Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anda la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional tras la estela de Air Europa a cuenta de una presunta “macroestafa” en las subvenciones del descuento de residente canario en los vuelos entre Canarias y la Península. La subvención supone el 50% del precio del billete y sale de las arcas del Ministerio de Fomento. Así lo publica hoy el periódico digital nacional elconfidencial.com y la noticia, que no es nueva aunque ahora ofrece más detalles, ha corrido como la pólvora por el espacio cibernético. Según el citado medio, otras empresas del grupo (Travelplan, Viajes Ecuador y Halcón Viajes) también podrían estar involucradas y por ello estarían siendo investigadas. 

Supuestamente, según publica elconfidencial.com, Air Europa habría “inflado de forma sistemática el precio” de sus billetes para percibir más ayudas del Ministerio de Fomento e incrementar sus márgenes comerciales. Se habla de algo más de treinta millones de euros. En Air Europa han dicho que desconocen la investigación de la UDEF y que no hay fraude. “No hay nada de nada”, publica el digital en relación a la versión de la aerolínea. Hace un año la Audiencia Nacional archivó una denuncia por acusaciones similares. A ver qué sucede ahora. Al respecto recordamos la denuncia que en su día hizo Binter contra Islas Airways y que provocó una investigación del Ministerio de Fomento. 

AE estaría siendo investigada por la UDEF a cuenta del descuento de residente canario

Foto: Tave Myliu

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La prensa nacional y regional ha publicado la noticia de que el Ministerio de Fomento investiga a Air Europa por un supuesto fraude referido a las subvenciones al transporte para residentes en Canarias y Baleares en los vuelos a la Península. Parece ser que la investigación se remonta a los billetes emitidos desde 2009, es decir, unos seis millones a revisar uno por uno. La denuncia que ha dado pie a la investigación ha sido interpuesta por la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV). Desde Air Europa restan credibilidad y prefieren referirse a “un requerimiento de información”.

Se trata de un asunto delicado y tiene calado. Como han dicho desde Fomento, es un procedimiento “complejo y exhaustivo” que lleva mucho tiempo y trabajo para los funcionarios encargados de su verificación y para determinar si finalmente ha habido fraude. El presidente de CEAV, Rafael Gallego, dijo en mayo de 2013 al periódico La Provincia que el supuesto fraude puede superar los 80 millones de euros y que la práctica se remonta a 2007. La delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, ha confirmado que se trata de una “investigación abierta” que ha de seguir su curso y “tenga el éxito que se espera de ella”.

858967_295932647202389_340443367_o

La investigación abierta por Fomento a Air Europa se remonta a 2009

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La comisión técnica que investiga el accidente del avión militar A400M accidentado el pasado 9 de mayo en Sevilla, ha dictaminado en un informe preliminar que fallaron tres de los cuatro motores de la aeronave, pues quedaron bloqueados apenas despegar. Sólo el número 4 respondió a los requerimientos de los pilotos, pero era insuficiente para mantenerlo en vuelo, por lo que sobrevino el accidente. Así lo informó ayer el fabricante Airbus tras conocer las conclusiones de la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares, conocida por las siglas CITAAM.

El citado informe es consecuencia del estudio de las dos cajas negras del aparato siniestrado. Se ha dicho que se produjo “una congelación de la potencia” de los motores propulsores, es decir, que los motores 1, 2 y 3 no respondieron a los intentos de la tripulación de modificar su velocidad. No se han identificado otras anomalías durante el transcurso del proceso y aunque ahora se sabe qué provocó el accidente, el siguiente paso será averiguar por qué se produjo el bloqueo de potencia de los motores propulsores y para ello habrá que investigar con detenimiento dónde está el error.

Ha sido un serie revés para el avión militar europeo AM400

Airbus ha informado de que cuando el avión estaba en vuelo, tres motores no reaccionaron a la decisión de los pilotos “y tras varios intentos sin éxito de imprimir una velocidad intermedia, la tripulación decidió activar la posición de marcha lenta de vuelo (flight idle), orden a la que sí reaccionaron los cuatro motores; d) el fatal desenlace se desencadenó cuando de nuevo trataron de aumentar la velocidad, pero los tres motores que habían dado problemas anteriormente volvieron a bloquearse, por lo que la menor potencia con la que volaba el avión fue insuficiente para mantenerlo en el aire y se precipitó contra el suelo”. 

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Fiscalía de Düsseldorf ha confirmado hoy que el copiloto de Germanwings estaba de baja por enfermedad y ocultó su situación. En la búsqueda de pruebas, la policía alemana registró su casa y encontró la baja médica hecha pedazos. Acudió a cumplir con su trabajo en el avión Airbus A-320 (D-AIPX) y en el vuelo Barcelona-Düsseldorf llevó a la muerte a 149 personas. Los medios informativos se refieren a problemas de salud tras una ruptura sentimental, aunque se ha informado de que hace seis años había sufrido un episodio de “depresión severa”.

Sin embargo, desde el Hospital Clínico Universitario de Düsseldorf se indica que las informaciones de que había sido tratado de una depresión no se ajustan a la verdad, por lo que ha remitido la información de que dispone a la Fiscalía de la ciudad. Queda descartado que el móvil del crimen sea político, religioso o terrorista. La policía ha registrado también la casa de su familia, en medio de una general consternación. Mientras tanto, en el lugar donde ocurrió la tragedia, siguen los trabajos de rescate de cadáveres y materiales del avión destruido en unas condiciones excepcionales.

La tragedia se llevó la vida de 150 personas, incluido su protagonista

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de la República de Irán ha ordenado la suspensión de todos los vuelos programados con los aviones IrAn-140 (Antonov AN-140), tras el accidente registrado ayer por uno de ellos poco después del despegue del aeropuerto de Teherán. Según las fuentes, se habla de 38 muertos en el acto y diez heridos de diversa consideración, dos de los cuales fallecieron poco después cuando estaban en un centro hospitalario. Todos los pasajeros son de nacionalidad iraní.

El presidente Hassan Rohani ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas y ha ordenado una investigación, informa la agencia IRNA. Según se ha informado, el suceso se produjo cuando la aeronave de la compañía Sepahan Air se precipitó contra el suelo tras una parada de motor cuando se encontraba en fase de ascenso. En su caída chocó contra unos cables y una torre eléctrica y al impactar se produjeron dos o tres explosiones seguidas de incendio.

Sepahan-Air-Tabas-Iran-AP_NACIMA20140810_0002_6

En el plazo de los últimos 25 años, Irán ha sufrido dos centenares de accidentes de aviación, con un balance de algo más de dos mil muertos. En su mayoría han sido atribuidos a la antigüedad de los aviones y las deficiencias de mantenimiento. El país sufre sanciones internacionales sobre intercambios comerciales tras la crisis de los rehenes de la embajada de EE.UU. en Teherán, en la que 52 ciudadanos estadounidenses estuvieron cautivos durante 444 días.

El avión IrAn-140 es la versión iraní del modelo ucranio Antonov AN-140, ensamblado en el país. Se trata de un avión regional biturbohélice con capacidad para 52 pasajeros. Ha tenido mala suerte. En 2002 uno de ellos se estrelló cerca de la ciudad de Isfahan y fallecieron 46 ocupantes, en su mayoría técnicos ucranios y rusos, cuando asistían a la presentación del primer vuelo iraní. En febrero de 2009 se produjo otro accidente de un avión del mismo modelo con un balance de cinco muertos.

Foto: Vahid Salemi /AP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El consejero delegado de Swiftair, Salvador Moreno González-Aller, hizo público este fin de semana un comunicado en el que expresa sus condolencias por el accidente sufrido por el avión MD-83 ocurrido en la madrugada del pasado 24 de julio, cuando operaba para Air Algérie en una línea entre las capitales de Burkina Faso y Argelia. El trágico saldo es de 116 fallecidos, entre ellos los seis tripulantes españoles.   

El comunicado, que nos hace llegar el delegado de Swiftair en Canarias, Sebastián Gutiérrez, dice lo siguiente: 

En nombre de todo el personal de la compañía Swiftair y en el mío propio quiero manifestar nuestro dolor y consternación por el accidente ocurrido en el vuelo DAh5017. Expresamos nuestra solidaridad a todos los familiares y allegados de los pasajeros y tripulantes que se han visto involucrados en el mismo.

En este momento, nuestra prioridad absoluta es la atención a las familias de todos los afectados; estamos a disposición de todos ellos para prestarles toda la ayuda que necesiten en estos duros momentos.

Hasta el momento, debido al corto espacio de tiempo transcurrido desde el accidente, no ha sido posible determinar las causas del mismo. Swiftair prestará toda la ayuda y colaboración para conocer las causas a las autoridades encargadas de la investigación. 

Se ha informado de que personal técnico de Swiftair, Ministerio de Fomento y la Policía Científica han viajado al lugar donde ocurrió el accidente para colaborar con las autoridades francesas y de Malí en la investigación del suceso y en la clasificación de los restos, que serán enviados a París.  Han sido recuperadas las dos cajas negras, que aportarán información imprescindible para esclarecer las causas del accidente de la aeronave. 

La aerolínea española Swiftair vive horas amargas

Foto: Getty images