Monarch suprimirá mil empleos

15 septiembre 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Monarch Airlines negocia con sindicatos y trabajadores un recorte de su plantilla, que afectará a un millar de personas. Para los que mantengan su puesto de trabajo, además de recortes salariales y en las aportaciones a sus pensiones, se les exigirá un aumento de la productividad en torno a un 25 %, informa “The Times”. La aerolínea británica arrastra pérdidas y los propietarios se niegan a inyectar más dinero sin antes meter tijera. 

Monarch Travel Group también ha decidido abandonar el tráfico chárter para convertirse en una aerolínea “low cost”. A partir de abril de 2015 se centrará exclusivamente en los vuelos regulares, que en la actualidad representan el 85 % de su programación, aunque ofrecerá asientos a los touroperadores habituales, La compañía suprimirá algunos destinos de larga distancia y la flota de aviones se reducirá de 42 a 30 unidades.

Monarch Airlines recortará su plantilla en mil personas y quiere ser una “low cost”

Foto: Martin J. Galloway

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las pérdidas de Iberia se concentran en las líneas nacionales y europeas, de modo que aquellas que no sean rentables dejarán de ser atendidas en breve. Hace tiempo que Iberia actúa en el largo radio, caso del mercado latinoamericano, que es donde la compañía tiene una presencia considerable, a pesar de la competencia de otras aerolíneas de cierto nivel.

La compañía ha adelantado que suprimirá trece líneas que arrojan en su conjunto unas pérdidas de 100 millones de euros y que son aquellas en las que Ryanair le está haciendo daño. Desde hace dos años, el gigante del “low cost” se ha convertido en la principal compañía del mercado español, a pesar de los pesares.

El largo recorrido es el fuerte de Iberia y aún así recorta aviones

El recorte anunciado de prescindir de 4.500 empleados pone a Iberia a la cabeza del mayor despido colectivo conocido en España. A las puertas de la calle se encuentran 537 pilotos (más de un tercio de la plantilla actual), 932 TCP’s (conocidos popularmente como azafatas/os) y más de tres mil empleados de personal de tierra y servicios centrales, es decir, una quinta parte del total.

Por lo que se ha publicado, la compañía prescindirá de 25 aviones, de ellos 20 de corto y medio radio de la familia Airbus A.320 y cinco de largo recorrido de la familia Airbus A-340. Llamativo recorte este último sobre todo, cuando la otra empresa fusionada en un invento llamado IAG, es decir British Airways, está incrementado su presencia en el mercado latinoamericano.

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia pierde 1,7 millones de euros diarios. Para frenar esta sangría económica, el grupo IAG, resultado de lo que parece nefasta fusión de la compañía española y la británica British Airways, que se traduce en menos personal (un 25 % de la plantilla, es decir, 4.500 trabajadores), menos vuelos (recorte del 15 % en el número de vuelos en la programación de 2013) y menos aviones (25 aeronaves). Y una advertencia a los sindicatos: si hasta el 31 de enero no hay acuerdo, habrá más recortes.

Aplicando semejante guadaña, IAG pretende llegar a  2015 con una mejora de los resultados de la compañía española de 600 millones de euros, frente a las fuertes pérdidas de este ejercicio, cifradas en 263 millones de euros. British Airways, por el contrario, presenta un beneficio operativo de 286 millones de euros. IAG sufrió unas pérdidas de 39 millones de euros hasta septiembre, frente a las ganancias de 365 millones de hace un año.

En los próximos meses, Iberia Express tendrá mayor protagonismo

Foto: Tave Myliu