Juan Carlos Díaz Lorenzo

El reventón de uno o más neumáticos de un avión Boeing B-737 de Norwegian cuando se encontraba esta mañana en carrera de despegue en el aeropuerto Tenerife Sur, ha provocado el bloqueo de la pista de vuelo y el desvío de una treintena de aviones a otros aeropuertos alternativos, caso de Tenerife Norte, Gran Canaria y Fuerteventura, informa AENA. El incidente se produjo a las 11 h y hasta las 19,30 h local canaria no está prevista la reapertura del aeropuerto tinerfeño, que en esta época del año registra una actividad importante.

El avión de Norwegian, que se disponía a volar a Berlín, tuvo que abortar el despegue y tras desembarcar a los pasajeros, se procede al vaciado de 17.000 litros de combustible. Después se procederá a la sustitución de los neumáticos inutilizados y comprobación de los diferentes parámetros, antes de autorizar la plena operatividad de la aeronave. Se estima que se precisan al menos unas ocho horas para cumplimentar los procedimientos, tiempo durante el cual el aeropuerto estará inoperativo.

El incidente de un avión de Norwegian provoca un día difícil en Tenerife Sur

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Diez pasajeros venezolanos de un vuelo de la compañía portuguesa TAP fueron desalojados del avión en el aeropuerto lisboeta, después de que protagonizaran un altercado a bordo. La policía obligó al desembarque después de que el comandante de la aeronave los denunciara por supuesta “agresión, desorden y desobediencia a la tripulación”, informa el periódico Correo da Manha.

El avión de TAP cubría la ruta entre Lisboa y Funchal. Los diez pasajeros, todos miembros de una misma familia, viajaban en clase ejecutiva. Uno de ellos interpretó que el precio pagado por el billete incluía el derecho a llevar consigo una maleta de grandes dimensiones. Ante la negativa de la tripulación de cabina, se formó un altercado que subió de tono y provocó un retraso de cuatro horas y media.

copia

Los pasajeros venezolanos se disponían a volar entre Lisboa y Funchal

Foto: Joao Brito (planespotters.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión ATR-72 de la marca comercial Binter Canarias operado por la compañía Naysa, matrícula EC-KSG, sufrió esta tarde, en torno a las 13 horas, una situación de emergencia cuando se encontraba en el aeropuerto Tenerife Norte-Los Rodeos dispuesto para volar a La Palma. Por lo que se ha informado, se produjo fuego y humo denso en uno de los motores, lo que provocó que los pasajeros evacuaran precipitadamente la aeronave. No hay heridos. Se activó el protocolo establecido para situaciones de este tipo y la situación se resolvió adecuadamente.

Personal del aeropuerto y los bomberos de servicio acudieron en su ayuda. En las redes sociales circulan unas imágenes de Sergio C. Hernández en las que se ve a los pasajeros abandonando el avión y a quienes les asistieron. También se ve en el suelo de la pista a una ventanilla de emergencia. Según se nos ha informado, el humo fue provocado por un problema en el freno de la hélice. Pese a la aparatosidad del incidente, no hubo peligro real para los ocupantes y se confía en que la aeronave vuelva esta tarde al servicio, si las inspecciones técnicas así lo determinan.

Cuatro imágenes del abandono del avión de Binter en Tenerife Norte

Fotos: Sergio C. Hernández (twitter)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión ATR-72 de la marca comercial Binter Canarias, operado por Naysa, matrícula EC-LFA y bautizado con el nombre de “Rapadura”, se salió de la pista de vuelo 1-2 del aeropuerto Tenerife Norte-Los Rodeos, esta tarde, en torno a las 18,30 h aproximadamente, cuando procedía de Gran Canaria en el vuelo NT-169. El incidente, en el que no hay heridos, ha provocado el cierre momentáneo del aeropuerto tinerfeño y se produjo en medio de un fuerte aguacero.

El fuerte temporal que afecta a Canarias en las últimas horas ha tenido bastante que ver en este incidente. Las comunicaciones aéreas se han visto notablemente alteradas y a falta de más información, nos produce tranquilidad saber que todo ha quedado en un susto mayúsculo, en el que los pasajeros han abandonado el avión por sus propios medios. El avión tiene daños de cierta importancia en el tren de aterrizaje, después de sufrir los afectos de lo que se conoce como “efecto acuaplaning”. Se estima que en torno a las 21 h el aeropuerto pueda quedar operativo de nuevo.

El avión accidentado, EC-LFA, en una foto muy reciente

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Leemos en la edición digital de hoy del periódico tinerfeño “El Día” la noticia de que un avión de Binter, operado por Naysa, matrícula EC-GQF, tuvo que abortar ayer tarde su despegue desde el aeropuerto de Fuerteventura cuando se dirigía a Tenerife Norte, “después de que la cabina se llenara de humo que impedía respirar a los pasajeros, que empezaron a gritar, a toser y a pedir a gritos a la tripulación que no despegara. Un portavoz de la empresa señaló que el motivo fue un problema con el sistema del aire acondicionado”.

Los hechos ocurrieron a las 16,30 h, después de que Binter hubiera retrasado un vuelo previsto para una hora antes, en otro avión y también con destino a Tenerife Norte. Los pasajeros llevaban 45 minutos a bordo del EC-GQF cuando el aparato se dirigió a la cabecera de pista para iniciar el despegue y “fue en ese instante cuando la tripulación conectó el aire acondicionado y surgieron los problemas”, debido, al parecer, a “un desvío en las conducciones del citado sistema pudo provocar el fallo técnico que originó el incidente”.

ATR-72 de Binter Canarias, operado por Naysa, EC-GQF

Dice la información del periódico “El Día” que “al detectar que algo iba mal, los pasajeros del avión empezaron a gritar, a toser y a solicitar a la tripulación que frenara el avance de la aeronave, según explicó uno de los testigos. Entonces, el comandante dirigió el avión hasta las proximidades de la terminal y los pasajeros bajaron del mismo. Al parecer, una de las pasajeras sufrió un pequeño desvanecimiento. Como medida preventiva, al menos tres camiones y dotaciones de bomberos del citado aeropuerto se trasladaron hasta las proximidades de la aeronave por si se producía algún incendio, aunque su intervención no fue necesaria”.

Técnicos mecánicos de la compañía se trasladaron desde la base en Las Palmas para analizar la situación y determinar el alcance de la avería. El portavoz de Binter, José Luis Reina, dijo que “se trataba de un problema sin importancia y que el avión EC-GQF podía realizar el vuelo a Los Rodeos sin problemas. Además, indicó que lo más grave que le podía ocurrir a los pasajeros es que viajaran sin aire acondicionado, ‘aunque probablemente, ni eso”.

Informa “El Día” de que “a las 19,25 horas, la empresa ofreció tres opciones a los afectados: viajar en el avión que no salió a las 15:30; volar en el afectado por el aire acondicionado, o bien buscar por su cuenta otro vuelo. Los afectados decidieron utilizar la aeronave del problema del aire acondicionado, pero, alrededor de las 20:30 horas, volvieron a desalojarlos del aparato por segunda vez. Al final, los afectados regresaron a Tenerife Norte a bordo del avión de Binter que no salió a las 15:30 horas y llegaron a Los Rodeos poco antes de las 22:00 horas”.

Binter Canarias es una compañía “blanca”, es decir, sin accidentes. El avión ATR-72 matrícula EC-GQF tiene casi 16 años de antigüedad. Número de serie 489, realizó su primer vuelo el 25 de julio de 1996 y el 2 de octubre de 1997 entró en servicio con Binter Canarias. Desde junio de 2007 vuela operado por Naysa.

Foto: Bram Steeman (planespotters.net)