Juan Carlos Díaz Lorenzo

Del mismo modo que criticamos con contundencia, en esta misma sección, las tarifas de CanaryFly, y dijimos que nos parecen un abuso, hemos de hacer una necesaria aclaración. Algunos usuarios habituales de la aerolínea nos han llamado al respecto y no nos duelen prendas. Las tarifas que publicamos corresponden a no residentes y aún así nos siguen pareciendo muy caras por cuanto impiden que turistas, por ejemplo, puedan viajar entre islas a precios razonables.

Para residentes (bonificación del 50%) y si lo hiciéramos, por ejemplo, el próximo viernes 19 de diciembre en la línea Tenerife Norte-La Palma, la tarifa más barata disponible en estos momentos es de 25,50 € y la más cara 36,50 €. Para el regreso el día 21 de diciembre, la franja tarifaria disponible incluso es más amplia, pues oscilan entre 20,50 € y 33,50 €. Quizás sería recomendable un cambio de ubicación del acceso a “No residentes” y ”Residentes” que encontramos en la página web de la aerolínea.

Las tarifas de CanaryFly para pasajeros residentes se mueven dentro de lo razonable

Anuncios