Juan Carlos Díaz Lorenzo

La comisión técnica que investiga el accidente del avión militar A400M accidentado el pasado 9 de mayo en Sevilla, ha dictaminado en un informe preliminar que fallaron tres de los cuatro motores de la aeronave, pues quedaron bloqueados apenas despegar. Sólo el número 4 respondió a los requerimientos de los pilotos, pero era insuficiente para mantenerlo en vuelo, por lo que sobrevino el accidente. Así lo informó ayer el fabricante Airbus tras conocer las conclusiones de la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares, conocida por las siglas CITAAM.

El citado informe es consecuencia del estudio de las dos cajas negras del aparato siniestrado. Se ha dicho que se produjo “una congelación de la potencia” de los motores propulsores, es decir, que los motores 1, 2 y 3 no respondieron a los intentos de la tripulación de modificar su velocidad. No se han identificado otras anomalías durante el transcurso del proceso y aunque ahora se sabe qué provocó el accidente, el siguiente paso será averiguar por qué se produjo el bloqueo de potencia de los motores propulsores y para ello habrá que investigar con detenimiento dónde está el error.

Ha sido un serie revés para el avión militar europeo AM400

Airbus ha informado de que cuando el avión estaba en vuelo, tres motores no reaccionaron a la decisión de los pilotos “y tras varios intentos sin éxito de imprimir una velocidad intermedia, la tripulación decidió activar la posición de marcha lenta de vuelo (flight idle), orden a la que sí reaccionaron los cuatro motores; d) el fatal desenlace se desencadenó cuando de nuevo trataron de aumentar la velocidad, pero los tres motores que habían dado problemas anteriormente volvieron a bloquearse, por lo que la menor potencia con la que volaba el avión fue insuficiente para mantenerlo en el aire y se precipitó contra el suelo”. 

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finnair ha seleccionado a la empresa IAE International Aero Engines AG para que suministre los motores de sus cinco nuevos aviones de largo recorrido Airbus A-321, que se incorporarán a la flota a partir de septiembre de 2013, informa la compañía. Es una demostración más de la apuesta que la aerolínea nacional finlandesa hace por la industria de motorización aeronáutica europea.

Los motores IAE V2533-A5 ofrecen “una ventaja significativa con respecto a la eficiencia en el consumo de combustible frente a la competencia, lo que supone un ahorro de 300 toneladas al año por cada avión, según datos de pruebas del proveedor de aviones Airbus. Los motores también tienen un buen funcionamiento dentro de los límites sonoros establecidos por la OACI y la UE”, agrega la nota.

En la modernización de su flota, Finnair apuesta por Airbus

En junio de 2010, Finnair anunció un pedido de cinco aviones Airbus A-321 para sustituir los cuatro Boeing B-757 que todavía forman parte de su flota. Los nuevos A-321 serán menos ruidosos y un 5% más eficientes en el consumo de combustible. “Este cambio también permite una mayor flexibilidad e interoperabilidad entre los vuelos regulares y chárter europeos, lo que incrementa el índice de utilización de las aeronaves y reduce aún más las emisiones por pasajero”.

El veterano Boeing B-757 ha tenido un papel muy destacado en Finnair

“Los motores IAE de estos aviones nos permiten mejorar la experiencia del pasajero a bordo y al mismo tiempo ahorrar en costes de combustible y reducir considerablemente nuestra huella ecológica”, señala el jefe de operaciones Ville Iho. “Juegan un papel esencial en el mantenimiento de nuestra competitividad en el difícil mercado del tráfico aéreo europeo de fuselaje estrecho, tanto en vuelos regulares como chárter.”

“Una flota moderna es una inversión en el futuro de Finnair”, añade Kati Ihamäki, vicepresidente de Desarrollo Sostenible.“Sobre todo en la era del comercio de emisiones, las decisiones de aprovisionamiento como esta tienen un efecto apreciable en nuestro balance final, por no mencionar a los pasajeros con sentido común y bien informados que buscan opciones más ecológicas a la hora de volar”.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El temporal de frío y nieve que azota a Europa y la Península Ibérica en estos días nos deja estampas impresionantes y algunas como ésta, del “spotter” tinerfeño afincado en Barcelona, Rubén Cabrera. Está el hombre muy contento con la imagen obtenida, pues es su primera publicación en la página planepictures.net.

La foto está tomada el 3 de febrero en el aeropuerto de Schiphol (Holanda) y corresponde a un avión Boeing B-747 serie -406 de KLM (PH-BFY). Número de serie 30.455 LN 1.302, realizó su primer vuelo el 30 de marzo de 2002 y desde el 14 de abril del citado año vuela para la citada compañía holandesa y ostenta el nombre de “City of Johannesburg”. Está propulsado por cuatro motores GE CF6-80C2B1F.

El gigantesco avión parece un árbol de Navidad, cubierto de nieve

Foto: Rubén Cabrera (planepictures.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siempre hemos tenido un especial interés por el avión Boeing B-757, en el que tuvimos oportunidad de volar en numerosas ocasiones durante nuestra pertenencia al Grupo Iberia. Y nuestro buen amigo Óscar Martínez, en su buen quehacer como “spotter” en el aeropuerto de Barcelona, nos obsequia con esta imagen de un avión B-757 de la compañía chárter rusa I-Fly Airlines, pintado con llamativa librea.

Pues he aquí que revisando su historial apreciamos que, en origen, fue de la compañía Iberia (EC-GZZ), bautizado con el nombre de “Perú” y tenemos certeza plena de haber volado en él en varias ocasiones. Número de serie 26248 LN 863, realizó su primer vuelo el 14 de abril de 1999. Está propulsado por dos motores Rolls-Royce RB211-535 E4.

En septiembre de 2004 el citado avión pasó a operar en leasing con la compañía brasileña Varig (PP-VTR) y en julio de 2006 fue devuelto a su propietario. En diciembre de 2006 reanudó sus operaciones al servicio de Kras Air (EI-DUC), en la que cesó el 1 de noviembre de 2008 y desde octubre de 2009 vuela con la misma matrícula para su actual operadora, la citada I-Fly.

Boeing B-757 de I-Fly EI-DUC, ex Iberia EC-GZZ "Perú"

Foto: Óscar Martínez (aviationcorner.net)