Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía holandesa Martinair ha cerrado hoy su etapa de vuelos comerciales, después de 53 años de existencia. Y lo ha hecho con el último viaje de un avión Boeing B-767 -31A/ER (PH-MCL), que realizó varias pasadas rasantes a 300 pies en los aeropuertos de Leystad y Eindhoven, para después aterrizar en el aeropuerto de Amsterdam-Schipol.

Martinair (Martinair Netherland N.V.), fundada en mayo de 1958 como compañía charter, mantiene una notable presencia en España. Desde 1991 se dedica también al transporte de carga, sector en el que seguirá operando con exclusividad a partir de ahora.

En 1966 la compañía se denominaba Martinair Holland y parte de su capital social fue adquirido por KLM. En 1967 comenzó a volar a EE.UU. y en 1971 recibió su primer avión a reacción. También tuvo su aventura latinoamericana con la adquisición de la compañía colombiana Tampa Cargo, hasta su venta en 2008 a AVIANCA. El tráfico de pasajeros que había generado Martinair pasa a engrosar la actividad de su principal accionista, la compañía KLM.

El avión de Martinair fue pintado para la ocasión con muestras de gratitud

Foto: Geroen Schoneville (airliners.net)

Anuncios