Juan Carlos Díaz Lorenzo

Binter trata de acallar las voces discrepantes que existen contra la compañía en La Palma y ha programado un incremento de vuelos en las conexiones que enlazan con aquella isla desde Tenerife y Gran Canaria. Los días en los que se han reforzado son 22, 23, 25 y 26 de diciembre. En total, poco unas dos mil plazas en dos anuncios, que aliviarán la demanda de los días de las fiestas de Navidad.

A comienzos de diciembre, el presidente de la delegación de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación en La Palma, Mauro Hernández Felipe, calificó de “insostenible” el aislamiento al que Binter somete a la isla, tanto por la supresión de vuelos como por la carestía de los billetes, lo cual “está perjudicando gravemente a la economía palmera, donde las empresas, azotadas por la crisis, además de estos inconvenientes, mantienen un pulso diario para garantizar la supervivencia de los negocios y los puestos de trabajo que de ellos dependen”.

Binter trata de acallar las quejas existentes en La Palma contra la compañía

El Gobierno de Canarias “no puede permitir las penalizaciones que en materia de conectividad está sufriendo La Palma por el simple hecho de ser una isla no capitalina, donde no sólo se suprimen frecuencias, sino que incrementa el precio de los desplazamientos”, dijo Mauro Hernández Felipe, de ahí su llamada a “la unidad de acción de las instituciones y agentes empresariales y sociales para reivindicar y exigir sin fisuras el reconocimiento del transporte como un servicio público, porque necesitamos conexiones de primera y no de tercera o cuarta generación”.

La supresión de conexiones ha provocado una disminución drástica en el número de pasajeros que transitan por el aeropuerto de La Palma del 8,35% con respecto a la media de enero a octubre de los cinco últimos años. De modo que, como ha señalado Mauro Hernández Felipe, “2012 es el peor año del último lustro. Hemos perdido más de 73.000 pasajeros y las últimas medidas de las compañías aéreas están agravando aún más la situación”.

En el entendimiento de que las compañías toman sus decisiones amparadas en criterios de rentabilidad, la decisión de Binter Canarias de suprimir de lunes a jueves el último vuelo diario que a las 21 horas que conectaba La Palma con Tenerife Norte supone “un paso atrás a la hora de garantizar la conectividad de La Palma con el exterior y la aleja de la senda del crecimiento y la competitividad empresarial. Llueve sobre mojado y los palmeros no podemos permitir que se lesionen aún más si cabe nuestros intereses socioeconómicos”.

La gran alternativa al abuso de las tarifas y la escasez de plazas es el transporte marítimo. No puede competir en tiempo, obviamente, pero sí en precios y en calidad de servicio a bordo. Fred. Olsen Express y Naviera Armas ofrecen, además, servicio de guagua desde Santa Cruz de Tenerife a Los Cristianos.

Foto: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Algunas decisiones de Binter Canarias ponen en entredicho su aparente equilibrio. El establecimiento de nuevas líneas internacionales con Lisboa y Cabo Verde -atendidas mediante un acuerdo con Air Nostrum- tienen como única base operativa el aeropuerto de Gran Canaria y la programación ignora a Tenerife, provocando ello, a los pasajeros afectados, un sobrecoste y una pérdida de tiempo, como ha denunciado hoy el vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso.

Lo curioso del caso es que, según los datos que maneja la primera corporación insular tinerfeña, es ligeramente superior el número de pasajeros que viajan desde Tenerife a Lisboa que los que lo hacen desde Gran Canaria. Razones que llevan a Carlos Alonso a considerar la decisión de Binter como un “maltrato y una discriminación” a Tenerife, que tampoco aparece en la campaña publicitaria que hace la compañía de las nuevas líneas.

La imagen no es real, pero ha sido divulgada por la propia Binter

Pese a que desde el Cabildo de Tenerife se ha contactado con la dirección de Binter –ejercida por un tinerfeño, Rodolfo Núñez, vicepresidente ejecutivo de la compañía- y no accede a modificar su programación, por el daño que entienden hace a Tenerife, en el pleno previsto para el próximo mes de septiembre se presentará una moción en la que se insistirá para que Tenerife figure en la expansión internacional de Binter.

El vicepresidente del Cabildo tinerfeño, que es un experto en asuntos europeos, llama la atención sobre la posibilidad de que si Tenerife queda excluida de la Red Transeuropea de Transporte, casos como el de Binter serán habituales. “Si la Unión Europea no nos incluye, a todos los tinerfeños nos costará más caro viajar y no lo podremos hacer directamente a nuestros destinos, de ahí la importancia de apoyar a la plataforma #TFseMueve, ya que tenemos que hacer llegar nuestra reivindicación a Bruselas”, señala en un comunicado hecho público hoy.

Infografía: Binter Canarias