, en las que saca buena tajada. Es una filial de bajo coste a efectos salariales –pilotos y TCP’s entre los más baratos del mercado- y sus aviones de los más incómodos que conocemos, con dos filas más respecto del mismo modelo de Iberia Operadora.

Iberia Express atiende las líneas de Canarias. Un mercado casi cautivo

Foto: Daniel Santos

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia Express, el sucedáneo de la gran Iberia venida a menos, celebra en estos días sus diez millones de pasajeros en tres años de existencia. Para celebrarlo se les ha ocurrido la idea de convertir el Domo Complutense en el “Express Experience”, en el que durante tres días se da acceso libre para viajar en un vuelo único a Tenerife. Y decimos lo de pasajeros enlatados porque Iberia Express es la aerolínea más incómoda en la que hemos viajado en nuestra vida, pues el espacio disponible para las piernas es el más estrecho que hemos conocido junto a Vueling, que es harina del mismo costal.

A Iberia Express nos la han impuesto en Canarias, sí o sí y muy poco o nada tiene que ver con la gran Iberia, aquella compañía de la que siempre nos hemos sentido orgullosos. Con un mercado en parte cautivo, traspasado desde la matriz, han bajado mucho los costes del personal de vuelo y de tierra y, sin embargo, las tarifas son, muchas veces, de aerolínea de primera clase. Y nada más lejos de la realidad. Nunca valoraremos lo suficiente la desaparición de Spanair, pues a la vista está como Iberia Express, Vueling y Air Europa se reparten un jugoso pastel. A pesar de la bajada del precio del petróleo, las tarifas –en el caso de Canarias– son muchas veces prohibitivas.

Iberia Express ahorra incluso en imagen externa. Pero las tarifas son otra cosa

Foto: Alberto Pérez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia Express, el insufrible sucedáneo de Iberia, uno de los integrantes del duopolio que está sacando extraordinaria tajada en las líneas de Canarias –el otro es Air Europa– ha sacado una nueva tarifa “business express”, con descuentos de hasta el 50 % en los vuelos al archipiélago. Que pueden ser del 60 % en los destinos europeos y del 35 % en el caso de Baleares. Tiene unas condiciones especiales, como son la compra anticipada (una semana antes de la salida del vuelo), estancia mínima de tres días o noche del sábado y contempla cambios y el reembolso con un cargo adicional.

En el gallinero, es decir, en la clase turista, que es donde viaja el común de los mortales, el trato de Iberia Express ya es conocido. Asientos con muy poco espacio para las pìernas, incomodidad garantizada durante el vuelo y unas tarifas casi siempre desorbitadas. Al menos en el caso de Canarias, donde la aerolínea del holding IAG hace caso omiso a las reiteradas peticiones de la clase política canaria. Qué lejos quedan los tiempos en los que la madre Iberia era un orgullo legítimo. Hay mejores “low cost” que ésta, sin duda, sólo que no vuelan entre Canarias y Madrid, excepto Ryanair.

Iberia Express relevó a Iberia en las líneas de Canarias. De pena

Foto: Daniel Santos

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia Express anuncia la apertura de tres nuevas líneas internacionales desde Canarias: Tenerife-Londres, Tenerife-Lyon y Gran Canaria-Londres. En el caso de Inglaterra, el aeropuerto de destino es el gigantesco Heathrow y estarán operativos a partir de los días 29 y 30 de marzo, con unas frecuencias de tres y cuatro vuelos semanales, respectivamente. A Lyon habrá un vuelo semanal, que serán dos en verano. 

Viene la aerolínea sucedánea de la gran Iberia a competir con las compañías tradicionales del sector, entre ellas Monarch, que es una de las preferidas de los canarios para volar a Inglaterra. Para tentar al futuro cliente, lanza una tarifa promocional de ida y vuelta desde 89 euros. Habrá que ver cuántas se consiguen a ese precio. Lo llamativo del caso es que son las primeras líneas de la filial de Iberia con base en Canarias. 

Iberia Express hará un experimento entre Canarias y Londres

Foto: Alberto Pérez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia Express tiene programado hasta un 30 % de incremento de frecuencias en Canarias para el próximo verano, lo que hará efectivo a partir de marzo de 2015, cuando empieza oficialmente la temporada. Llama la atención que el mayor porcentaje se producirá en La Palma, con una oferta que oscilará entre seis y siete vuelos semanales, mientras que en Lanzarote el aumento será de diez frecuencias semanales y entre nueve y trece frecuencias en el caso de Fuerteventura. Habrá aumento, asimismo, en las líneas principales a Tenerife y Gran Canaria, donde la competencia y las ganancias son mayores. 

Como es habitual en estos casos, a la aerolínea sucedánea de Iberia se le llena la boca con aquello de “la apuesta por las islas” y otras ramplonerías. Porque, siendo una “low cost” salarial con tripulaciones baratitas que lleva apretujados a sus pasajeros –dos filas más de seis asientos frente al avión A-320 de la auténtica Iberia– tiene unas tarifas que no corresponden a una aerolínea de bajo coste. Es una pena que no haya compañías aéreas extranjeras operando líneas nacionales entre la Península y La Palma, que acaben desplazando a Iberia Express.

Iberia Express, sucedáneo de la auténtica Iberia,  dice que”apuesta por Canarias”

Foto: Alberto Pérez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Recientemente hemos tenido ocasión de viajar de nuevo en Iberia Express. No es  compañía aérea de nuestro agrado, como ya hemos puesto de manifiesto en esta misma sección. El modelo de avión que utiliza, Airbus A-320, es el mismo que tiene la auténtica Iberia, sólo que con dos filas más que suman seis asientos adicionales, a costa de reducir el espacio (pitch) de por sí muy limitado, lo cual resulta sumamente incómodo para un vuelo de dos horas y media, caso del nuestro.

Tuvimos ocasión de volver a comprobar el desmadre en el embarque en la terminal T-4 de Madrid. Por lo visto, a algunas cabezas pensantes se les ha ocurrido embarcar por grupos, en lugar de por filas y las dos secciones del avión, como hacen otras compañías de mayor orden y concierto, algo que se ha demostrado eficaz. Comprobamos cómo embarcaban quienes querían hacerlo sin que en el control de acceso les pusiera impedimento alguno.

Iberia Express, sucedáneo de la gran Iberia. Oro no es, plata tampoco

A la ida, por el mal tiempo reinante en Tenerife Norte, salimos desde Tenerife Sur con un notable retraso, no sólo imputable a la meteorología, sino al caos que imperaba ese día en el embarque del segundo aeropuerto, posiblemente desbordados por la situación, pues la plataforma estaba llena de aeronaves. Rápida actuación del personal de Iberia en Los Rodeos para el traslado de los pasajeros en guaguas a Tenerife Sur, pero los tiempos se alargaron excesivamente a la llegada y después de pasar el filtro de seguridad, se tardó mucho rato en el embarque con una sola jardinera.

Lo único realmente agradable de ambos vuelos fueron sus comandantes y sus tripulaciones. A la ida, Francisco Simón y al regreso, Francisco Sanz. No tenemos el gusto de conocerles, pero desde aquí hacemos constar nuestro reconocimiento y agradecimiento. Muy amables y atentos en todo momento con el pasaje, informando del desarrollo del vuelo y despidiéndoles desde la puerta de la cabina de mando. La anécdota la puso el comandante Sanz, que anunció un tiempo magnífico y libre de turbulencias. Debieron conjurarse los dioses en su contra, pues vinimos dando botes casi todo el viaje.

Foto: Alberto Pérez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un sucedáneo de Iberia llamado Iberia Express ha publicado en estos días la noticia de que ha movido algo más de siete millones de pasajeros desde el inicio de sus operaciones, en marzo de 2012. Ha sumado algo más de 56.400 vuelos en 31 rutas de corto y medio radio, de las cuales 18 son nacionales y 13 internacionales. Presume de ser el cuarto operador por volumen de pasajeros del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Algunas matizaciones ante la rimbombancia de la noticia. Iberia Express opera en su mayoría líneas cedidas de la matriz lamentablemente venida a menos, a la que han desposeído de su relevante protagonismo. Y lo hace en aviones incómodos en los que los pasajeros van apretujados. Fuentes de Iberia nos confirman de que el “pitch” es el más estrecho entre los aviones de su clase. Se trata de una “low cost” salarial –pilotos y TCP’s mucho más baratos– y tarifas caras y disfruta las mieles del mercado que consolidó Iberia.

La incomodidad en los aviones de Iberia Express es una de sus características

Foto: Bene Riobó

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un sindicato llamado Unión Profesional de Pilotos de Aerolínea (UPPA), escindido en 2013 de Sepla, cuya decadencia en los últimos tiempos es manifiesta, lidera la negociación del primer convenio colectivo en Iberia Express, leemos en el periódico económico Cinco Días. Por lo pronto representa a la mayoría de los 103 pilotos que tiene la filial “low cost” salarial del Grupo Iberia –las tarifas siguen igual de caras en aviones estrechos e incómodos para el pasaje– y su principal dirigente en la sección sindical es Juan Manuel Núñez, comandante de Air Europa.  

La mencionada UPPA ha tomado forma en su corta vida. Descontentos con la línea seguida por el Sepla en Air Europa, un grupo de pilotos decidió emprender una nueva aventura sindical y está a punto de cerrar el primer convenio colectivo de Iberia Express. Los pasos dados son significativos. La semana pasada celebró su primera asamblea general en la que se presentó la política sindical del colectivo y se aprobó el reglamento. Ahora toca expandirse a otras aerolíneas. No parece un empeño difícil.

UPPA ha desbancado a Sepla en la representación sindical en Iberia Express

Foto: Bene Riobó

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dice Iberia Express, la compañía “low cost” salarial del holding británico IAG, que en el próximo verano incrementará en un 12 % la oferta de plazas en la línea Madrid-La Palma-Madrid y a partir de febrero pasará de dos a tres vuelos semanales. Cuando entre en vigor la programación de verano, el 30 de marzo, serán cuatro frecuencias de abril a junio, cinco en julio y siete en agosto. Mejora el panorama, aunque cuando llegue otoño volverá a las andadas, en el bien entendido de que prima la rentabilidad, como es lógico en una empresa privada. Pero, ¿qué hace para fomentar la ocupación de sus aviones?

Parece ser que la compañía también modificará sus horarios con la intención de conectar con la red nacional y europea de Iberia. Estos cambios se han conseguido después de una reunión entre el nuevo consejero del Cabildo Insular de La Palma, Raúl Camacho y los responsables de la mencionada “low cost”. Dice el joven político palmero –en quien tenemos una gran confianza y confiamos en que pueda afrontar el desafío que tiene, con unas cifras en regresión–, que los directivos de la aerolínea han entendido el planteamiento.

Los aviones de Iberia Express son los más estrechos e incómodos

Ojalá sea así. Al final, como se ha demostrado en reiteradas ocasiones, Iberia Express hará lo que le venga en gana, pues la otrora compañía de bandera no cree en Canarias. Poco le importa la eficacia y efectividad de la línea con La Palma –en realidad, no tiene interés a pesar de la buena tajada que ha sacado de estas islas durante muchos años–, en la que, para tener éxito de verdad, tiene que empezar por bajar los precios de los billetes para los potenciales pasajeros, peninsulares y europeos, a los que viajar a la isla les cuesta una fortuna. Entonces, ¿de qué estamos hablando?

Foto: Alberto Pérez