Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia ha desmentido hoy que vaya a volar de nuevo la línea Madrid-La Habana. Dice que no es rentable y matiza que “se encuentra actualmente muy lejos de alcanzar el mínimo de rentabilidad que la compañía necesita para operarla”. Nos gustaría saber cuáles son esos parámetros. Cuando la compañía la abandonó en 2013, pese a las peticiones recibidas en sentido contrario desde diversos sectores, el relevo lo tomó Air Europa. Sería bueno conocer la opinión de esta compañía sobre los resultados de la mencionada línea.

La línea Madrid-Cuba fue durante muchos años una de las emblemáticas de Iberia. La entonces compañía de bandera voló con aviones de hélice –Douglas DC-4 y Lockheed Super Constellation– y después con aviones reactores: Douglas DC-8, Douglas DC-10, Boeing B-747 y Airbus A-340. Iberia en Cuba era algo más que una compañía aérea. Pero los cambios habidos en la compañía acabaron con esta línea y con otras, aduciendo falta de rentabilidad. Criterios que, en lo que conocemos, no siempre son verdad. 

Antes del DC-8, el cuatrimotor Super Constellation fue la estrella de la línea de Cuba

Foto: Ralf Manteufel

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde Cuba nos llega la noticia de que la Asociación de Empresarios Españoles en aquel país ha pedido la intervención del Gobierno español para que Iberia mantenga los vuelos entre Madrid y La Habana. Y para ello han dirigido sendas cartas a la ministra de Fomento, Ana Pastor y al presidente de Iberia, Antonio Vázquez, en las que dicen sentir una “profunda preocupación” ante el anuncio de supresión de dicha línea.

El presidente de la citada asociación, Víctor Moro, dijo que España es el tercer socio comercial de Cuba y el primero de la Unión Europea. En Cuba operan 360 empresas españolas y a pesar de la crisis, las ventas aumentaron un 9,5 % en 2011 y en sentido contrario, de Cuba a España, un 27 %. Razones por las cuales la supresión del vuelo Madrid-La Habana habrá de repercutir negativamente en los sectores implicados.

El argumento de Iberia para suprimir la línea con Cuba parece poco consistente

Dice Víctor Moro que la decisión de Iberia “es muy difícil de entender” y confía en que la intervención de las autoridades españolas haga desistir a la compañía. “Cuba constituye una plaza comercial de creciente interés para el empresariado español y las expectativas de futuro que asoman en el país hacen pensar que lo será todavía más” y agrega que “Cuba se encuentra inmersa en un proceso de reforma empresarial que genera una expectativas de futuro importantes. Iberia opera en La Habana desde hace más de 50 años y no tiene justificación abandonar ahora los vuelos”.

La asociación empresarial estima que la oferta de Air Europa no es suficiente y que ello obligará a viajar a La Habana desde París o Londres, con lo cual se alarga el tiempo y se encarecen los billetes. El argumento de que los vuelos no son rentables no parece convencer a los empresarios españoles: “los vuelos van llenos, sin duda aflora un problema de gestión empresarial”, dijo Víctor Moro, en unas declaraciones que recoge la Agencia Efe.

Foto: Rubén Cabrera Jiménez