Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como ya hemos publicado en esta misma sección, y ahora volvemos a hacerlo a raíz de lo que publica el digital especializado preferente.com, será legal, pero tiene un tufo de indecencia. Si hace unos días nos referíamos a que Aeronova, la “nueva” Air Europa Express, ha cobrado 60 euros a aquellos TCP´s (tripulantes de cabina de pasajeros) que quieran hacer la entrevista para conseguir un puesto de trabajo en la nueva compañía de Globalia, ahora tenemos que incluir a Swiftair por el mismo motivo: 60 euros por entrevista de trabajo para los aspirantes a 30 plazas de copilotos.

Este es un tema que está causando un gran malestar en el sector. ¿Será legal? Es posible, aunque parece que no está regulado, pero, ¿es decente?. Esa es otra cuestión. La empresa seleccionadora S&T Aviation, que ha contratado Swiftair recuerda a los aspirantes que “para tener opción a la realización de las pruebas de selección es necesario abonar con antelación las tasas de examen. El importe asciende a 60 euros”. El plazo para el abono expira mañana, 15 de enero y quien no los haya pagado no podrá presentarse a la entrevista en cuestión. Es la última moda. 

Se ha puesto de moda cobrar por una entrevista de trabajo

Foto: Tave Myliu

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Será legítimo, pero tiene un tufo de indecencia. El olor del dinero es goloso y si es a costa de expectativas de un trabajo, más. Leemos en el digital especializado preferente.com que Aeronova, la futura Air Europa Express, cobra 60 euros a aquellos TCP´s (tripulantes de cabina de pasajeros) que quieran hacer la entrevista para conseguir un puesto de trabajo en la nueva compañía de Globalia. Así lo señala la aerolínea en un correo que está remitiendo a los candidatos preseleccionados.

Los aspirantes están convocados el próximo 12 de enero en Valencia a una prueba test de conocimientos aeronáuticos, psicológicos e inglés, a la que deben acudir con el DNI o pasaporte, una copia del correo de selección y el justificante de haber ingresado la tasa fijada. La no presentación de este comprobante impedirá la admisión a las pruebas. El asunto está en manos de abogados, después de que tal exigencia haya causado estupefacción en el citado colectivo profesional. 

Los aviones Embraer de Air Europa pasarán a Aeronova

Foto: Peter Bakema

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia, la compañía aérea española controlada por intereses británicos, sigue haciendo números y dice que quiere reducir su plantilla en otras 1.581 personas entre pilotos, TCP’s y personal de tierra. Sólo que esta vez, en primera instancia, quiere plantearlo como un ERE voluntario, antes de que venga impuesto. Para ello primero habrá que saber quiénes se quieren ir por su propia voluntad, antes de que los echen.

La posibilidad del ERE voluntario en la aerolínea ya quedó plasmada en el acuerdo firmado el pasado mes de abril. Ahora lo que se plantea es la posibilidad de acogerse a prejubilaciones, recolocaciones diferidas y bajas incentivadas. Y mientras Iberia quiere reduce su personal, Iberia Express mantiene su posición y otra compañía del grupo IAG, llamada Vueling, está en expansión.

Iberia quiere reducir su personal en algo más de 1.500 personas

Foto: Curimedia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El expediente de regulación de empleo de Binter Canarias de 2011, recientemente anulado por el Juzgado de lo Social número 6 de Las Palmas de Gran Canaria, deja en mal lugar a sus promotores, pues la sentencia –a la que hemos tenido acceso– recoge explícitamente que la nulidad declarada se sustenta en “defectos de forma”, ya que no incluye el listado de trabajadores afectados, los criterios para su selección, el periodo previsto para los ceses y tampoco declara la aplicación de las medidas comprometidas en el plan de acompañamiento social.

La sentencia, contra la que cabe recurso y así lo ha anunciado la empresa, deja claro que “es imprescindible que se exprese, con claridad y precisión, cuando menos, las pautas a seguir para elegir al personal afectado y ello se convierte en un requisito mínimo a cumplir”. Incide, además, en que “en el supuesto analizado consta acreditado que tras la aprobación parcial del expediente se generó una patente situación de incertidumbre e indefensión entre los trabajadores, incertidumbre que propició que algunos de ellos se integraran en el tercer operador del Grupo Binter ante el temor real de verse afectados por el ERE y privados de sus puestos de trabajo”. El tercer operador se llama Canair.

La sentencia deja claro que a los promotores del ERE de Binter 2011 “se les fue el baifo”

Binter presentó el 11 de octubre de 2011 un ERE solicitando la extinción de 65 contratos alegando supuestas causas económicas. El 27 de diciembre siguiente, la Dirección General de Trabajo dictó una resolución por la que autorizaba a la empresa a extinguir los contratos de siete pilotos y once TCP’s. En la sentencia se deja claro que los trabajadores afectados tienen el derecho a reincorporarse a sus puestos de trabajo en Binter Canarias y condena a la empresa a abonarles los salarios dejados de percibir durante todo este tiempo.

En su día, el sindicato SEPLA dijo que el ERE era un paso más hacia la progresiva descapitalización de Binter Canarias tanto en flota como en personal. “Un posterior expediente de regulación de empleo y la política de la compañía de empujar a sus empleados a abandonarla para trabajar en Canair y Naysa (las otras dos aerolíneas que conforman el Grupo Binter) ha dejado a la empresa matriz, Binter Canarias, operando con un solo avión y cinco pilotos”. Estas dos últimas compañías aéreas, que operan con la marca comercial y la imagen de Binter Canarias, han ido creciendo en personal y flota de forma paralela al vaciamiento de producción de la matriz.

Foto: Daniel Santos

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finnair, que es uno de los iconos del orgullo nacional de Finlandia, ha informado de que no tiene muy claro que pueda pagar los salarios de una parte de su personal correspondiente al mes de mayo. El periódico “Helsingin Sanomat”, uno de los de mayor tirada e influencia del país, informa de que una empresa subcontratada para tal cometido tiene complicado cumplir con su obligación y de que la reunión con los sindicatos “ha sido desastrosa”, pues la situación acarrea problemas de hace mucho tiempo.

El problema, por lo visto, afecta a dos o tres centenares de trabajadores, a los que no se les podrá pagar sus salarios en el tiempo y la forma convenidos por algunos problemas informáticos y la coincidencia con el inicio del periodo de vacaciones. El actual sistema, pese a su innovación, ha registrado algunas deficiencias que los directivos y responsables de Finnair tratan de resolver a toda costa, pues al abono puntual de los salarios es un “asunto sagrado”. Tomen nota.

Avión Airbus A-320 de Finnair en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Estamos muy pendientes de las noticias relacionadas con el plan de ajuste propuesto por el mediador Gregorio Tudela, en el conflicto de Iberia. Por lo que leemos en la prensa económica especializada, IAG dio ayer su visto bueno y parece que hoy existe una mayoría sindical a favor, lo cual puede dar un giro positivo en cuestión de horas. De ser así, serían 3.141 los trabajadores afectados, es decir, 666 menos que la previsión última de 3.807 despidos.

Aunque los sindicatos inicialmente han dicho sí, han pedido tiempo para que se pronuncien los órganos de decisión y si todo va bien el próximo miércoles puede haber acuerdo definitivo y paz en la soliviantada plantilla de Iberia, que ha respondido con contundencia al plan empresarial. Se prevén 2.256 bajas en personal de tierra, 627 TCP’s y 258 pilotos, en su mayoría por la vía de prejubilaciones y otros acuerdos. Mantenimiento y handling se mantienen dentro de la estructura de Iberia.

Por lo que ha trascendido, el ajuste en la plantilla se producirá entre 2013 y 2015. Pilotos y TCP’s tendrán un recorte salarial del 14 % y el personal de tierra del 7 %. Cualquier cuestión salarial queda congelada hasta 2015. Iberia retirará el ERE presentado el 12 de febrero y renuncia a descolgarse del convenio suscrito el pasado primero de marzo.  Los sindicatos harán lo propio: desconvocar las huelgas anunciadas a partir del 18 de marzo, lo cual traería tranquilidad a los desplazamientos de la Semana Santa en ciernes. Y queda claro que hay que trabajar más, rendir más y procurar ser más competitivos y eficaces.

Si el miércoles próximo hay acuerdo, estaremos en puertas de la paz laboral

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La buena noticia hoy nos la da Iberia, al saber que los sindicatos y la dirección de la empresa han alcanzado un principio de acuerdo en el que se impone la negociación y se disuelve la amenaza de la huelga. No habrá, por tanto, paros a partir del 7 de enero, como se había mantenido hasta ahora, después de que las fuerzas sindicales aceptaran retirar la convocatoria de diciembre, para evitar males mayores a los sufridos pasajeros, que son al final quienes siempre pagan las consecuencias.

No hay mención al recorte de 4.500 empleos como inicialmente había planteado Iberia y sí la aplicación de un ERE como fórmula que permita solventar lo que se ha dado en denominar “posible excedente laboral” del personal y cuyo horizonte de aplicación se amplía de 2015 a 2017, lo que se entiende como “una fecha más realista” para que Iberia consiga los beneficios que la devuelvan a la senda de los números negros.

El preacuerdo alcanzado hoy permite ver mejor el futuro inmediato de Iberia

Los mensajes del Gobierno, muy claros y directos todos ellos, parece que han encontrado el eco necesario en la dirección de Iberia. El criterio prioritario será la aplicación de los mecanismos de jubilaciones anticipadas, al que se podrá acoger dos tercios de la plantilla excedentaria. También se contemplan bajas incentivadas y reubicación geográfica. Nada que ver, dicen los sindicatos, con la posición que traía la dirección de Iberia, radicalmente distinta a la última reunión.

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El periódico tinerfeño “Diario de Avisos” publica en su edición digital de hoy la noticia de que la compañía Islas Airways está enviando cartas a su personal de tierra informándoles de reducciones salariales y de la jornada laboral, que puede afectar a la mitad de la plantilla. Parece ser que los próximos serán los pilotos y los TCP’s. Ello contrasta con una reciente campaña de publicidad, caso de una valla colocada en el acceso al aeropuerto de Los Rodeos, en la que se informa del incremento en el número de pasajeros y en la que la compañía les da las gracias por su confianza.

También informa “Diario de Avisos” que se han eliminado las dietas y aunque se ha conseguido resolver el impago de nóminas, al parecer todavía este pendiente el abono a algunos trabajadores de la mensualidad de abril. A estos problemas, según el decano de la prensa de Canarias, se suma la investigación puesta en marcha desde el Gobierno central por presunto fraude de las subvenciones a los residentes canarios, tras una denuncia presentada por Binter Canarias. Desde la compañía lo han desmentido y bueno será que este asunto se aclare definitivamente, pues está haciendo un daño considerable a su credibilidad e imagen.

Islas tiene una flota de seis aviones ATR-72, tres de ellos nuevos

En los últimos meses han abandonado Islas Airways destacados directivos, entre ellos Abelardo Martínez Ripoll, que desempeñó el cargo de delegado del consejo (actualmente está al frente de Canair, la tercera operadora de Binter) y el comandante Mario Goldberg, director de Operaciones. Este piloto, nacido en Venezuela, llegó a Canarias con el encargo del empresario canario-venezolano Francisco González Yanes (entonces propietario de Santa Bárbara Airlines) de preparar la puesta en marcha de la nueva aerolínea regional, que unos años después compraría Miguel Concepción. Goldberg ha sido una pieza clave en el programa de renovación de flota y en los momentos difíciles por los que ha atravesado Islas Airways.

Foto: Miguel Ángel Águeda (aviationcorner.net)