Juan Carlos Díaz Lorenzo

ICAO, Organización de Aviación Civil Internacional, ha tomado una decisión importante en lo que se refiere a los dispositivos electrónicos que utilizan batería, caso de ordenadores portátiles, tabletas o teléfonos móviles. No podrán ser facturados, sino que tendrán que ir de mano en cabina. La norma entra en vigor a partir del próximo 1 de abril y como mínimo se mantendrá hasta 2018.

La decisión tiene su origen al comprobar que los sistemas anti-incendios automáticos de los aviones no son capaces de extinguir un fuego provocado por la explosión de baterías. ICAO considera que un incendio en cabina puede ser controlado más rápido por las personas que viajan a bordo. La medida tiene su origen tras un accidente ocurrido en 2010 a bordo de un avión Boeing B-747 de UPS, que se estrelló en Dubai.

Los dispositivos móviles que utilicen batería tendrán que ir en cabina

Foto: cedida