Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el aeropuerto de Málaga hizo escala este avión McDonnell Douglas MD-83 de la compañía Danish Air Transport (DAT), en escala técnica con medicamentos y equipos sanitarios con destino a Sierra Leona. Allí lo captó Salvador de la Rubia, pintado con esta librea tan llamativa, que no sólo no pasa desapercibido sino que, al mismo tiempo, lo identifique rápidamente con su aerolínea operadora. En el pasado, este avión voló durante casi diez años para la desaparecida compañía Spanair (EC-GVI). Nunca valoraremos lo suficiente lo que esta aerolínea supuso para el transporte aéreo nacional y cómo otras, desde entonces, han encarecido el precio de los billetes.  

Número de serie 49.936 LN 1778, este avión realizó su primer vuelo el 6 de octubre de 1990. Propiedad entonces de GPA, se estrenó el 19 de noviembre con la compañía británica Airtous (G-HCRP). En marzo de 1995 pasó a Sunways (TC-INB). En diciembre de 1997 comenzó una nueva etapa con AOM French Airlines (EI-CPA). El 10 de junio de 1998 inició su etapa en Spanair, que se prolongaría hasta marzo de 2008. Después de 18 meses inoperativo, en octubre de 2009 volvió a volar para Jetran Air (N936MD y YR-HBZ) y desde enero de 2010 está al servicio de Danish Air Transport (OY-RUE).

El avión MD-83 OY-RUE de DAT, ex Spanair EC-GVI, en Málaga

Foto: Salvador de la Rubia

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El consejero delegado de Swiftair, Salvador Moreno González-Aller, hizo público este fin de semana un comunicado en el que expresa sus condolencias por el accidente sufrido por el avión MD-83 ocurrido en la madrugada del pasado 24 de julio, cuando operaba para Air Algérie en una línea entre las capitales de Burkina Faso y Argelia. El trágico saldo es de 116 fallecidos, entre ellos los seis tripulantes españoles.   

El comunicado, que nos hace llegar el delegado de Swiftair en Canarias, Sebastián Gutiérrez, dice lo siguiente: 

En nombre de todo el personal de la compañía Swiftair y en el mío propio quiero manifestar nuestro dolor y consternación por el accidente ocurrido en el vuelo DAh5017. Expresamos nuestra solidaridad a todos los familiares y allegados de los pasajeros y tripulantes que se han visto involucrados en el mismo.

En este momento, nuestra prioridad absoluta es la atención a las familias de todos los afectados; estamos a disposición de todos ellos para prestarles toda la ayuda que necesiten en estos duros momentos.

Hasta el momento, debido al corto espacio de tiempo transcurrido desde el accidente, no ha sido posible determinar las causas del mismo. Swiftair prestará toda la ayuda y colaboración para conocer las causas a las autoridades encargadas de la investigación. 

Se ha informado de que personal técnico de Swiftair, Ministerio de Fomento y la Policía Científica han viajado al lugar donde ocurrió el accidente para colaborar con las autoridades francesas y de Malí en la investigación del suceso y en la clasificación de los restos, que serán enviados a París.  Han sido recuperadas las dos cajas negras, que aportarán información imprescindible para esclarecer las causas del accidente de la aeronave. 

La aerolínea española Swiftair vive horas amargas

Foto: Getty images

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión McDonnell Douglas MD-83 de la compañía Dana Air se estrelló hoy en un barrio residencial de la ciudad de Lagos, en Nigeria, cuando realizaba la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto Murtala Mohammed.  Las autoridades del país africano han confirmado que las 159 personas que viajaban a bordo, entre ellos seis tripulantes, han fallecido.

Hay varios edificios en llamas, por lo que se teme que haya más víctimas entre los residentes del barrio de Iju, situado a las afueras de la ciudad. El avión procedía del aeropuerto de Abuya, después de una hora de vuelo. En el momento del accidente, las condiciones meteorológicas eran óptimas.

Por lo que informan los medios nigerianos y europeos, se trata del segundo accidente de un avión nigeriano en menos de 24 horas. Ayer se estrelló un avión carguero de la compañía Allied Air tras salirse de la pista de vuelo cuando se disponía a aterrizar en Accra y embistió a un autobús, causando diez muertos.

El avión siniestrado, matrícula 5N-RAM, estaba al servicio de la compañía nigeriana Dana Air desde el 30 de enero de 2009, después de cinco meses aparcado. Entró en servicio el 13 de enero de 1990 con la compañía Alaska Airlines (N944AS). Número de serie 53.019 LN 1783, estaba propulsado por dos motores PW JT8D-219.

El impacto ha sido brutal y todos los ocupantes han muerto

Foto: AFP