Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la temporada de invierno 2015/2016, Finnair ofrecerá vuelos regulares a Lanzarote, Fuerteventura, Madeira, Ho Chi Minh (Vietnam) y Eilat (Israel), informa la aerolínea finlandesa. La nueva programación mantiene destinos vacacionales tradicionales del turista finlandés, que hasta ahora operaban fletados a demanda de los touroperadores. Se mantienen, además, los vuelos con destino a Gran Canaria, Tenerife Sur y Tenerife Norte.

Los vuelos a Lanzarote están programados, con carácter semanal, del 31 de octubre de 2015 al 26 de marzo de 2016. A Fuerteventura volará, también una vez por semana, del 25 de octubre de 2015 al 20 de marzo de 2016. A Madeira lo hará todo el año a partir del 27 de abril de 2015. A Ciudad Ho Chi Minh, del 10 de diciembre de 2015 hasta el 24 de marzo de 2016 y a Eilat, del 28 de octubre de 2015 hasta el 23 de marzo de 2016.

Finnair volará a Canarias y Madeira con aviones Airbus A-321

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De las cinco compañías aéreas que hasta el momento han llegado a un acuerdo con el gobierno de Venezuela y con las que éste haya cumplido, sólo dos han cobrado. Las tres restantes, no. Según datos de la IATA, se ha autorizado el pago de 424 millones de dólares y la deuda global asciende a 4.100 millones de dólares. Aunque las compañías aéreas no pueden evitar que la deuda aumente sin dejar de volar al país, han recortado su oferta de manera considerable, lo que dificulta seriamente la conectividad internacional de Venezuela.

En unas declaraciones a la Agencia Efe del vicepresidente para América de la IATA, Peter Cerda, ampliamente difundidas en la prensa europea y americana, deja clara la actitud del Gobierno de Venezuela: “Lo que más preocupa es el hecho de que aunque se llegue a un acuerdo, no hay garantías de que se reciban las cantidades que se han acordado. En lo seis meses transcurridos el gobierno ha dicho en varias ocasiones que iba a pagar y todavía están esperando”.

Peter Cerda, vicepresidente regional de IATA, advierte de la situación en Venezuela

“Al principio, el gobierno aprobaba las transferencias con una buena frecuencia. En el último año y medio la situación ha empeorado porque el gobierno paró de autorizar las transferencias y por tanto de pagar a las aerolíneas lo que se les debe (…). En la mayoría de los casos no se llegan a acuerdos porque el gobierno hace ofertas que no se pueden aceptar. El gobierno no deposita sobre la mesa las cantidades que se deben. Dicen que quieren llegar a un mutuo acuerdo pero no hacen nada para alcanzarlo. No se puede transportar pasajeros sin ser pagados”.

“Si la situación sigue empeorando, las líneas aéreas tendrán que tomar medidas drásticas y esas medidas seguramente serán las cancelaciones de más vuelos. Es una decisión complicada para las líneas aéreas, porque tienen un contacto estrecho con Venezuela y operan desde hace muchos años. Operar sin recibir las cantidades que se le deben, no será algo permanente. Cualquiera que hace negocios quiere ser compensado por esos servicios. Desafortunadamente las líneas aéreas no están recibiendo el dinero (…) y ese dinero no es del Gobierno, es de las líneas aéreas que han prestado su servicio

“La situación en Venezuela es insólita y desafortunadamente el país está desconectando de la economía global y corre el riesgo de quedarse aislado si el gobierno no devuelve el dinero a las aerolíneas (…) Las aerolíneas no quieren parar de volar, el mercado venezolano es muy importante. Reducir capacidad o decidir salir de un país es una decisión muy complicada, por eso se sientan a negociar”, señaló el dirigente de IATA. La organización de la que forma parte ha enviado cuatro cartas al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, que no han tenido respuesta.

Foto: Natalia Strucchi (mercadoeventos.com.br)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siguiendo las recomendaciones de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), Iberia y Vueling se han sumado a las compañías aéreas que han suspendido temporalmente sus vuelos a Israel, tras el disparo de un cohete desde la Franja de Gaza y su impacto en las proximidades del aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv. Otras aerolíneas que operan en Israel han seguido la misma recomendación, a la espera de que se clarifique la situación y se garantice la seguridad. El reciente derribo del avión de Malaysia pesa mucho en el ambiente.  

La medida no ha gustado en Israel, por lo que afecta a sus intereses. El Gobierno sostiene que el aeropuerto es seguro para aeronaves y pasajeros. “No hay necesidad de que las aerolíneas suspendan los vuelos y recompensen así a los terroristas”, ha declarado el ministro de Transportes, Yisrael Katz. Lo cierto es que las recomendaciones de la FAA y la EASA han sido seguidas por varias grandes compañías (Delta, American, United, Lufthansa, Air France, KLM, Alitalia, Norwegian, Iberia, Vueling), mientras que British Airways y El-Al mantienen sus programaciones sin cambios.

La suspensión de vuelos a Israel es cautelar, hasta que se clarifique la situación

Foto: Óscar Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La crisis del transporte aéreo internacional a Venezuela se agudiza. El reiterado incumplimiento del pago de la deuda por parte del Gobierno bolivariano está en el meollo de la cuestión. La Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV) ha informado que la compañía alemana Lufthansa y Aerolíneas Argentinas reducirán su oferta a partir de agosto, lo mismo que la española Air Europa, que lo hará en un 57 %, al pasar de 1.105 a 663 asientos semanales.

Lufthansa pasará de cinco a tres vuelos semanales, es decir, el 40 % de la oferta de asientos. Aerolíneas Argentinas también reduce asientos, de 1.420 a 1.190, aunque aumenta una frecuencia semanal debido a que cambia de modelo de avión. Hasta ahora volaba con Airbus A-340 y a partir del 8 de agosto lo hará con Boeing B-737. Otras compañías habituales en Venezuela, como American y Delta, también han recortado su oferta.

Alemania ganó el Mundial de Fútbol y recorta plazas con Venezuela

Foto: Lukas P (planespotters.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El drástico recorte en la oferta de vuelos de la compañía American Airlines entre EE.UU. y Venezuela parece el anticipo del abandono definitivo del mercado venezolano, sostienen fuentes del sector. La elevada deuda que el Gobierno bolivariano mantiene con la aerolínea norteamericana, estimado entre 750 y 800 millones de dólares y el escaso interés de las autoridades venezolanas por zanjar la cuestión, hacen prever tal desenlace. Por lo que se ha informado, el acuerdo alcanzado con algunas compañías consiste en el pago semestral durante varios años.

El Ministerio de Transporte Acuático y Aéreo no da muestras de querer pagar y pretende quitas variables que suponen millones de dólares a su favor y en contra de lo facturado por las aerolíneas. Entre tanto, algunos dirigentes destacados, como el propio presidente de la República, se permiten el lujo de amenazar a las compañías con la frase de que “quien se va, no vuelve” y no cobrarán lo que se les debe. Pero el engorde de la deuda y la inviabilidad de su cobro no dejan otra salida. Puede que asistamos, en corto plazo de tiempo, a la prohibición de EE.UU. para que las compañías venezolanas vuelen a su territorio.

American tiene la preferencia del público de Venezuela en sus viajes a EE.UU.

Foto: Mario Roberto Durán Ortiz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Iberia figura entre las 16 compañías aéreas que no han suscrito los acuerdos de pago de la deuda pendiente pretendidos por las autoridades aeronáuticas venezolanas, informa la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV). Además de la aerolínea española figuran también Air Canadá, Air France, Alitalia, American Airlines, Avianca, Caribbean Airlines, Copa Airlines, Delta, Federal Express, LACSA, LAN Airlines, Lufthansa, TAC, TAP Portugal y United.

Otras nueve compañías, del total de 25 que operan en el país, parece que sí lo han hecho. Según datos de ALAV, sólo el monto acumulado correspondiente al año 2012 asciende a 111 millones de dólares. Avianca y LACSA consiguieron cobrar doce millones de dólares correspondientes a las ventas de diciembre del citado año. El pago se ha hecho a una tasa de cambio de 6,30 bolívares por dólar y el total de deuda pendiente de liquidación asciende a 3.400 millones de dólares.

Iberia es una de las principales compañías europeas que vuelan a Venezuela

Foto: Iberia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía alemana Lufthansa ha informado que a partir del próximo primero de agosto reducirá el número de frecuencias en la línea Frankfurt-Caracas, con lo pasará de cinco a tres vuelos semanales. Se trata de la segunda reducción en la programación en lo que va de año, pues en enero recortó de siete a cinco vuelos. Lufthansa es una de las compañías afectadas por el impago continuado de la deuda que mantiene el Gobierno de Venezuela, que asciende a algo más de 4.200 millones de dólares.

Sin embargo, como ya hemos apuntado en ocasiones anteriores, parece que algo se mueve en el entorno oficial a favor de liquidar los pagos pendientes, tras un primer acuerdo, aunque a cuentagotas y después de dejar engordar brutalmente la factura pendiente. Avianca cobró diciembre de 2012 al cambio de 6,30 bolívares. Las aerolíneas Tame, Tiara Air y Aruba Airlines también cobrarán sus cantidades, no así Aeroméxico, pues el Gobierno no acepta las tarifas presentadas por ésta. IATA toma cartas en el asunto y pide claridad en el proceso.

Por segunda vez en este año, Lufthansa reduce vuelos en la línea Frankfurt-Caracas

Foto: Lukas P (planespotters.net)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de la República de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo la semana pasada que algunas aerolíneas de Europa han reprogramado sus vuelos hasta que pase el Mundial de Fútbol. En su habitual lenguaje, manifestó que “como parte de la guerra económica que hay contra Venezuela (…) algunas líneas aéreas han estado anunciando algunas cosas, algunos de los anuncios son manipulados, algunas líneas aéreas de Europa han hecho una reprogramación de sus vuelos mientras pasa el Mundial de fútbol y están reorientando vuelos hacia Brasil”.

La ocasión le resultó propicia para repetir la advertencia que hiciera en el pasado mes de marzo. “El que se vaya en medio de esta guerra económica no volverá más. Se quedará por allá, donde le toque, no vuelve más a Venezuela porque Venezuela se respeta y el que le quiere hacer daño a Venezuela la tiene que pagar”. A continuación, Maduro invitó a la inversión privada a invertir y trabajar de “manera leal” por el país: “Insto a todas las líneas aéreas nacionales, internacionales, al trabajo, a resolver los problemas que normalmente surgen y a que sigamos fortaleciendo toda la red de aeropuertos, de vuelos nacionales y de vuelos internacionales”.

Sólo a Iberia se le debe más de 200 millones de dólares y la cuenta sigue subiendo

Foto: Rubén Cabrera Jiménez

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo volvemos a poner el acento en el asunto sangrante de las tarifas de la marca comercial Binter. Una compañía que aísla cada día a los canarios, estando lejos de lo que debiera ser el motivo principal de su existencia. Y es que hay tramos, por ejemplo Tenerife Norte-Lanzarote, en los que el precio es tan caro como hacerlo a Madrid, con la salvedad de que aquí lo hacemos en un avioncito de 72 plazas, con sus asientos desgastados y bien amortizados hace tiempo y a la capital de España volamos en aviones Boeing B-737, Airbus A-320 o Airbus A-330. Y el factor tiempo: 45 minutos frente a dos horas y 30 minutos. 

Para muestra un botón. Hemos ido a la página web de Binter y hemos elegido el trayecto Tenerife Norte-Lanzarote-Tenerife Norte. Ida el domingo 18 de mayo y regreso el domingo 25 de mayo. Tarifa turista, 53 euros por trayecto. Ya suman 106 euros ida y vuelta. A esto hay que sumarle 5,18 euros de tasas y tres euros de cargo de emisión. Total, 114,18 euros. Pero si elegimos la Tarifa Más, el precio final del billete sube a 137,18 euros, de los que 132 euros corresponden a la tarifa. Y eso que tiene el descuento del 50 % de residente canario.

Las tarifas de Binter rayan el escándalo. Y lo triste es que lo permiten

Foto: Alberto Pérez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía Finnair ha programado vuelos regulares entre los aeropuertos de Helsinki-Vantaa, Tenerife Sur y Las Palmas de Gran Canaria a partir de septiembre próximo, informa la compañía. Hasta ahora, en la temporada de invierno, la aerolínea nacional finlandesa mantiene una intensa programación de vuelos chárter, aportando el grueso del turismo del país que visita el archipiélago, que esta temporada ronda los 300.000 pasajeros. Se calcula que un diez por ciento de la población de Finlandia viaja a España todos los años. 

Finnair volará dos frecuencias semanales a partir de la tercera semana de septiembre y cinco en octubre y lo hará con aviones Airbus A-320 y A-321. La compañía finlandesa trata de contrarrestar la competencia de Norwegian, que se está llevando parte importante del pastel, pues en invierno sólo es posible volar con Finnair a Helsinki desde Madrid, Barcelona y Málaga. Falta saber si los precios serán competitivos, pues hasta ahora existe una notable diferencia en las tarifas.

Airbus A-321 de Finnair estacionado en el aeropuerto Helsinki-Vantaa

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo