Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía Pullmantur Air ha movilizado a sus aviones disponibles para repatriar a España a los 1.600 pasajeros que se encontraban a bordo del buque de cruceros de turismo “Zenith” y que la pasada madrugada se incendió en la sala de máquinas cuando se encontraba a unas 15 millas del puerto de Venecia. Aunque el fuego ha sido controlado, el buque se ha visto obligado a su inmediata inmovilización. 

Por lo que informa Pullmantur Cruises –una compañía del grupo Royal Caribbean–, pasajeros y tripulantes se encuentran bien y se ocupa del regreso de los primeros a España, a los que les devolverá el dinero de sus pasajes. El fuego se originó en la madrugada en el cuadro eléctrico y el capitán ordenó utilizar los chalecos salvavidas, destacan los medios internacionales. El buque se encuentra fondeado a la espera de acontecimientos.

Pullmantur Air moviliza sus aviones B-747 para el operativo de repatración

Foto: Tave Myliu