Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las aerolíneas internacionales que operan en Venezuela esperan la respuesta que el Gobierno del país se ha comprometido a darles el próximo 15 de enero. El principal punto del orden del día es la liquidación de los 3.600 millones de dólares que, según la IATA, están pendientes y que han motivado severas restricciones del número de vuelos y, en consecuencia, de asientos disponibles, que fuentes del sector calculan en un 50 %.

A pesar de la nueva cita, y a la vista de los precedentes, no reina el optimismo entre los afectados. Fuentes oficiales dicen que se tratará de establecer unos cronogramas de pago de la inmensa deuda que tiene atenazado el transporte aéreo en el país. Sucede que con ese mismo criterio se han reunido varias veces en el transcurso de 2014 y las autoridades incumplieron su palabra y sólo servían para mover y copiar papeles de actas anteriores.

El transporte aéreo en Venezuela atraviesa la más grave crisis de su historia

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las aerolíneas internacionales que operan en Venezuela están expectantes ante el anuncio hecho ayer por el presidente de la República, que ha ordenado a los ministros relacionados con el sector “resolver de raíz” la crisis abierta desde agosto de 2013. Maduro dijo que “una de las cosas que quizá lo pudiera develar con mayor claridad es el tratamiento de la aeronáutica civil internacional con nuestro país, la especulación en los precios, la utilización con la venta y reventa de pasajes para justificar dólares, para sacarlos del país; la absurda imposición de precios, muy, pero muy por encima de los mercados similares de países vecinos”, leemos en la edición digital de El Universal.

Maduro ordenó a Rodolfo Marco Torres, vicepresidente para el Área Económica, que “finiquite esta situación ya, empresa por empresa ya, resuelva una por una, y le diga, ustedes van a trabajar en Venezuela, estas son las reglas de juego, una por una, así se quede solo una”. La Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV) ha manifestado que con esta orden del presidente de la República “se abren expectativas que pueden ser positivas para que Venezuela dé cumplimiento a lo acordado por el país en todos y cada uno de los convenios bilaterales suscritos con los Estados de donde provienen las aerolíneas internacionales”.

Air Europa es una de las aerolíneas afectadas por el impago del gobierno venezolano

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por cuarta vez el presidente de la IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo), Tony Tyler, se ha dirigido por escrito al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, instándole a que establezca un diálogo efectivo y una salida confiable para saldar la deuda de 4.100 millones de dólares que mantiene con 24 compañías aéreas que operan en el país. El dirigente de la IATA pide un “diálogo de alto nivel con el objetivo de cancelar la deuda de una forma rápida y justa”. Las anteriores misivas han caído en saco roto.

El Gobierno venezolano no hace caso. Promete, pero no cumple y mantiene el cerco a las compañías aéreas, a las que amenaza en caso de que se retiren. Varias ya lo han hecho, para no engordar más la deuda. El presidente de IATA afirma que “las aerolíneas no pueden seguir ofreciendo sus servicios sin garantías de cobro. La mayor parte intentan minimizar el riesgo reduciendo la capacidad. Varias han cesado sus operaciones completamente. Venezuela corre el riesgo de desconectarse de la economía global”.

Tony Tyler, presidente de IATA

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La aerolínea norteamericana Delta Airlines ha decidido suspender temporalmente los vuelos entre Atlanta (EE.UU.) y Venezuela. Todo parece indicar que la decisión está relacionada con el impago de las liquidaciones de los billetes aéreos por parte del Gobierno bolivariano, situación en la que se encuentran la mayoría de las compañías aéreas que operan en el país. La deuda ronda los cuatro mil millones de dólares.

Delta Airlines mantenía un vuelo diario entre Atlanta y Maiquetía. En junio pasado redujo su oferta de asientos en un seis por ciento, tras el cambio de módulo al rogramar un avión Boeing B-737 con capacidad para 160 asientos. Hace unos días, otra compañía norteamericana, American Airlines, redujo drásticamente su oferta de vuelos, al pasar de cuatro a un solo vuelo diario entre Miami y Maiquetía.

Delta ya había reducido la oferta a sólo 160 asientos en un vuelo diario

Foto: Christopher Weyer (planespotters.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como ya habíamos publicado en esta misma sección hace unos días, la aerolínea norteamericana American Airlines ha cumplido su anuncio de recorte de vuelos con Venezuela, ante el reiterado impago de las autoridades bolivarianas y ayer fue el último día del vuelo Caracas-Nueva York. Desde el 29 de junio, además, ha dejado de volar en las líneas que enlazaban Caracas-Dallas y Caracas-San Juan de Puerto Rico.

American sólo mantiene operativa la línea Caracas-Miami, lo que significa que de 48 vuelos semanales entre Venezuela y EE.UU, ha quedado en diez. En el caso del vuelo a Miami, de gran demanda y aceptación entre el público venezolano, de cuatro vuelos diarios pasa a una, con un refuerzo los sábados. En las últimas semanas, Venezuela ha perdido las conexiones aéreas con Toronto (Canadá), San José (Costa Rica) y Milán (Italia), informa el periódico venezolano “El Nacional”.

El drástico recorte de American merma la conexión de Venezuela con EE.UU.

Foto: Kustov

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El drástico recorte en la oferta de vuelos de la compañía American Airlines entre EE.UU. y Venezuela parece el anticipo del abandono definitivo del mercado venezolano, sostienen fuentes del sector. La elevada deuda que el Gobierno bolivariano mantiene con la aerolínea norteamericana, estimado entre 750 y 800 millones de dólares y el escaso interés de las autoridades venezolanas por zanjar la cuestión, hacen prever tal desenlace. Por lo que se ha informado, el acuerdo alcanzado con algunas compañías consiste en el pago semestral durante varios años.

El Ministerio de Transporte Acuático y Aéreo no da muestras de querer pagar y pretende quitas variables que suponen millones de dólares a su favor y en contra de lo facturado por las aerolíneas. Entre tanto, algunos dirigentes destacados, como el propio presidente de la República, se permiten el lujo de amenazar a las compañías con la frase de que “quien se va, no vuelve” y no cobrarán lo que se les debe. Pero el engorde de la deuda y la inviabilidad de su cobro no dejan otra salida. Puede que asistamos, en corto plazo de tiempo, a la prohibición de EE.UU. para que las compañías venezolanas vuelen a su territorio.

American tiene la preferencia del público de Venezuela en sus viajes a EE.UU.

Foto: Mario Roberto Durán Ortiz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En una vuelta más de tuerca, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela no sólo no paga en tiempo y forma a las compañías aéreas, sino que además pretende quitas variables que oscilan entre el 20 y el 38 % de las cantidades pendientes. Iberia es una de las aerolíneas que ha dicho no a esta propuesta, junto a otras quince, mientras que Air Europa ha aceptado que sea a plazos en seis cuotas semestrales al cambio de 6,30 dólares, tras aplicar la rebaja pretendida.

Sólo con Air Europa, la deuda es de 160 millones de dólares, según datos de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV). Del monto pendiente, sólo a American Airlnes le deben 800 millones de dólares; 500 millones a Copa, 300 millones a Avianca, 270 millones a Air France y 200 millones a Iberia. En el caso de otras cuatro compañías (Aeroméxico, Insel Air, Aruba Arilines y Tame), las quitas rondan el 50 %, lo que supone un ahorro para las arcas bolivarianas de 146,5 millones de euros  

La deuda de Vewnezuela con Iberia ronda los 200 millones de dólares

Foto: Dura-Ace

Juan Carlos Díaz Lorenzo

American Airlines ha hecho público un comunicado en el que a partir del próximo primero de julio suprimirá las líneas que enlazan Nueva York, Texas y San Juan de Puerto Rico con Venezuela. Es decir, de 48 vuelos semanales programados quedará sólo en diez vuelos, que son los que corresponden a la línea Miami-Caracas. El recorte supone el 79 % de las frecuencias de la aerolínea norteamericana, la más dañada por la deuda que mantiene el Gobierno de Venezuela, estimada según fuentes del sector en unos 800 millones de dólares.

De los 91 vuelos semanales que operan varias compañías entre EE.UU. y Venezuela, la oferta de American Airlines representa el 52,75 % y tiene la preferencia de los pasajeros venezolanos, con un 45 % del total. Le siguen Santa Bárbara Airlines (23,07 %), Delta y United Airlines (7,69 %), Avior (6.59 %) y LAN (2.21 %). Con el recorte anunciado, la programación semanal entre ambos países se reduce a 55 vuelos, de los que los diez de American Airlines representan el 18,18 % de la oferta, según fuentes del sector citadas por el periódico El Nacional.

Sólo a American Airlines, la deuda de Venezuela es de 800 millones de dólares

Foto: Kustov

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia figura entre las 16 compañías aéreas que no han suscrito los acuerdos de pago de la deuda pendiente pretendidos por las autoridades aeronáuticas venezolanas, informa la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV). Además de la aerolínea española figuran también Air Canadá, Air France, Alitalia, American Airlines, Avianca, Caribbean Airlines, Copa Airlines, Delta, Federal Express, LACSA, LAN Airlines, Lufthansa, TAC, TAP Portugal y United.

Otras nueve compañías, del total de 25 que operan en el país, parece que sí lo han hecho. Según datos de ALAV, sólo el monto acumulado correspondiente al año 2012 asciende a 111 millones de dólares. Avianca y LACSA consiguieron cobrar doce millones de dólares correspondientes a las ventas de diciembre del citado año. El pago se ha hecho a una tasa de cambio de 6,30 bolívares por dólar y el total de deuda pendiente de liquidación asciende a 3.400 millones de dólares.

Iberia es una de las principales compañías europeas que vuelan a Venezuela

Foto: Iberia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía alemana Lufthansa ha informado que a partir del próximo primero de agosto reducirá el número de frecuencias en la línea Frankfurt-Caracas, con lo pasará de cinco a tres vuelos semanales. Se trata de la segunda reducción en la programación en lo que va de año, pues en enero recortó de siete a cinco vuelos. Lufthansa es una de las compañías afectadas por el impago continuado de la deuda que mantiene el Gobierno de Venezuela, que asciende a algo más de 4.200 millones de dólares.

Sin embargo, como ya hemos apuntado en ocasiones anteriores, parece que algo se mueve en el entorno oficial a favor de liquidar los pagos pendientes, tras un primer acuerdo, aunque a cuentagotas y después de dejar engordar brutalmente la factura pendiente. Avianca cobró diciembre de 2012 al cambio de 6,30 bolívares. Las aerolíneas Tame, Tiara Air y Aruba Airlines también cobrarán sus cantidades, no así Aeroméxico, pues el Gobierno no acepta las tarifas presentadas por ésta. IATA toma cartas en el asunto y pide claridad en el proceso.

Por segunda vez en este año, Lufthansa reduce vuelos en la línea Frankfurt-Caracas

Foto: Lukas P (planespotters.net)