Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Ministerio de Fomento sigue dispuesto a poner orden en el sector aéreo. La última actuación lleva fecha de 30 de junio y en ella Aviación Civil ha publicado una resolución mediante la cual los billetes de intercambio, patrocinio o donaciones, habitualmente conocidos como “free”, no tienen derecho a recibir subvención. En la nueva norma queda clara la clasificación de los acuerdos comerciales susceptibles de emisión de billetes bonificados, tanto para residentes como familia numerosa y otros casos excepcionales.

Según publica preferente.com, Aviación Civil ha echado mano de un informe de la Abogacía del Estado, elaborado en 2007, en el que se dice que “la bonificación satisfecha por el Estado se corresponde con el coste que el pasajero soporta efectivamente por la adquisición del billete, sin que pueda aplicarse para retribuir promociones comerciales que, mediante rebaja en el precio, realicen las compañías de transporte”.

Los billetes “free”, en sus variantes, es una práctica habitual en las aerolíneas

El informe no se niega a la existencia de billetes aéreos bonificados, al margen de quien los pague, si es el propio pasajero o un tercero, pero en el caso concreto de los contratos de intercambio, patrocinio o donaciones, se pone de manifiesto que no existe una obligación de pago por un tercero. De ahí que Aviación Civil haya determinado que los billetes en tales supuestos no cumplen los requisitos para disfrutar de la bonificación prevista por ley.

“No debe olvidarse además que las partes pactan el intercambio de ciertos servicios que recibe la compañía aérea a cambio de que ésta emita billetes aéreos, presunto pago por un tercero, pero que dicho pago no es dinerario sino en especie por lo que esta Administración no conoce la cuantía real de la tarifa, ya que, no hay constancia alguna del valor real del servicio prestado como pago de los billetes”, destaca el informe.

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Sigue coleando el asunto de las “prácticas indebidas” referidas a la aplicación de la bonificación al transporte de los residentes en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, según publica la prensa nacional y regional referida a un despacho de la Agencia Efe. De modo que el Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Aviación Civil, ha enviado escritos a 16 compañías aéreas para que aporten documentación en la que acrediten cómo ha sido la aplicación de la bonificación del 50 % sobre la tarifa aérea para los residentes en dichos territorios, entre mayo de 2009 y abril de 2013.

El asunto tiene su miga y tiene su origen en la denuncia que Binter Canarias presentó en su día contra Islas Airways, que cesó en sus operaciones hace varios meses. Se pide la copia de todos los acuerdos, contratos o convenios que hayan justificado la emisión de los billetes bonificados, así como el listado de los cupones de vuelo y de cargo correspondientes a dichos billetes. Y no se descarta el envío de actuaciones al Ministerio Fiscal, si hubiera indicios de fraude.

La denuncia partió de Binter y figura entre las llamadas a aportar documentación

Por lo que se ha dicho, entre tales prácticas “se encuentra que los precios de las tarifas aplicadas por las compañías en ciertas liquidaciones podrían ser superiores a los precios de venta abonados por los pasajeros o que podrían existir acuerdos o convenios de colaboración por los cuales se estarían emitiendo billetes aéreos subvencionados a precios que no corresponden total o parcialmente con pagos en conceptos subvencionables”.

Las compañías llamadas a aportar documentación y justificantes son Air Berlin, Air Europa, Binter Canarias, Clickair, Easyjet, Helitt Líneas Aéreas, Iberia Express, Iberia, Iberworld Airlines, Inaer Helicópteros, Islas Airways, Quantum, Ryanair, Spanair, Volotea y Vueling. Algunas de ellas, como conocen nuestros lectores, han dejado de existir y de volar, otras se han fusionado y entre las citadas figuran compañías extranjeras que cubren tramos nacionales. A ver en qué queda este asunto.

Foto: Tave Myliu