Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cada día, y así desde hace casi 23 años, una flota de aviones ATR-72 y un grupo de profesionales cualificados hacen posible las comunicaciones aéreas interinsulares. Lo que empezó siendo Binter Canarias como filial del Grupo Iberia se ha convertido en los últimos diez años –que se cumplirán cuando llegue julio próximo- en una empresa privada que adquirió la compañía en 50 millones de euros y con un fondo de mercado dominante de algo más de dos millones de pasajeros anuales.

El avión ATR-72 se ha revelado como el instrumento más fiable para este tipo de operaciones de corto y medio radio. La marca Binter –ya sea Binter original, en vías de extinción; NAYSA y más recientemente Canair- cubre todo el archipiélago canario y realiza, asimismo, vuelos internacionales a Funchal (Madeira), El Aaiún y Marrakech (Marruecos).

ATR-72 -500 EC-KRY "Azeró", operado por NAYSA para Binter Canarias

La serie -500 (-212A) ha tomado el relevo de la precedente serie -202, que tantos y tan buenos resultados ha dado en su operación en Canarias. Islas Airways tiene tres unidades de este modelo. El avión ATR número 1.000 está en fase de montaje y la serie -600, con algunas innovaciones importantes, ya está disponible.

En la foto del “spotter” Román A. Pérez vemos el avión ATR-72 matrícula EC-KRY en corta final a punto de tomar tierra en el aeropuerto Tenerife Norte. Número de serie 795, el 3 de junio de 2008 realizó su primer vuelo con la matrícula de prueba F-WWEV. Está propulsado por dos motores Pratt & Whitney PW 127F y desde el 3 de julio del citado año vuela en la programación de Binter Canarias operado por NAYSA. Ostenta el nombre de “Azeró”, en honor al cantón prehispánico de su mismo nombre que ocupaba la Caldera de Taburiente, en el que gobernaba el mítico aborigen Tanausú.

Foto: Román A. Pérez (aviationcorner.net)