Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un avión Tupolev Tu-204 de la compañía rusa Red Wings Airlines se salió esta mañana de la pista de aterrizaje del aeropuerto Vnukovo, en Moscú, lo que provocó la rotura del aparato y su posterior incendio, con un saldo de al menos dos personas fallecidas y otros tres heridos en estado crítico, leemos en la prensa digital internacional.

Existe confusión todavía respecto al número de ocupantes del avión siniestrado, pues mientras la Fiscalía de Transporte de Rusia habla de que a bordo iban también pasajeros, el canal estatal Vesti se refiere a 12 trabajadores. El accidente se produjo a las 12,35 h gmt después de un aterrizaje duro, en un segundo intento, en un vuelo procedente de Pardubice (República Checa).

El avión siniestrado cayó sobre una carretera y se partió en tres trozos

El avión accidentado es un bimotor Tupolev Tu-204 de Red Wings Airlines

Por lo que se ha publicado, al parecer se trataba de un vuelo de prueba, por lo que a bordo viajaba personal técnico. El avión se salió de la pista y cayó sobre una carretera, en la que se rompió en tres pedazos y se declaró un incendio. El presidente de Rusia ha ordenado una investigación de las causas del accidente, que ha provocado el desvío de los vuelos a otros aeropuertos del área moscovita.

Es de suponer que en las próximas horas se conozcan más detalles de este accidente, que ha tenido como triste protagonista al avión Tu-204 matrícula RA-64047. Red Wings Airlines es una compañía charter de fuerte implantación en el último año. Es propiedad del magnate Alexander Lebedev y el mejor cliente del modelo bimotor Tu-204.

Fotos: twitter