Juan Carlos Díaz Lorenzo

La reestructuración de Iberia está teniendo un efecto positivo en las cuentas del grupo británico IAG, al que pertenece como resultado de la fusión con British Airways. Tal es así, según dice el consejero delegado Willie Walsh, que la otrora compañía de bandera española tendrá nuevos aviones: ocho Airbus A-330 serie -200 y ocho Airbus A-350 serie -900, orientados a reforzar las líneas trasatlánticas, que es donde ahora mismo está el mejor mercado.

Por lo que ha informado IAG, en el primer semestre ha tenido un beneficio neto de 96 millones de euros, frente a los 503 millones de euros de pérdidas de igual periodo del año pasado. La cifra de negocio ha mejorado un 6,7 %, con unos ingresos de 9.289 millones de euros y un beneficio en las operaciones de 230 millones de euros. Sólo British Airways suma 332 millones de beneficios en seis meses; Iberia, 16 millones y Vueling, 30 millones.

Iberia será la primera compañía española que opere el nuevo avión Airbus A-350

Foto: Airbus Industrie

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los intentos que en el pasado, octubre de 2013 sin ir más lejos, se hicieron para tratar de mantener en vuelo a Alitalia se han demostrado insuficientes. Y eso que entonces se aprobó una ampliación de capital por importe de 300 millones de euros para tratar de salvarla de la quiebra. Pero no ha sido suficiente hasta que se ha concretado el acuerdo con Etihad Airways, al que nos referíamos en nuestra anterior información. Claro que, ahora, viene la segunda parte de la historia.

Por lo que se ha informado y según los términos del acuerdo con la compañía de Emiratos Árabes Unidos, que ha comprado el 49 % de las acciones, las entidades bancarias estarían dispuestas a eliminar una parte de la deuda y convertir la parte restante, en torno a un tercio, en accionariado de la nueva empresa creada para tal fin. El dinero que viene del Golfo Pérsico supone la “última oportunidad” para evitar la quiebra, pues uno de los accionistas fuertes, Air France-KLM, ha dicho hasta aquí hemos llegado.

La llegada de los árabes anuncia cambios drásticos. Habrá dolor en Alitalia

Foto: Kentaro Lemoto