Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos compañías aéreas del Golfo Pérsico, Emirates y Etihad, acaparan en estos días el interés informativo de la industria aeronáutica occidental, al hacer pública la noticia de nuevos contratos de considerable envergadura. La primera, con sede en Dubai, anunció la compra de 50 aviones Airbus A-380 y 150 aviones Boeing B-777-X, mientras que la segunda, con sede en Abu Dhabi, ha firmado un contrato para 87 aviones del consorcio europeo Airbus -50 Airbus A-350 XWB, 36 A-320one y un carguero A-330-200F- por un valor de 19.000 millones de dólares.

Además, Etihad también ha firmado otro contrato para 56 aviones Boeing, de ellos 25 aviones B-777-X y una opción de compra sobre otros 26 aviones, por un valor de 25.200 millones de dólares y además de la nueva versión del bimotor B-777-X también se han firmado otros 30 aviones Boeing B-787 “Dreamliner”, lo que lo convierte en el principal cliente de este modelo de la compañía norteamericana. El medio centenar de aviones A-380 de Emirates tiene un precio aproximado de 23.000 millones de dólares. El anuncio se ha hecho en el transcurso de la Feria de Aviación de Dubai, que ha centrado el máximo interés del sector.

El gigante del consorcio europeo Airbus sigue una carrera ascendente

Foto: Ingo Green

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El primer vuelo de pruebas del nuevo Airbus A-350 XWB ha sido un éxito. La industria aeronáutica mundial estuvo pendiente de los acontecimientos el pasado viernes y las previsiones se cumplieron de acuerdo con la programación. El seguimiento ha sido espectacular, pues varios miles de personas en directo -entre ellos los “spotters” Rubén Cabrera Jiménez y Tave Miyliu- y otras muchas más a través de la televisión y las redes sociales siguieron la evolución de la prueba, que tuvo una duración de unas cuatro horas.

El vuelo se inició en el aeropuerto de Toulouse y sobrevoló los Pirineos, entre otros espacios. Euforia cuando concluyó la prueba, de modo que el ministro francés de Innovación, Fleur Pellerin, declaró que “este es un gran día para Airbus, Francia y Europa”. Entre los ingenieros que iban a bordo hay un español: Fernando Alonso, que también estuvo relacionado con el programa de pruebas del gigantes Airbus A-380.

La nueva apuesta de Airbus Industrie levanta el vuelo por primera vez

Es un avión para largo recorrido, de 15.000 kilómetros sin escalas

Algunos datos son de impacto: las alas, cada una de 32 m, son la mayor pieza de fibra de carbono fabricada en el mundo hasta el momento y consume un 25 % menos de combustible que sus inmediatos competidores debido al menor peso y motores Rolls-Royce más eficientes. En el costo operativo se calcula que es un 8 % más económico. Por el momento y pese a las dificultades registradas, le gana en pedidos su contrincante Boeing B-787 “Dreamliner”, con 890 unidades.

El nuevo modelo de Airbus Industrie nace para competir con dos gigantes de Boeing: B-777 y B-787. Se trata de un avión para largo recorrido con un radio de acción de unos 15.000 kilómetros sin escalas y puede transportar entre 270 y 350 pasajeros, según la configuración. Está previsto que el primero de ellos entre en servicio comercial a mediados de 2014 y hasta el momento hay 613 pedidos para 33 compañías aéreas. Se fabricará en tres variantes: -800, -900 y -1000.

El avión realizó un vuelo rasante, para mayor expectación de los asistentes

Rodando por la pista de Toulouse tras su primer aterrizaje

Visto de morro en su envergadura y los dos potentes motores

El morro del nuevo Airbus A-350 no tiene nada que ver con sus predecesores

El nuevo avión quiere competir con los modelos B-777 y B-787 de Boeing

La meteorología en el sur de Francia acompañó. El día estuvo magnífico

La industria aeronáutica europea vive un nuevo hito con el avión A-350 XWB

Fotos: Rubén Cabrera Jiménez y Tave Miliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dice el presidente de la República de Francia, y no le falta razón, que “Airbus es un orgullo nacional y europeo”. La declaración viene a cuento con motivo de la reciente firma del macro contrato de 230 aviones de la familia Airbus A-320neo para la compañía indonesia Lion Air, del que ya nos hicimos eco en esta misma sección. Un contrato que, según se ha informado, permitirá crear cinco mil nuevos puestos de trabajo en Francia en la próxima década.

No le van mal las cosas al consorcio europeo EADS, en el que también participa España. Airbus ha recibido 9.400 pedidos de la familia A-320, de los que ya ha entregado 5.400 aviones a algo más de 380 compañías y operadoras de todo el mundo. Hace poco, Airbus anunció un contrato con las compañías Lufthansa y Turkish para 82 aviones A-320 y A-321 por importe de algo más de siete mil millones de euros.

La familia A-320 se ha convertido en un duro competidor del Boeing B-737

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El fabricante aeronáutico norteamericano Boeing tenía, hasta noviembre de 2012, 1.032 pedidos del avión Boeing B-737 valorados en 110.730 millones de dólares; 18 pedidos del avión Boeing B-767 valorados en 3.614 millones de dólares; 32 aviones Boeing B-777 valorados en 10.080 millones de dólares y dos aviones Boeing B-747 valorados en 704 millones de dólares, informa la citada compañía.

No todo son alegrías, pues se han registrado 60 cancelaciones del nuevo modelo Boeing B-787 “Dreamliner”; otras seis del Boeing B-777, 35 del Boeing B-737, cinco del Boeing B-747 y una del Boeing B-767, que suman todos ellos 22.221 millones de dólares menos.

El gigante Airbus A-380 tiene mayor demanda que el mítico Boeing B-747

Hasta el 30 de noviembre, Boeing había entregado 537 nuevas aeronaves, de ellas 376 aviones del Boeing B-737, 27 del Boeing B-747, 24 del Boeing B-767, 75 del Boeing B-777 y 35 del Boeing B-787, frente a las 516 del fabricante europeo Airbus, entre las que destacan 25 aviones del Airbus A-380, 90 aviones de la familia A330/340/A350 y 401 de la familia A-318/319/320/321.

Airbus firmó nuevos acuerdos por valor de más de 50.902 millones de euros y ha cerrado contratos para 35 aviones Airbus A-A319, valorados en 2.824,5 millones de euros; 400 aviones Airbus A-320 por valor de 38.680 millones de euros, 48 A-330-300 por valor 11.092 millones de euros, 83 aviones A-321 por 8.598,8 millones de euros, 10 A-330-200 por 2.086 millones de euros, cuatro A-380 por 1.559,6 millones de euros, cuatro A-350-900 por 1.110,8 millones de euros, tres A-350-1000 por 961,8 millones de euros y un A-318 por 67,7 millones de euros.

Las cancelaciones de Airbus afectaron a 10 A-330-300, ocho A-330-200F, siete A-350-1000, seis A-350-900, cuatro A-330-200, dos A-340-500, uno A-318, uno A-319, tres A-321 y a 19 A-320, todos ellos valorados en poco más de 24.000 millones de euros.

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Parece que los números de Boeing vuelven a la senda deseada, es decir, la de los números negros. Al cierre de septiembre, el poderoso fabricante norteamericano ha declarado unos beneficios de 2.922 millones de dólares, es decir, un incremento del 11 % con respecto al año anterior. Otros parámetros macroeconómicos también son positivos: un beneficio neto de mil millones de dólares en el tercer trimestre de 2012 y unos ingresos de 20.000 millones de dólares en números redondos.

¿Dónde está el quid de la cuestión? Fundamentalmente en la producción de los aviones Boeing B-747 serie -800 y Boeing B-787 “Dreamliner” en sus dos versiones. Han subido las entregas de aeronaves y, en consecuencia, los ingresos. La versión -900 del B-787 se encuentra en estos momentos a gran escala, lo cual hace prever que la facturación se incrementará considerablemente en el próximo ejercicio. La cartera de pedidos así lo augura: nada menos que 4.100 aviones en sus diferentes modelos, por una cifra astronómica: 307.000 millones de dólares.

El majestuoso Jumbo de la serie -800, una nueva dimensión

Foto: Boeing

Juan Carlos Díaz Lorenzo

United Airlines será la primera compañía aérea en EE.UU. que operará el novísimo Boeing B-787 “Dreamliner”. Se estrenará dentro de unos días, en el próximo mes de septiembre, después de que haya superado con éxito todas las pruebas previstas. United Airlines es, por tanto, su cliente de lanzamiento en su país de origen, pues el primer operador del nuevo avión es la compañía japonesa All Nippon Airways (ANA).

El contrato firmado entre United Airlines y Boeing es de 50 aviones en firme de este modelo, cuyo calendario de entregas se prolongará hasta 2019. Esta compañía norteamericana firmó otro contrato millonario con el citado fabricante consistente en 150 aviones Boeing B-737 de nueva generación, valorado, a precio de catálogo, en 15.000 millones de dólares.

United es la primera compañía de EE.UU. que recibe el nuevo B-787

Foto: Boeing